Moncloa no ve delito en el acto de Leitza al primer requeté muerto tras el golpe de 1936

Responde a EH Bildu que no asistió ningún guardia civil a este homenaje

01.02.2020 | 06:16
Asistentes al acto de Leitza por el requeté muerto.

pamplona - El Gobierno de España no ve delito en el acto de exaltación fascista que anualmente se celebra en Leitza, por lo que no llevará a cabo ninguna actuación al respecto, según responde a una pregunta interpuesta por el diputado de EH Bildu Jon Iñarritu.

En su contestación, el Ejecutivo de Pedro Sánchez afirma que en el acto de exaltación franquista que un grupo de requetés llevó a cabo en Leitza el pasado 25 de agosto "no se constató la existencia de hechos de carácter delictivo, desarrollándose la concentración según lo participado a la Delegación del Gobierno por el organizador".

Un grupo de carlistas liderado por el concejal de Navarra Suma en Lei-tza Silvestre Zubitur llevó a cabo en el puerto de Urto, en la muga con Gipuzkoa, un homenaje al primer requeté muerto tras el alzamiento de 1936. Posteriormente, los asistentes al acto realizaron una comida en Leitza, a la que acudieron los parlamentarios de Navarra Suma Iñaki Iriarte y Patxi Pérez.

Estos hechos desembocaron en una denuncia de Iñaki Iriarte contra el diputado del PSN y secretario de Coordinación Territorial del PSOE, Santos Cerdán, que le llamó "fascista" por acudir a esta comida. El juez desestimó la demanda presentada por Iriarte.

Además, en la respuesta del Gobierno al diputado de la coalición soberanista, se señala también que "no se tiene constancia de la participación en el acto referido de ningún componente de la Guardia Civil". En su escrito Iñarritu denunciaba en sus preguntas la presencia de un agente del cuerpo armado en el homenaje y preguntaba sobre si se iban a tomar medidas en contra del mismo. Asimismo, el diputado de EH Bildu preguntaba al Gobierno español por las medidas que se iban a adoptar para que actos similares no vuelvan a repetirse. La respuesta del Ejecutivo socialista afirma que "las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado protegen el libre ejercicio de los derechos y libertades de acuerdo con el ordenamiento jurídico y el principio de legalidad".