ÚLTIMA HORA
El Gobierno de Navarra informará a las seis de nuevas medidas contra el coronavirus

Iglesias quiere eliminar el límite de tres SMI y propone mandatos de más de doce años en Podemos

El líder de la formación morada presenta su proyecto, sin competencia, para Vistalegre 3

02.03.2020 | 01:35
Pablo Iglesias, secretario general de Podemos, en la presentación de la candidatura a Vistalegre 3.

madrid – El secretario general de Podemos, Pablo Iglesias, quiere acabar con la limitación salarial para sus cargos públicos, establecida desde el nacimiento de la formación en 2014 en una cantidad máxima equivalente de tres Salarios Mínimos Interprofesionales (SMI) –además de complementos por personas a cargo–. También propone que los mandatos, incluido el suyo, puedan durar más de los doce años fijados ahora como límite, si lo permiten los militantes en una consulta.

Así consta en la propuesta de Código Ético que ha presentado el equipo Un Podemos Contigo que lidera el vicepresidente segundo del Gobierno para la Tercera Asamblea Ciudadana Estatal de Podemos que culminará el 21 de marzo, en la que el líder morado sacará adelante sin problemas sus iniciativas, ante la falta de competencia.

En el documento, Iglesias y los suyos defienden que "todos los cargos electos y todos los cargos internos de Podemos aceptarán la limitación salarial que se establezca con carácter general para cada nivel de representación, asumiendo la obligación de rendir cuentas públicamente y con la consiguiente aceptación del compromiso de total transparencia".

Y a continuación, detallan que "debido al incremento del SMI desde la llegada de Podemos a las instituciones, y ante la perspectiva de que este continúe aumentando, el SMI deja de ser un marco de referencia válido para la limitación salarial" de Podemos. "A partir de ahora, las donaciones serán realizadas mediante porcentajes del salario percibido en función de las responsabilidades asumidas", añaden.

El partido morado fijó esta limitación de tres salarios mínimos, obligando a los cargos públicos a donar el resto a causas sociales y a las arcas del propio partido, con el objetivo de que ningún cargo público cobrara sueldos desorbitados.

Además, Iglesias incluye en su nueva propuesta de estatus la posibilidad de alargar su mandato y el del resto de cargos públicos e internos más allá de los 12 años que se habían fijado hasta ahora, si así lo deciden los inscritos en una consulta.

Es decir, su documento ético establece "la limitación de mandatos a ocho años para todos los cargos públicos y cargos internos del partido, con posibilidad de prorrogarse excepcionalmente a doce años" como hasta ahora, pero añade que, "más allá de dicho plazo, la prórroga estará supeditada a consulta a las personas inscritas".

nueva cláusula Asimismo, el Código Ético incluye una nueva cláusula que obliga a sus miembros a renunciar "a cobrar sueldos o remuneraciones, cualquiera que sea su denominación, por la pertenencia –derivada del ejercicio de sus funciones públicas– a los consejos de administración de algún ente u organismo público".

El resto del texto reproduce prácticamente en los mismos términos el Código Ético vigente actualmente, que fue el que se aprobó en la Asamblea Ciudadana Estatal de Vistalegre II en febrero de 2017.

Así, por ejemplo, se mantiene la obligación de renunciar "a cualquier plan o fondo de pensión que cualquier Administración Pública pudiese haber contratado, al margen de a los que tengan derecho los empleados públicos".

PABLO IGLESIAS

"QUERIDOS AMIGOS DE LAS CLOACAS"

Críticas a la oposición. "Queridos amigos de las cloacas: estamos en el Gobierno". Así se dirigió el secretario general de Podemos y vicepresidente segundo del Ejecutivo, Pablo Iglesias, a quienes han "trabajado" para que su partido no entrara en el Gobierno y a los que han criticado que forme parte del Consejo de Seguridad Nacional. Ayer, en el acto de presentación de la candidatura a la Tercera Asamblea Ciudadana de Podemos, Iglesias reconoció que los seis años de vida del partido han sido "muy difíciles", en los que la militancia "ha tenido que aguantarnos a nosotros –dijo– y resistir nuestros propios errores". Pero lo peor, subrayó, ha sido vivir y soportar una campaña de las "cloacas" contra el partido.