Agur, Juan Carlos

16.06.2020 | 00:38
Un operario del Parlamento foral retira el cuadro de Juan Carlos I que hasta ayer estaba en la Sala de Gobierno de la Cámara.

El PSN apoya una iniciativa de i-e para retirar del parlamento el retrato del emérito, salpicado en mordidas del ave

El rey emérito, Juan Carlos I, ya no lucirá más en las paredes del Parlamento de Navarra. En medio de la polémica por las presuntas comisiones que habría cobrado el ex jefe del Estado como parte importante en la adjudicación del AVE a La Meca a empresas españolas, I-E propuso a la Mesa y Junta del Parlamento que se retirara un cuadro del monarca, vestido de capitán general de los ejércitos, que todavía estaba colgado en una pequeña sala institucional a la que apenas se da uso. La iniciativa bien pudo quedar en nada por falta de votos suficientes, pero el PSN, principal partido del Gobierno de Navarra, prestó sus apoyos a una iniciativa que también apoyaron Geroa Bai, EH Bildu y Podemos, y que solo contó con el voto en contra de Navarra Suma.

La declaración institucional es clarísima: "El Parlamento acuerda la retirada del cuadro retrato del ciudadano Juan Carlos de Borbón de la Sala de Gobierno de este Parlamento". "Entendemos que lo debemos quitar", dijo Ramón Alzórriz, sucintamente, para explicar la posición del PSN. La Mesa lo aprobó y a primera hora de la tarde el cuadro fue retirado.

costó 420.000 pesetas El cuadro, obra del pintor pamplonés Miguel Echauri, es un óleo sobre lienzo de 116x89 centímetros que representa a Juan Carlos I como capitán general. El Parlamento adquirió el cuadro en 1983 por 420.000 pesetas –2.524 € de hoy– para presidir el salón de plenos de la antigua sede del Legislativo. Con el cambio de edificio, en noviembre de 2002 se instaló en el despacho del Presidente y de ahí pasó a la Sala de Gobierno, de la que se ha retirado definitivamente. No se sabe qué será del cuadro, que de momento ha ido a parar a un almacén. Pero la Fundación Miguel Echauri, que vela por la conservación y divulgación de la obra del pintor, contempla la posibilidad de proponer al Parlamento una cesión para seguir exponiéndola.