Día Europeo de las Víctimas del Terrorismo

UPN y PP boicotean el acto del Gobierno y Parlamento con motivo del 11-M

Únicos ausentes en un acto con todas las autoridades y presencia de la AVT

12.03.2020 | 00:56
Miembros del Gobierno y Parlamento aplauden a Chivite y Hualde tras leer la declaración. Vicente Pigueiras (AVT), tercero por la derecha.

pamplona UPN y PP fueron los únicos partidos que ayer dieron plantón al acto institucional, organizado por el Gobierno de Navarra y el Parlamento foral, con motivo del Día Europeo de las Víctimas del Terrorismo. El homenaje, al que acudieron representantes del resto de grupos políticos, miembros del Gobierno y el Parlamento, autoridades civiles, policiales, judiciales y militares, contó con la presencia del delegado territorial de la AVT –Vicente Pigueiras–, en representación de la asociación de víctimas más representativa, y transcurrió con total normalidad.

Solo la ausencia de UPN y PP perturbó un acto muy sencillo, lejos de cualquier conducta partidista y que consistió en la lectura de una declaración institucional y una ofrenda floral. Precisamente, declaración institucional que el lunes en el Parlamento votó a favor Navarra Suma, plataforma que reúne a UPN, PP y Ciudadanos, sin que el portavoz de la coalición aquel día, José Suárez –del PP–, anunciase que no asistirían al acto de ayer por la mañana.

El plantón, prácticamente sin previo aviso –más allá de comunicados y tuits de última hora–, deja a las claras el sesgo político de dos formaciones que se han borrado del homenaje simplemente para no coincidir con el Gobierno ni siquiera en un acto de víctimas. Solo por hacer oposición, por desmarcarse del consenso, y por seguir la misma estrategia que la de algunas facciones dentro de Anvite, el colectivo que reúne a varias víctimas de ETA en Navarra y que se escindió de la AVT cuando el Gobierno de Barkos organizó con la asociación mayoritaria el Día Europeo de las Víctimas de 2018. Es público que Anvite mantiene una estrecha vinculación con UPN, y desde su aparición ha sido la asociación más crítica con el Gobierno –antes el de Barkos, ahora al de Chivite–, al que no le reconocen legitimidad para homenajear a las víctimas. Esa crítica ha perdido fuerza en el momento en el que, tanto con Barkos como con Chivite, la AVT ha seguido trabajando con normalidad con el Ejecutivo.

"ellos sabrán" Fue Chivite la primera que reaccionaba al boicot de UPN y PP. "Creo que la pregunta sería para ellos", respondió, seria. "Ellos sabrán por qué no han venido a un acto en el que se leía una declaración institucional apoyada por ellos en el propio Parlamento de Navarra. Si quieren jugar al tema de víctimas, no me parece oportuno", consideró. Otro tono adoptó con respecto a Anvite. Consciente de la polémica y de la especial sensibilidad con la que hay que referirse a las víctimas, Chivite se limitó a dejar claro que respeta las decisiones que tomen las asociaciones, y si que subrayó que las víctimas son un "colectivo plural".

Fue Carlos Pérez-Nievas, parlamentario de Navarra Suma pero miembro de Ciudadanos, el principal representante del grupo de la derecha. Quiso compensar la ausencia de UPN y PP cargando contra EH Bildu y dando explicaciones inverosímiles, como que Navarra Suma sí que estuvo en el acto de la mañana, y que por la tarde estaría en el de Anvite "con más presencia".

La salida fue surrealista, pero estrictamente cierta. Por la tarde, en el acto convocado por Anvite, estuvieron las mismas autoridades que por la mañana: Gobierno, Parlamento, partidos –se incorporó también Vox– y UPN y PP, con abundantes cargos en las primeras filas de la pancarta de Anvite. El hecho de asistir a uno y faltar a otro sin motivo aparente –recordemos la votación de la declaración, que incluía en su sexto punto la celebración del acto de la mañana– ya le da un indudable sesgo político al asunto. Con todo esto, la reflexión es cruda: los únicos que politizaron el acto de Anvite –sencillo y que transcurrió con normalidad– fueron UPN y PP.

Por lo demás, José Ignacio Toca (Anvite), Vicente Pigueiras (AVT) y Ana Isabel Ortigosa, en representación de los colectivos que organizaron la convocatoria, leyeron una serie de textos absolutamente conciliadores y alejados de la disputa partidista. Vicente Pigueiras, delegado territorial de la AVT, resaltó en su intervención que "las víctimas son diversas" y que les une haber sido víctimas del terrorismo, que no es sino "ser sistematicamente atacado por unas ideas excluyentes". José Ignacio Toca, el segundo en intervenir, leyó un texto sobre el silencio, la complicidad y la necesidad de oponerse a la injusticia. "Para nosotros es importante frenar el mutismo, la conciencia será el mejor antídoto para que el horror no se repita", defendió, poco antes de pedir "no cargar a las siguientes generaciones con una responsabilidad" que corresponde a ellos asumir. "Aquí no puede haber vaguedades, no ha habido conflictos. Ha habido quienes han apoyado a los terroristas, y quienes se les han opuesto con valentía". La última en intervenir fue Ana Isabel Ortigosa, en representación de la Asociación 11-M, que abundó en la idea de la necesidad de romper el silencio. "Las víctimas de ETA no solo tenían derecho a vivir; tenían derecho a ser quienes eran. El silencio es la victoria de los asesinos. Y ahora que las armas han callado, que hablen las palabras".

en detalle

Acto institucional. Gobierno y Parlamento organizaron, ayer a las 11.30 horas, un acto de homenaje a las víctimas. Contó con la presencia de todos los partidos salvo UPN y PP, que plantaron la cita pese a que el lunes votaron a favor del acto. Asistieron autoridades civiles, policiales, judiciales y militares además del representante de la AVT en Navarra, Vicente Pigueiras.

El acto de Anvite. Organizado por Anvite, fue la respuesta del colectivo de víctimas –en el que hay algunas facciones que desarrollan su estrategia en sintonía con UPN– al acto institucional, al que se negaron a asistir por considerar que el Gobierno de coalición entre PSN, Geroa Bai y Podemos no está legitimado para hablar de víctimas. Se celebró a las siete de la tarde en el mismo lugar, y casi con los mismos asistentes, también la consejera de Relaciones Ciudadanas, Ana Ollo, y el director de Paz y Convivencia, Martín Zabalza. La salvedad es que, en esta ocasión, si asistieron UPN y PP, además de Vox. José Ignacio Toca, Vicente Pigueiras y Ana Isabel Ortigosa leyeron un texto que versó sobre la reivindicación de relato de las víctimas. Concluyó con los himnos de Navarra, España y Europa.

"Ellos sabrán por qué no vienen. Si quieren jugar al tema de las víctimas, no me parece oportuno"

maría chivite

Presidenta del Gobierno de Navarra