Piden reconocer como víctima a Txabi Etxebarrieta

09.05.2020 | 01:20

pamplona – La familia de Txabi Etxebarrieta ha iniciado los trámites para que "la vulneración de derechos humanos" que sufrió en 1968 pueda ser reconocida. Los allegados de Etxebarrieta, que participan activamente en la dinámica de la organización Egiari Zor Fundazioa, aseguraron ayer a través de una nota que han iniciado los trámites de solicitud al procedimiento de la Ley 12/2016, de 28 de julio, de reconocimiento y reparación de víctimas de vulneraciones de derechos humanos en el contexto de violencia de motivación política en la Comunidad Autónoma Vasca.

El objetivo la solicitud es que Txabi Etxebarrieta pueda ser finalmente reconocido como víctima de vulneración de los derechos humanos, en el caso de que así fuera considerado por las personas expertas que conforman la Comisión de Valoración encargada de investigar las solicitudes.

Según la familia, han sido dos los principales motivos que les ha impulsado a iniciar este proceso. El primero, que el informe Retratos municipales de la Memoria que el Gobierno Vasco publicó en 2016 sobre vulneraciones del derecho a la vida, en lo que respecta a Txabi Etxebarrieta decía: "Se trata de un caso con insuficiente clarificación y versiones contrapuestas". El segundo, que por primera vez en 50 años la familia ha podido acceder a documentación oficial hasta la fecha desconocida y que, a su entender, arroja luz sobre este caso en el sentido que siempre ha sostenido: que una vez reducido y desarmado, Txabi Etxebarrieta fue ejecutado. La familia adjuntará esta documentación a la solicitud de reconocimiento para su posterior análisis por parte de la Comisión de Valoración.

Txabi Etxebarrieta fue el autor del primer asesinato por parte de ETA y se convirtió también en la primera víctima de la banda. El 7 de junio de 1968 Etxebarrieta mató en Gipuzkoa de un tiro al guardia civil de Tráfico José Pardines, que paró el coche en el que viajaba junto con otro miembro de ETA. Horas después de huir murió a manos de los guardias civiles que les pararon para identificarles en Benta Handi, cerca de Tolosa.

noticias de noticiasdenavarra