Otegi achaca a la política penitenciaria la muerte del preso González Sola

05.09.2020 | 14:06
El líder de EHBildu, Arnaldo Otegi (d)

El coordinador general de EH Bildu, Arnaldo Otegi, ha responsabilizado a la política penitenciara de la muerte del preso de ETA Igor González Sola en la cárcel de Martutene y ha señalado que "mientras no desaparezca" la "violencia del Estado, difícilmente se podrá hablar de convivencia democrática".

González Sola fue hallado muerto este viernes en su celda de la prisión de San Sebastián, un fallecimiento sobre el que los primeros indicios observados apuntan a que podría haberse suicidado, según fuentes del centro penitenciario.

Había ingresado en prisión en marzo de 2005 para cumplir una condena de 20 años de cárcel por colaboración con banda armada, depósito de armas y falsificación dentro de su actividad en el comando Amaiur de ETA, integrado en el complejo Donosti.

Otegi ha señalado en declaraciones que ha realizado en Gernika, donde ha tenido lugar el acto de toma de posesión de Iñigo Urkullu como lehendakari, que "son cinco" los presos de ETA que han muerto en la cárcel desde 2011.

Estos hechos, a su juicio, "tienen unos responsables" que "son los que mantienen una política penitenciaria de excepción y criminal contra los presos y los que les dan amparo y cobertura".

El coordinador de EH Bildu ha afirmado que cuando se exige "autocrítica sobre las violencias del pasado, se dice bien", porque "había una violencia, la de ETA, que concluyó ya hace muchos años" pero "la violencia del Estado no ha desaparecido".

Para "construir la convivencia democrática de verdad hace falta que todas las violencias desparezcan y el Estado no está dispuesto a hacer desaparecer la suya", ha considerado Otegi, quien ha subrayado que "todas las violencias deben desaparecer" y "todas las victimas" tienen que tener justicia, memoria y reparación.

También los sindicatos LAB y ESK junto con el Foro Social han denunciado este sábado la muerte de Igor González Sola y han exigido el "respeto a los derechos humanos y el cumplimiento de la ley".

LAB ha señalado en un comunicado que González Sola "debería estar en la calle, después de haber cumplido tres cuartas partes de su condena en marzo" y ha reiterado sus exigencias de liberar a los presos de ETA con enfermedades graves, a los mayores de 65 años, acercar a los reclusos a las cárceles del País Vasco y posibilitar los cambios de grados.

Por su parte, ESK ha remarcado que González Sola era un preso "gravemente enfermo" que "en lugar de ser excarcelado, tal y como marca la ley, fue acercado" hace dos meses a la prisión de Martutene.

Ha indicado que las cárceles "acaban con las personas, emocional y físicamente" y ha señalado que "no se pueden entender estas situaciones como accidentes", ya que tienen "responsables directos" que "deben de dar explicaciones", ha concluido.

El Foro Social Permanente ha reclamado "dar pasos" para lograr una "solución integral" a la cuestión de los presos de ETA ya que "los consensos suficientes están ya construidos" y "son necesarios planes que los desarrollen y voluntad para llevarlos adelante".