La confianza de los latinos crece en Biden y se estanca en Trump

Según un análisis, el demócrata gana gracias a su manejo de temas sanitarios y económicos

19.10.2020 | 00:53
Un partidario del presidente Trump ondea una bandera con el lema de la campaña 'Make America Great Again'. Foto: Efe

 La confianza de votantes latinos en el candidato demócrata a la Casa Blanca, Joe Biden, especialmente en cuanto a la pandemia, va en aumento desde junio, mientras la depositada en el actual presidente de los EEUU, Donald Trump, por los electores en general se ha estancado, según un análisis del Centro de Investigaciones Pew.

A 16 días de los comicios presidenciales y en medio de una tendencia al alza de la covid-19 en Estados Unidos, "la mayoría de los votantes hispanos continúan teniendo opiniones sombrías sobre la nación y su economía tras meses de pérdida generalizada de empleos" debido a la pandemia.

En el análisis del Pew, divulgado este fin de semana y basado en una encuesta a más de 11.000 votantes latinos registrados, dos tercios de los entrevistados favorecen aún más que hace cuatro meses la capacidad de Biden en su manejo de temas sanitarios, económicos, toma de decisiones y reducción de la polarización.

El Pew recalcó que se trata de un aumento de la seguridad en el exvicepresidente de Barack Obama (2009-2017) desde una encuesta similar realizada en junio pasado

En cuanto a su capacidad para manejar el impacto en la salud pública del brote de coronavirus la confianza aumentó del 62% al 71%, sobre acercar al país 55% al 70% y en cuanto tomar buenas decisiones sobre política económica se elevó del 58% al 66%. Para los latinos, con una cifra récord de 32 millones elegibles para votar este año, la economía, la atención médica y el brote de coronavirus son los temas más importantes para escoger al presidente, recordó el Pew.

El impacto de la covid-19 en los hispanos ha dañado de manera desproporcionada sus finanzas, y las mujeres hispanas experimentan la mayor pérdida de empleos de cualquier grupo racial o étnico, independientemente del género, reseñó el Pew. Aproximadamente la mitad de los hispanos (53%) dicen que ellos o alguien en su hogar ha sido despedido o recibido un recorte salarial debido a la pandemia, en comparación con el 42% de todos los estadounidenses.

Mientras, entre los votantes en general, que confían más en Trump que los latinos, la confianza no ha mostrado mejoría desde junio: el 40% cree en su manejo de la pandemia, que superó ya los 8,1 millones de casos confirmados y suma casi 220.000 fallecidos, y el 30% confía en que Trump puede acercar al país.

Por otro lado, Biden, según la encuesta, tiene una ventaja de 34 puntos sobre Trump entre los votantes latinos elegibles, mucho mayor que la ventaja de 10 puntos de Biden entre todos los votantes estadounidenses.

Sin embargo, Biden presenta una ventaja más estrecha, de 17 puntos, sobre Trump (54% - 37%) entre los votantes latinos registrados en nueve estados considerados clave debido a que no tienen patrón de voto fijo por algún partido: Arizona, Florida, Georgia, Iowa, Michigan, Carolina del Norte, Ohio, Pensilvania y Wisconsin.

en breve

trump contra "la izquierda radical"

Discurso del miedo en Michigan y Wisconsin. El presidente de EEUU, Donald Trump, alertó el sábado contra el peligro de la izquierda radical si su rival demócrata, Joe Biden, gana los comicios del próximo 3 de noviembre, en dos mítines en los estados clave de Michigan y Wisconsin, en el medio oeste del país. En el condado de Muskegon, en Michigan, Trump avisó de que "la izquierda radical" quiere acabar con la historia del país y llamó a Biden "criminal". Asimismo, vinculó a su adversario con los "anarquistas" y la "izquierda radical". Mientras que en Janesville, ciudad de Wisconsin, el mandatario hizo un discurso centrado en su política de "ley y orden".

las fechas clave

Elecciones 3 de noviembre. Aunque las votaciones anticipadas han arrancado en algunos estados y el voto por correo está cobrando protagonismo este año por la pandemia de coronavirus, el día de las elecciones será el 3 de noviembre. No está claro cuándo se conocerá al ganador de la contienda, ya que aunque tradicionalmente los datos han estado claros en la misma noche electoral, algunos estados clave podrían retrasar los resultados si se dispara el voto por correo. Además de al presidente, los estadounidenses también están llamados el 3 de noviembre a renovar en su totalidad la Cámara de Representantes –dominada actualmente por el Partido Demócrata– y una tercera parte del Senado –controlado por el Partido Republicano–

Interviene el colegio electoral. La elección del presidente en Estados Unidos no es directa, ya que los votantes están designando con sus votos a los compromisarios que les representarán en el Colegio Electoral. Para llegar a la Casa Blanca, por tanto, no es necesario ganar el voto popular sino obtener la mayoría de los votos del Colegio, una disparidad que se hizo evidente en 2016 cuando Trump llegó a la Presidencia con menos apoyo ciudadano que su rival, Hillary Clinton. El Colegio Electoral no se reúne como tal, sino que sus miembros emiten formalmente sus votos desde sus respectivos estados. No obstante, también en este caso hay un regla estricta por la que se establece que deben pronunciarse el primer lunes después del segundo miércoles de diciembre, es decir, el 14 de diciembre en el caso de 2020.

Recuento, 6 de enero. El dictamen del Colegio Electoral quedará reflejado en un certificado de voto que se remitirá al Congreso y a los Archivos Nacionales. El 6 de enero, y en una sesión conjunta, el Poder Legislativo recibe los votos para contarlos y certificarlos. El vicepresidente de Estados Unidos, Mike Pence, en calidad de presidente del Senado, será el encargado de dirigir la sesión de recuento y anunciar quiénes han sido finalmente elegidos para los dos principales puestos del país.

La investidura, 20 de enero. La fecha de la ceremonia de investidura será el 20 de enero de 2020. Ese día, el presidente electo deberá jurar el cargo en las escaleras del Capitolio ante el presidente del Tribunal Supremo e iniciar oficialmente un mandato de cuatro años, el último en caso de que Trump logre mantenerse en el Despacho Oval. En el caso de Biden, que sí tendría derecho a completar ocho años en la Casa Blanca, se da la circunstancia de que tomaría posesión con 78 años.