Sánchez y Casado se reúnen con Catalunya y el CGPJ como claves

El presidente y el líder del PP dialogan hoy tras su último desencuentro el pasado diciembre

17.02.2020 | 00:47
El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez (i), y el líder del PP, Pablo Casado (d), durante la reunión que mantuvieron en diciembre.

Madrid – El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, y el líder de la oposición, Pablo Casado, mantienen hoy su primera reunión de este año con muchas cuestiones sobre la mesa, como el conflicto catalán, la renovación del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ) y la economía, entre otras.

La última vez que se reunieron, el pasado 16 de diciembre, Sánchez aún no era presidente y convocó a Casado en el Congreso para intentar conseguir su apoyo para lograr la investidura. El resultado fue la imagen de un desencuentro que duró algo más de media hora y del que salieron más distanciados que nunca.

En esta ocasión Sánchez hace una "invitación al diálogo, al encuentro y a construir juntos" sin pensar en el corto plazo sino en los retos que le esperan a la legislatura que acaba de empezar, según fuentes del Gobierno.

Moncloa insiste en que la cita responde a la "mano tendida" que Sánchez mostró el miércoles a Casado en la primera sesión de control al Gobierno en el Congreso y que reiteró este sábado en su intervención ante el Comité Federal del PSOE, porque "no sobra nadie, tampoco la oposición".

En el "cara a cara" del Congreso, el presidente del Gobierno pidió al líder de la oposición que no sea el "eco de la ultraderecha" y apueste por hacer una oposición útil y constructiva.

Sánchez no acude al encuentro con una cartera de temas cerrada, aunque sí espera hablar de cuestiones sobre las que ya pidió el miércoles a Casado un diálogo: el Pacto de Toledo, la financiación autonómica o la renovación de los órganos constitucionales.

Y busca, aseguran en la Moncloa, que el principal partido de la oposición se preste a hablar con el Ejecutivo de las "transformaciones de fondo" que se tienen que abordar. "Diálogo social y territorial", resumió el sábado el propio Sánchez.

Pablo Casado, por su parte, ha reiterado en numerosas ocasiones que esperaba la llamada de Sánchez para abordar estas y otras cuestiones importantes para el país, pero ni tras las elecciones del 10 de noviembre ni después de la investidura se produjo esta comunicación.

Mientras tanto, las diferencias entre ambos se han ido agrandando y es difícil encontrar un punto en común para abordar la renovación pendiente del CGPJ y otros órganos constitucionales como el Defensor del Pueblo, o ante la inminente constitución de la mesa de diálogo.

De hecho, Casado trasladará a Sánchez su preocupación por "la degradación institucional" del Gobierno de coalición y abordará la cuestión de Catalunya, sobre la que el PP ha abierto un frente judicial al denunciar al presidente catalán, Quim Torra, por usurpación, una querella a la que la Fiscalía ya se ha opuesto.

Mesa de gobiernos Sin fecha aún para el primer encuentro de la mesa, pactada por los socialistas con ERC en el acuerdo de investidura, es muy probable que éste sea uno de los asuntos principales del encuentro y uno de los que generará más diferencias.

El líder del PP ya ha marcado en varias ocasiones los límites al Gobierno para esta negociación y ha llegado a amenazar con una denuncia por prevaricación al propio Sánchez si no actúa contra Torra.

Pero insistirá también en abordar "la preocupación de los españoles por la actual situación de frenazo económico y deterioro del empleo que se vive en España".

Lo confirmó ayer el vicesecretario de Comunicación del PP, Pablo Montesinos, quien señaló que Casado presentará a Sánchez su agenda para "buscar soluciones a los problemas reales de los españoles".

Mandatos

órganos pendientes de renovación

El Constitucional, entre otros. El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, y el líder del PP, Pablo Casado, tienen previsto hablar hoy del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ), en funciones desde diciembre de 2018, pero tienen en cartera la renovación total o parcial de otra decena de órganos institucionales cuyo mandato ha caducado o caducará en los próximo meses. Tal es el caso del Tribunal Constitucional, el Consejo de Administración de RTVE, el Defensor del Pueblo o la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC), la Junta Electoral Central (JEC) o la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV).

Cronología

La reunión de hoy será la octava que mantengan Sánchez y Casado desde que ambos asumiesen sus respectivos cargos y la primera de este año.

1 de agosto de 2018. La primera reunión duró cerca de tres horas y se desarrolló en un clima de entendimiento. Sánchez pidió a Casado una oposición responsable en cuestiones de Estado. Los dos se prometieron lealtad y colaboración y dijeron querer fiarse del contrario. La buena disposición inicial no llegó a tres meses y el 24 de octubre el jefe del Ejecutivo rompió con el líder de la oposición por hacerle partícipe de un "golpe de Estado" en Catalunya.

6 de mayo de 2019. Una semana después de la victoria del PSOE en las elecciones del 28 de abril, Sánchez llamó de nuevo a Casado con el objetivo de normalizar las relaciones y dar una imagen de unión del país en los asuntos claves. El presidente del PP confirmó al presidente en funciones que no facilitaría su investidura con una abstención.

11 de junio de 2019. Sánchez cerró con Casado su primera ronda de contactos para la investidura tras haber sido propuesto como candidato por el rey. El líder del PP se ratificó en lo dicho un mes antes.

24 de junio de 2019. A petición de Moncloa, mantuvieron un encuentro privado en un momento complicado en las negociaciones para la investidura. Tras la reunión, en la que también hablaron sobre el reparto institucional europeo, ambas partes constataron la imposibilidad de acuerdo para investir al socialista.

9 de julio de 2019. En la cuarta reunión desde el 28-A, Sánchez se vio con Casado dentro de una nueva ronda de contactos para el debate de investidura del 22 de julio y le pidió su abstención. El líder del PP reiteró por tercera vez su negativa y señaló al presidente en funciones como el único responsable de desbloquear la situación.

16 de octubre de 2019. Inmersos en nuevos comicios tras la investidura fallida de julio, Sánchez convocó a los principales líderes de la oposición para analizar la situación en Catalunya, dos días después de conocerse la sentencia del procés. Sánchez rechazó aplicar en ese momento el 155 y la Ley de Seguridad Nacional, como le pidió Casado.

16 de diciembre de 2019. Dos meses después y tras la nueva victoria del PSOE el 10-N, volvieron a reunirse para hablar otra vez de la investidura de Sánchez, que pidió el apoyo a Casado para no depender de los 13 diputados de ERC. El líder del PP mantuvo su negativa porque Sánchez no se comprometía a romper con el partido catalán. Finalmente, Sánchez fue investido presidente tras pactar un gobierno de coalición con Podemos.