ÚLTIMA HORA
Navarra registra 46 nuevos positivos por coronavirus

Sustrai Erakuntza reclama en el Parlamento que se abandone proyecto del TAV

Navarra Suma y PSN se muestran a favor de la infraestructura y Geroa Bai dice que si el corredor no pasa por Navarra pasará "por La Rioja"

22.09.2020 | 21:12
Martín José Zelaia, Arturo Carreño y Pablo Lorente, de la Fundación Sustrai Erakuntza, en el Parlamento

Pamplona – Sesión vespertina en la Comisión de Cohesión Territorial. Visita de la fundación Sustrai Erakuntza, que pidió que se mejore la actual vía ferroviaria en Navarra, y se abandone el proyecto del TAV.

Martín Zelaia, Arturo Carreño y Pablo Lorente, representantes de Sustrai, comparecieron en una sesión de trabajo en el Parlamento, a petición de Podemos e Izquierda-Ezkerra, para explicar un informe elaborado por esta fundación sobre la posibilidad de transportar mercancías en el TAV que se está construyendo en Navarra, en un momento –dijo Zelaia– en el que en teoría se comparte la necesidad de reducir el transporte por carretera y de tendencia a la baja del transporte de mercanías por ferrocarril, "mientras lo único que se potencia es el TAV".

Zelaia puso como ejemplo a organizaciones como Fedea, la CEOE, el Centro Español de Logística, o de forma más reciente, la Autoridad Independiente de Responsabilidad Fiscal como entidades referenciales con diagnósticos que pudiesen servir para repensar el proyecto. "La AIReF ha determinado que la rentabilidad socioeconómica es entre mínima y nula", recordó Zelaia, que animó que la Cámara invite a los responsables de la AIReF, para que explique sus consideraciones, favorables a invertir más en Cercanías.

Sustrai se mostró convencida de que no habrá transporte de mercancías en la red navarra del TAV. Adujo que cuando el trazado del tramo navarro fue aprobado en 2004, y que años más tarde el consejero de Fomento, Anai Astiz, explicó cómo habría tramos que no podrían llevar mercancías, por sus excesivas pendientes. El portavoz de Sustrai también citó un informe de la Cámara de Comptos, que indicaba, siguió afirmando Zelaia, que no había existido una previsión de gastos que incluyera la adaptación de la infraestructura para el transporte de mercancías. Por último, esgrimió un documento gráfico de una reunión de junio de 2017 del Consejo de Dirección del Consorcio de Alta Velocidad Comarca de Pamplona, que según hizo público, preveía un ramal en el que los trenes de mercancías de Volkswagen se unían al tren convencional y seguirían por lo tanto viajando "en el tren que tenemos ahora mismo por mucho que se haga el Tren de Alta Velocidad".

Por ello, según Sustrai, lo que "se pretende" es "una doble red", con las nuevas vías del TAV planteadas "solo para el transporte de viajeros a largas distancias y en alta velocidad". Dejando las vías del tren convencional, "con su secular déficit de mantenimiento, para el transporte de mercancías y de los pocos servicios de viajeros de cercanías que quedan".

Frente a este planteamiento, Sustrai aboga por reformar el "cambio del ancho de eje automático, algo que ya se utiliza en los Alvia para trenes de pasajeros", o la construcción de un tercer rail. Para esta fundación "es muy complicado que se puedan transportar una cantidad significativa de mercancías en las vías de alta velocidad, excepto la paquetería que se pueda llevar en los propios trenes de pasajeros que ahora circulan". Y advierte sobre posibles problemas de seguridad en caso de cruce en vías de alta velocidad de trenes de pasajeros y mercancías, lo que obligaría a reducir la velocidad del transporte de pasajeros.

