Almeida y Villacís piden perdón por las escenas "no ejemplares" en Ifema

"Esperamos que no vuelva a ocurrir"

02.05.2020 | 12:17
Isabel Díaz Ayuso, en el acto de cierre del hospital de campaña del recinto ferial de Ifema.

El alcalde de Madrid, José Luis Martínez-Almeida, ha pedido disculpas por si durante el acto del cierre de Ifema incurrió "en alguna conducta que no es compatible con la ejemplaridad" y ha reconocido que se produjeron escenas que no se deberían haber producido.

En declaraciones a Telemadrid, en la celebración del Dos de Mayo en la Puerta del Sol, el regidor ha hecho hincapié en que este viernes Ifema fue "un símbolo no de alegría porque no puede haber alegría mientras no se haya superado la pandemia" pero sí "un símbolo de esperanza".

"Eso hizo ayer que se desbordaran las emociones", ha justificado. A continuación, ha incidido en que se vivieron determinados momentos "que no deberían haberse producido" dado que no casan "con el mensaje" que están transmitiendo desde las instituciones.

En este punto, ha hecho hincapié en que "no fue nada a propósito, ni fue nada intencionado" pero ha remarcado que tienen que ser "cuidadosos" para que estas escenas "no se produzcan" y no se transmitan "unas imágenes que no corresponde a las instituciones".

"Pido disculpas si en algún momento yo incurrí en alguna conducta que no es compatible con la ejemplaridad que le estamos pidiendo a la sociedad madrileña pero que esto no empañe que Ifema se cerrara, que se diera el alta a los cuatro últimos pacientes", ha sostenido.

En relación a la investigación que ha abierto la Delegación del Gobierno en Madrid, el alcalde ha señalado que puede hacer lo que crea "conveniente" pero también ha hecho hincapié en que es la primera noticia prácticamente que tienen de esta institución.

"Nos gustaría que se implicará más, no solo para investigar esto, que si tiene que hacerlo que lo haga, pero sobre todo para arrimar el hombro y echar una mano a las instituciones madrileñas", ha dicho.

La vicealcaldesa de Madrid, Begoña Villacís, reconoce errores y asegura que "no se respetaron las distancias de seguridad", algo que espera que "no vuelva a ocurrir" en el futuro.

Villacís (Cs) vive el confinamiento con una agenda "muy intensa" y trabajando sobre todo desde casa, donde hace equilibrios con sus tres hijas. Tienen "todos los rangos de edad" y pasó una "semana horribilis" cuando se desconocía cómo podrían salir a la calle.

"Fue un acto esperanzador por lo que significa Ifema: solidaridad y un ejemplo de cómo hace Madrid bien las cosas. Podría haber estado organizado, es cierto que no se respetaron las distancias de seguridad, pero en este tipo de actos multitudinarios es difícil anticipar", ha dicho Villacís en una entrevista con la Agencia Efe.

Espera que sirva para "aprender en el futuro para que no vuelva a ocurrir" algo así y aboga por "actos más sencillos y más recogidos porque implican lo mismo, un reconocimiento a quien ha trabajado ahí".

Para la vicelalcadesa, el cierre del hospital temporal de Ifema o de la morgue provisional instalada en el Palacio de Hielo de Madrid son buenas señales, al igual que la bajada de la presión asistencial en hospitales, y confía en que la capital se libere del coronavirus.

"Madrid será una ciudad 'Covid-free' (sin COVID-19) y la vida será tal y como la conocíamos porque en algún momento llegará la vacuna. Nos llegó antes (la COVID-19), nos ha azotado fuerte, pero hemos tomado medidas antes", recalca.

Por ello, descarta que "Madrid vaya a estar por detrás de otras ciudades a la hora del desescalamiento" y resalta la "madurez" con la que los ciudadanos se han enfrentado a la pandemia.

Respecto a la reapertura de comercios y establecimientos con aforo limitado, reconoce que hará que en algunos casos sea "inasumible seguir subiendo la persiana, sobre todo contratando al cien por cien de los trabajadores de los ERTE".

Villacís manifiesta su preocupación por la demanda social de ayudas, una situación que "se remonta a la de la crisis de 2008" pero que se ha dado en un periodo "corto" de tiempo.

Pese a ello, presume de los "reflejos" del Ayuntamiento de Madrid para hacer frente a esta situación, al ser "la primera ciudad en crear recursos para personas sin hogar, comedores sociales, ayudas", algo que "hace mes y medio no existía".

Las nuevas familias vulnerables son personas que "no esperaban verse en esta situación", ya que eran de "clase media" y tenían "recursos suficientes para acabar el mes o un colchón de una semana o tres semanas".

"A día de hoy no se han cobrado los ERTES. Han hecho todo lo que el Gobierno les ha dicho que hay que hacer y no les está sirviendo de nada. Esa agilidad que estamos demostrando los ayuntamientos la necesita el Gobierno ya", sostiene.

La vicealcaldesa asegura que en el Ayuntamiento, a diferencia de la Comunidad, donde también cogobierna el PP con Ciudadanos, "es fácil ponerse de acuerdo" porque tienen los vecinos "a mano" y tienen que tomar "decisiones muy pragmáticas".

"No hemos discrepado nada, hemos debatido sobre los parques, pero tratando entre todos de pensar la mejor opción, no hemos discrepado en otras cosas", comenta.