alerta sanitaria

Sánchez ratifica a sus socios sin renunciar a ampliarlos

Evita calificar de carambola la coincidencia de PNV, ERC y Ciudadanos

03.06.2020 | 02:18
La ministra portavoz, María Jesús Montero, ayer. Foto: Efe

pamplona – Tras lo sucedido ayer con los acuerdos para prorrogar el estado de alarma, hubo quien interpreta que se ha demostrado que PNV, ERC y Ciudadanos son compatibles como socios del presidente Sánchez porque los tres han pactado con él. Pero los acuerdos de los nacionalistas vascos y catalanes no dicen lo mismo que el pacto de Ciudadanos (Cs) y difieren sobre el papel de las autonomías. Aunque el Gobierno español salvó ayer la situación haciendo prevalecer lo pactado con PNV y ERC aunque no rompa oficialmente el documento cerrado con C's, era un clamor entre los medios de comunicación y la clase política que será difícil mantener esta ficción mucho tiempo más o en votaciones futuras como los Presupuestos. Quizás porque hoy se vota la prórroga del estado de alarma y el Gobierno español quiere que haya paz, la ministra portavoz no quiso descartar ayer que C's se incorpore a la mayoría de la moción de censura.

María Jesús Montero quiso dejar claro que "el Gobierno tiene acuerdos estables con socios prioritarios, y por otra parte tiene vocación de ampliar su mayoría. Ojalá los Presupuestos cuenten no solo con los socios de investidura. Y el acuerdo para la prórroga, de carambola, nada. Cada iniciativa está perfectamente dialogada", defendió.

En ese mismo contexto, el ministro de Consumo, Alberto Garzón, de Izquierda Unida, calificó de "muy buena noticia" el acuerdo del Gobierno con Cs a favor de la sexta prórroga del estado de alarma y llegó a decir que se sentiría "cómodo" en un pacto con Inés Arrimadas para aprobar los Presupuestos. Unidas Podemos está deslizando mensajes de este tipo en los últimos días tras haber defendido durante meses que sus políticas económicas no son compatibles con la derecha. De hecho, la polémica de Pablo Iglesias sobre el golpe de Estado que a su juicio quiere dar Vox se interpretó como una forma de alejar a Sánchez de la derecha. "Es muy buena noticia que empecemos a abandonar las trincheras que se han estado tejiendo en los últimos años, que nos han llevado a una política hostil, de hipérboles discursivas, de exageraciones y de crispaciones que cala en la sociedad", dijo sin embargo Garzón en la Cadena Ser. Se felicitó porque Ciudadanos haya salido del "trifachito de Colón".