otra época Sustrai señaló que en Navarra los proyecto del TAV "se aprobaron en 2004" y que dados los años que han pasado, "están obsoletos, y son de la Champions League de la economía, aquella que decía Zapatero", que dio paso a una "era de crisis", la de 2008 y la actual, "económica, energética y climática. Este colectivo defiende la sencillez de "la mejora del ferrocarril actual" en Navarra, "dado que prácticamente toda la infraestructura está preparada para la implantación de una segunda vía sin realizar apenas obras", lo que a juicio de Sustrai Erakuntza "aumentaría la capacidad de nuestra red ferroviaria para llevar tanto pasajeros como mercancías". Sustrai defiende que el tren es "el medio de transporte más sostenible", y el único medio de transporte capaz de quitar coches y camiones de las carreteras, algo que el TAV no puede realizar ni para las mercancías, ni para las cercanías". Por ello, el colectivo demandó a los portavoces parlamentarios "una nueva política ferroviaria", que mejore la red actual de cara a los viajeros, especialmente de cercanías, y aumente la cuota del transporte de mercancías, paralizando en paralelo las actuales obras del TAV, "dispendio económico" y "despropósito ambiental". Unas palabras que encontraron especial sintonía en Podemos, I-E y EH Bildu.

Para la portavoz de Podemos, Ainhoa Aznárez, "el tren de alta velocidad no es un servicio público como nos lo quieren vender". En la misma línea, para la parlamentaria de Izquierda-Ezkerra, Marisa de Simón, "la modernización del tren tradicional es la única solución posible y real para un tren sostenible desde el punto de vista medioambiental, social y económico". "No queremos", dijo a modo de síntesis, "que la gente en Navarra vea pasar el tren, queremos que pueda subirse y pueda apearse".

Por el contrario, la portavoz de Navarra Suma, Yolanda Ibáñez, mostró su desacuerdo con el contenido del informe y reivindicó "un tren de alta velocidad para personas y mercancías que una Zaragoza con la Y vasca". "Queremos la misma alta velocidad que van a tener la Comunidad Autónoma Vasca y que tienen casi todas las provincias de España. "Defendemos este proyecto", señaló, por "imprescindible para el desarrollo de nuestra tierra".

El portavoz del PSN, Jorge Aguirre, exhibió una posición de fondo coincidente con Navarra Suma, aunque habló tanto de TAV como de "Tren de Altas Prestaciones", que en todo caso, a juicio de los socialistas, "sí vertebra territorio, genera empleo y genera desarrollo, y eso hace comunidad".

Por Geroa Bai, Pablo Azcona planteó una intervención con más cautelas en cuanto a la sostenibilidad, y apostó por un tren de altas prestaciones "que transporte mercancías y personas, y que conecte el corredor Mediterráneo con el Atlántico y con Europa". "Este tren, si no pasa por Navarra, pasará por el corredor de La Rioja", advirtió., prometiendo que Geroa Bai "velará por el cumplimiento de una visión conjunta de los ejes de sostenibilidad".

Por último, el portavoz de EH Bildu, Adolfo Araiz, señaló no que no le había quedado "muy clara la posición de Geroa Bai, si están a favor o en contra", dijo que el gasto del Estado también repercutía en el gasto de Navarra, y discrepó con el PSN sobre la capacidad de la red del TAV para transportar mercancías, concluyendo la oposición de EH Bildu con esta infraestructura por "razones" medioambientales, sociales y económicas, y de prioridades sociales.

testimonio de un exjefe de estación

crónica de una decadencia

Experiencia. Arturo Carreño, el otro interviniente de Sustrai, trabajó para Renfe desde 1967 hasta 2006. Contó que en 1973, en Altsasu, circulaban y se maniobraban unos 120 trenes cada día. La plantilla rondaba los 140 agentes. A finales de siglo, las reducciones de plantilla y supresión de trenes eran ya palpables. Desde 1998 hasta 2006 "la plantilla se redujo a unos 40 agentes, y los trenes que pasaron a unos 50 entre viajeros y mercancías". Carreño acusó a Renfe, Adif y Fomento "de no saber planificar y rentabilizar adecuadamente su potencial sobre todo en mercancías," con un 4% de cuota de transporte, "cuando en otros tiempos era de casi un 20%" .