Ciudadanos culpa al Gobierno del éxito del nacionalismo en la CAV y Galicia y le insta a no "blanquearlo"

Están "razonablemente satisfechos" con el resultado de PP+Cs en el País Vasco y achacan el fracaso en Galicia a un escenario "complejo"

13.07.2020 | 16:28
La portavoz de la Ejecutiva de Ciudadanos, Melisa Rodríguez, y José Manuel Gil, diputado electo por Álava.

La portavoz de la Ejecutiva de Ciudadanos, Melisa Rodríguez, ha culpado al Gobierno de Pedro Sánchez de los buenos resultados de los partidos nacionalistas en las elecciones autonómicas de la CAV y Galicia y le ha instado a dejar de "blanquear" a estas fuerzas a través de sus pactos.

"Pactar con aquellos que no creen en nuestro país lo único que hace es darles alas", ha declarado Rodríguez en rueda de prensa en la sede de Cs tras la reunión del Comité Ejecutivo del partido, que ha analizado los resultados electorales.

Según ha señalado, el PSOE "aún está a tiempo de rectificar" y empezar a "mirar hacia el centro para evitar que los partidos nacionalistas sigan creciendo". "La España dividida" que quieren estas formaciones "no suma y no no nos hace iguales a todos, sino todo lo contrario", ha añadido.

En los comicios vascos, el Partido Nacionalista Vasco (PNV) y, sobre todo, EH Bildu han mejorado sus resultados respecto a las autonómicas de 2016, y en Galicia el apoyo al Bloque Nacionalista Galego (BNG) se ha disparado, superando incluso al PSOE.

Mientras, Ciudadanos se ha vuelto a quedar fuera del Parlamento gallego, con un porcentaje de voto aún más bajo que el de hace cuatro años, y en Euskadi ocupará uno de los cinco escaños conseguidos por la alianza PP+Cs, aunque esperan que, tras el recuento del voto exterior, acaben siendo dos.

ENTRADA DE Cs EN EL PARLAMENTO VASCO

Rodríguez ha pedido al PSOE que "reflexione sobre el blanqueamiento que se hace a partes de la historia y a partidos que ni siquiera han condenado las agresiones, asesinatos" y "todas las aberraciones que cometió la banda terrorista ETA" por motivos políticos.

Así se ha referido a Bildu, que, según ha recordado, es un partido liderado por Arnaldo Otegi, el mismo que dirigió la coalición Batasuna, ilegalizada en 2003 por esta bajo la tutela de ETA. A su juicio, el crecimiento de esa formación demuestra "un menosprecio a la historia reciente del País Vasco" y de España en general.

Junto al diputado de Cs electo por Álava, José Manuel Gil, la dirigente del partido naranja ha afirmado que están "razonablemente satisfechos" con el resultado en Euskadi --pese a que los cinco escaños de PP+Cs están lejos de los nueve que obtuvieron los 'populares' en solitario en 2016-- y ha destacado que ha sido mejor del que pronosticaban algunas encuestas.

Gil, que ha participado en la reunión de la Ejecutiva, ha destacado que, ante el auge del nacionalismo, los votos recibidos por el PP y Ciudadanos "valen más que nunca". Según ha manifestado, los constitucionalistas vascos tendrán en el Parlamento "una voz firme y sin concesiones a la amenaza nacionalista" que defenderá "la Constitución, las libertades y la unidad" de España.

SIN REPRESENTACIÓN EN GALICIA

La portavoz de Cs ha admitido que, aunque su partido haya logrado entrar en la Cámara vasca con un diputado, la del domingo fue "una mala noche para el constitucionalismo" ante la escasa movilización de su electorado y el aumento del apoyo electoral a las formaciones nacionalistas e independentistas tanto en Euskadi como en Galicia.

Respecto a esta segunda comunidad, Rodríguez no ha explicado qué errores puede haber cometido la formación naranja para haber bajado del 3,38% de los votos que logró en las autonómicas de 2016 a solo un 0,75% en los comicios de este domingo.

Lo que ha hecho es reconocer el trabajo y la "gran calidad política" de la candidata a la Presidencia de la Xunta, Beatriz Pino, así como de su equipo, porque "se ha dejado la piel" durante la campaña electoral pese a que "el escenario en Galicia era complejo".

Ahora, según ha agregado, "se cierra un ciclo de procesos electorales y comienza una nueva etapa" en la que los cargos públicos y orgánicos de Cs en esta comunidad seguirán trabajando para "defender los intereses de todos los gallegos".