Sánchez cita a Casado para constatar su disposición a llegar a pactos

Es la primera reunión del presidente y el líder de la oposición desde la investidura - La cita tendrá lugar el lunes con Catalunya como uno de los temas centrales

14.02.2020 | 02:14
Sánchez recibe a Casado en la Moncloa en mayo del pasado año.

pamplona – El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, se reunirá el próximo lunes 17 en la Moncloa con el líder del PP, Pablo Casado, a quien ha convocado dos meses después de su último encuentro el pasado mes de diciembre en el Congreso. Según informaron fuentes populares, la reunión, que se celebrará a las 12 del mediodía, se enmarca dentro del "respeto institucional" y Casado acudirá a la misma, después de que desde Moncloa se pusieron ayer en contacto con el PP, como siempre ha hecho cuando ha sido convocado a este tipo de encuentros.

Casado llevará a la cita la cuestión catalana tras haber cargado contra la mesa de negociación entre el Ejecutivo de Sánchez y el Govern que se pondrá en marcha este mes. Cabe recordar que el presidente del PP llegó a amenazar al socialista con llevarlo a los tribunales si no enviaba a Quim Torra el requerimiento para que abandonara la Generalitat tras ser inhabilitado por desobediencia. A su vez, según fuentes populares, Casado le expresará su "preocupación" por la actual situación de "frenazo económico y deterioro del empleo".

Prácticamente desde que se abrieron de nuevo las urnas Casado ha censurado a Sánchez en todos los debates públicos por no llamarle, mientras que el presidente no ha dejado de reclamarle "oposición de Estado" y acuerdos para asuntos centrales como las pensiones, financiación autonómica o la renovación de órganos constitucionales como el Consejo General del Poder Judicial (GGPJ).

Está pendiente la renovación de varias instituciones, como el Consejo General del Poder Judicial, que el PP se niega a negociar mientras no se cambie el modelo de elección de los jueces, o el defensor del pueblo. El órgano de Gobierno de los jueces trabaja con el mandato concluido desde diciembre de 2018. Su presidente, Carlos Lesmes, que fue elegido cuando el PP tenía mayoría absoluta y ahora reclama insistentemente su renovación, estuvo precisamente ayer en La Moncloa con Sánchez, un día antes de que se cerrara la cita con Casado. Los conservadores dominan con claridad este órgano clave, que designa a los jueces en los puestos más importantes del país, porque su composición obedece a un Congreso con mayoría absoluta del PP.

El problema para la renovación es que el PP tendría que aceptar que la realidad del nuevo Congreso es muy diferente incluso al de hace un año, cuando aún no se había desplomado este partido en las urnas. Los populares insisten en que no tienen intención de pactar con el PSOE, pero en el mundo judicial se da por hecho que en algún momento tendrá que haber algún tipo de acuerdo porque este órgano no puede estar indefinidamente sin renovar. El récord son dos años.

Desde el Gobierno destacan que el diálogo con la oposición "es muy importante", tal como consideran que quedó de manifiesto el miércoles en el Congreso, cuando Sánchez tendió la mano a Casado en la sesión de control. En su intervención, en respuesta a una pregunta de Casado, el jefe del Ejecutivo consideró que podrían llegar a acuerdos en cuestiones como el Pacto de Toledo, la renovación del Consejo General del Poder Judicial (CPGJ) o la financiación autonómica, entre otros asuntos de Estado. Casado, por su parte, ha planteado en varias ocasiones a Sánchez, en los encuentros que han tenido, hasta once pactos de Estado sobre diversos asuntos.

Fuentes de Moncloa han explicado que lo que se busca es "engrasar" la relación institucional "necesaria" con la oposición y al mismo tiempo pedir a Casado que haga "oposición de Estado" y se avenga a hablar con el Ejecutivo de los grandes pactos a los que hay que llegar. Lo importante en cualquier caso, añaden desde el Ejecutivo, es que se celebre la reunión en sí, que el presidente del Gobierno y el líder de la oposición se vean, trabajen e incluso "sumen".

Por su parte, Casado acudirá a Moncloa con la intención de que el Gobierno vuelva a posiciones de "moderación y centralidad" de las que cree que se ha alejado tras su pacto "con Podemos, Esquerra Republicana de Cataluña (ERC) y Bildu", según fuentes populares. Así, mostrará a Sánchez su preocupación por "la degradación institucional" en este mes del Gobierno de coalición, y también tiene previsto abordar la cuestión de Cataluña, sobre la que le trasladará "la preocupación de los españoles por la actual situación de frenazo económico y deterioro del empleo que se vive en España".

Sánchez y Casado se reunieron el pasado 16 de diciembre en el Congreso, dentro de la ronda de contactos de Sánchez para buscar apoyos para su investidura. Fue el primer encuentro desde las elecciones del 10 de noviembre, ya que el presidente en funciones no se había reunido con el líder del PP desde el mes de octubre en la Moncloa, en aquella ocasión para abordar la situación en Cataluña tras los disturbios por la sentencia del procés.

los temas

CGPJ. Uno de los temas que serán tratados es el hecho de que están pendiente la renovación de varias instituciones, como el Consejo General del Poder Judicial, que el PP se niega a negociar mientras no se cambie el modelo de elección de los jueces, o el defensor del pueblo.

Economía. Casado también planteará la situación económica, porque el PP considera que hay "un frenazo económico y un deterioro del empleo que se ha visto reflejado en los últimos datos de paro" y que el PP atribuye al cambio de política económica producida, por exigencia de Podemos.