El Foro Social une la desescalada con el acercamiento de los presos de ETA

Afirma que los ejes pendientes son las víctimas, política penitenciaria y memoria crítica inclusiva

07.05.2020 | 01:06

pamplona – El pasado martes fueron Etxerat y Sare, y ayer el Foro Social. Las tres organizaciones coinciden en su argumentario: el fin del confinamiento debe conllevar el fin de la dispersión de los presos de ETA. O, lo que es lo mismo, a medida que se den pasos de desescalada, se debe producir el acercamiento de los reclusos vascos a cárceles de próximas a sus domicilio.

Así, el Foro Social Permanente pidió ayer que, con el desconfinamiento, se vuelva a abordar "la agenda de resolución de las consecuencias del ciclo de violencias", y reclamó, entre otras cuestiones, que se ponga fin al alejamiento de presos de ETA. Estas solicitudes están recogidas en el informe presentado por el coordinador del Foro Social, Agus Hernán, en la reunión que mantuvo la plataforma para analizar el nuevo escenario creado por la crisis del COVID-19 y sus consecuencias en la "agenda de resolución de las consecuencias del ciclo de violencias".

A través de un comunicado, el Foro Social señala que, cuando la ciudadanía salga del confinamiento, nada va a ser igual y la sociedad tendrá una nueva agenda de prioridades. "Pero también es cierto que seguirán existiendo los mismos problemas que, para el logro de la convivencia, teníamos al entrar. Entre ellos, la llamada agenda de resolución, apunta.

Asuntos pendientes Según considera la plataforma, "la sociedad va a salir del confinamiento con una nueva agenda de prioridades humanitarias" y, a su entender, se han generado "mejores condiciones para darle un empujón definitivo a la resolución de las consecuencias del ciclo de violencias en los tres nudos que quedan por resolver".

El Foro Social considera que en primer lugar está el de "terminar con la discriminación que todavía persiste en el trato a las diferentes víctimas en su derecho a la verdad, la justicia y la reparación". El segundo sería, apunta, "la definitiva desactivación de la aún existente política de excepcionalidad penitenciaria y la aplicación de una política normalizada a las personas presas". En este sentido, desde el Foro Social estiman que "es urgente terminar con el alejamiento que, en este periodo de coronavirus, inflige un castigo añadido a los familiares y allegados y a los propios reclusos".

En tercer lugar, cita el impulso "desde los espacios sociales en la construcción de una memoria crítica inclusiva, que respete todos los relatos". Para abordar estos tres nudos pendientes, Foro Social recomienda "desarmar la palabra" y activar "mayorías en clave de solución".

Asimismo, apunta que "es urgente profundizar en dinámicas de construcción de una convivencia democrática" con "respeto absoluto a los derechos humanos de todas las personas" y también "la aplicación de una política normalizada a las personas presas". "Esperemos que todos los actores con responsabilidad en esta cuestión (gobiernos, partidos y sindicatos) comprendan y aprovechen esta oportunidad", apostilla la plataforma.

"Tras el confinamiento se debe encarar la agenda de resolución del conflicto generado por la violencia"

Agus Hernán

Coordinador del Foro Social