La mayoría de los partidos navarros rechaza que la gestión del ingreso mínimo vital sea un "privilegio"

No ven problema en que otras Comunidades Autónomas puedan gestionar de la misma manera esta prestación

01.06.2020 | 13:20
Uxue Barkos, en primer término, durante la reunión de este lunes.

La mayoría de partidos navarros han rechazado que la transferencia de la gestión del ingreso mínimo vital a Navarra sea un "privilegio" y han señalado que no ven problema en que otras Comunidades Autónomas puedan gestionar de la misma manera, tal y como han pedido ya algunos presidentes autonómicos.

Al término de la Mesa y Junta de Portavoces del Parlamento de Navarra, el portavoz de Navarra Suma, Javier Esparza, ha afirmado que "si hay otras comunidades que lo solicitan, no vemos mal que aquel que quiera cogestionar lo haga, será algo que dependerá de cada gobierno, ya hay otros ámbitos donde se gestiona de forma compartida".

También se ha referido al ingreso mínimo vital para señalar que "Navarra tiene una renta garantizada como derecho subjetivo desde 2006, con un Gobierno de UPN". "Tenemos una de las mayores coberturas, es mucho mayor que la del ingreso mínimo vital y gracias a esa renta, Navarra ha tenido la tasa de pobreza más baja de España, salvo un año del cuatripartito de la pasada legislatura", ha señalado, si bien ha considerado que "la actual renta está muy vinculada a ser un mero subsidio, está poco ligada al empleo y la inclusión".

Tras ello, Esparza ha señalado que el nuevo ingreso mínimo vital va a suponer para Navarra "un ahorro, pero no va a significar un euro más para las personas más vulnerables en esta tierra, que no nos vendan gato por libre, no esta suponiendo una mejora social".

Por su parte, el portavoz del PSN, Ramón Alzórriz, ha señalado, tras pactarse el traspaso de la gestión a Navarra, que "lo que tenemos es un derecho constitucional, es un derecho encuadrado dentro de la Constitución, que entiendo que todos los presidentes autonómicos defienden". "Me parece muy bien que se quiera gestionar por otras Comunidades Autónomas", ha dicho, para señalar que la polémica en torno a este tema "se diluye cuando todos los presidentes socialistas firmaron en su día en Granada un documento asumiendo las especificidades de Navarra".

Se ha referido en concreto a la petición del presidente de Aragón, el socialista Javier Lambán, para que su comunidad también gestione el ingreso mínimo vital, y ha señalado que "está defendiendo a su comunidad y ha apoyado siempre la especificidad de Navarra dentro de la Constitución".

La portavoz de Geroa Bai, Uxue Barkos, ha sostenido que los modelos forales, "en materia de autorresponsabilidad y en materia fiscal y financiera son un buen modelo", y ha avalado que otras comunidades lo asuman "si se establecen las herramientas y los caminos adecuados", aunque ha precisado que "no siempre es fácil".

En relación al ingreso mínimo vital, Barkos ha señalado que Navarra "tiene mucho avanzado con la renta garantizada y el ingreso mínimo viene a acompañar un camino que en Navarra tiene mucho trazo avanzado". "Si estima el Ministerio que allá donde pueden darse circunstancias similares puede darse una gestión de autorresponsabilidad y en términos de mayor eficacia y mayor cercanía a la población, nos parecerá razonable", ha indicado.

Por otro lado, ha afirmado que "entenderlo como un privilegio" de Navarra es "un discurso viejo y rancio" y ha asegurado, por el contrario, que es "un ejercicio de autorresponsabilidad".

La portavoz de EH Bildu, Bakartxo Ruiz, ha advertido de que "es inaceptable que se intente aprovechar esta coyuntura para atacar el régimen foral y para pedir una uniformización que se está haciendo en los últimos años" y ha defendido que la transferencia del ingreso a Navarra "es lógica, eficaz y ágil, porque hay que hacerlo compatible con la renta garantizada".

La portavoz de Izquierda-Ezkerra, Marisa de Simón, ha valorado la aprobación del ingreso mínimo vital y ha afirmado que "es evidente que esa renta garantizada que impulsamos desde el cuatripartito la legislatura pasada fue un enorme acierto político que hoy recoge en parte el Estado". "La renta garantizada es un pilar fundamental que avanza en más justicia social, para luchar contra la pobreza y la exclusión social, y que está más asentado hoy porque el Gobierno del Estado está avanzando en la misa dirección que nosotros", ha afirmado.