Buil llama a revisar "el contrato social" e I-E seguirá apoyando al Gobierno

29.10.2020 | 15:08
Mikel Buil y Ainhoa Aznárez, en el Parlamento.

El portavoz de Podemos-Ahal Dugu, Mikel Buil ha llamado en el Debate sobre el Estado de la Comunidad a revisar "el llamado contrato social, un contrato que implica que la ciudadanía ceda sus libertades y asuma deberes sociales, a cambio de ver garantizada su subsistencia".

Buil ha señalado al Gobierno que "hay algo que no estamos haciendo bien" ante la incidencia del coronavirus en Navarra y ha lamentado que "a pesar de ser una comunidad con las medidas más restrictivas, tengamos una incidencia que nos sitúa en el riesgo extremo de un contagio exponencial".

Por ello ha pedido "la necesidad urgente de replantearnos como sociedad cómo se concibe la duración y contingencia de la pandemia" y también "la planificación de la salida".

Ha advertido de que las medidas tomadas "en su momento llevados por la contingencia para proteger a la ciudadanía van a tener que irse consolidando, adaptando y renovando el contrato social" y ha citado como "principal desafío" del virus "su duración".

Ha pedido acabar con toda expectativa cortoplacista, y ha advertido que "hacer como si no pasara nada supone llenar las UCI, poner en riesgo a los mayores y lleva al cierre de negocios", para finalizar señalando que el nuevo modelo "ha venido para quedarse".

Ha recordado a la presidenta María Chivite que "no está sola" y ha pedido a la consejera de Salud, Santos Induráin, que "no baje los brazos, porque tarde o temprano venceremos".

El portavoz de Podemos-Ahal Dugu ha señalado que "se ponen los pelos como escarpias cuando escuchamos a la derecha española y navarra exigir que el estado de alarma termine en ocho semanas, antes de Navidad".

Una petición que ha criticado por ser "cortoplacista, con falta de adaptación expectativas" y ha recordado que el primer estado de alarma acabó "por fases, apurado por la derecha, devolviéndonos a una libertad en la que estaba presente la covid, mientras todos transmitían la sensación de haberlo vencido".

Ha alertado de que el virus "no solo es precarizante, sino que le encanta la precariedad" y ha lamentado que "hoy haya personas que tienen que elegir entre cumplir las normas sanitarias o su trabajo".

Buil ha añadido que "hoy hay más de 10.000 personas que a pesar de trabajar están en situación de pobreza, con familias enteras viviendo en habitaciones, personas que deambulan sin derecho a un apoyo público".

Por ello ha sostenido que "la limitación de la expansión de la pandemia pasa por un rearme de los derechos sociales" y ha alertado de que "uno de los mayores peligros que corremos es no querer mirar que hay miles de personas viviendo al margen".

Ha solicitado también un cambio de Navarra "no para hacerla más competitiva, innovadora y eufemística", sino para generar una Navarra "mejor vertebrada territorialmente, más justa socialmente y menos machista".

El portavoz de Podemos ha alertado también de que el análisis que realizan desde su formación "pone de relieve la enorme afectación que el modelo productivo de Navarra está teniendo sobre las desigualdades, brecha territorial, brecha de género y brecha de edad".

Buil ha pedido que las mejoras que se han hecho a nivel estatal en el Gobierno de PSOE y Podemos "sirva de guía y equilibre el contrato social con la ciudadanía", con medidas como la subida de impuestos a grandes fortunas, la mejora en el sistema de dependencia o el aumento de becas y ayudas.

Además ha instado a valorar implantar una 'Tasa Covid', un "impuesto selectivo a sectores a los que la pandemia les está generando incrementos en beneficios".

Una tasa así, ha agregado, significaría "una cooperación entre las diferentes empresas de nuestro tejido" y se contribuiría a "un mayor crecimiento económico y al rescate de sectores damnificados por parte de quienes han encontrado en la crisis una mayor fuente de beneficios".

Buil ha mostrado su deseo de que la Confederación Empresarial Navarra "aprenda de la vasca, donde los empresarios han solicitado aportar más al común", una realidad que, posteriormente, ha lamentado que no se vaya a dar "porque ni siquiera tenemos las mayorías políticas suficientes para aplicarlo".

Ha señalado que la situación actual de "incertidumbre" lleva a que "las afirmaciones que hagamos hoy puedan ser obsoletas mañana".

"No es una lucha partidista"


La portavoz de Izquierda-Ezkerra en el Parlamento de Navarra, Marisa de Simón, ha destacado el apoyo de su grupo a las medidas del Gobierno en esta crisis sanitaria y ha manifestado que "lo vamos a seguir haciendo". "Esta no es una cuestión de lucha partidista y en este tema hemos cerrado filas con el Gobierno y lo seguiremos haciendo", ha manifestado.
 
En su intervención, De Simón ha mostrado así su apoyo al Ejecutivo en sus medidas restrictivas en la pandemia, que "se han tomado con rigor y con criterios de evidencia científicas". "Son medidas absolutamente necesarias", ha opinado, para añadir que "estamos en una situación de contagios que hay que parar".
 
Ha dicho la parlamentaria que "esta situación ha afectado a la capacidad del Gobierno en Navarra" y ha añadido que las medidas para combatir los efectos de la pandemia "pueden ser una oportunidad o no para implementar medidas duraderas y estructurales para la mejora del conjunto de la sociedad".
 
Según ha dicho, "no todos los sectores de esta sociedad están sufriendo de la misma manera esta situación", por lo que ha defendido que "quienes más tenemos aportemos más que quienes lo tienen peor".
 
De Simón ha señalado que en el actual Gobierno "hay un fortalecimiento de las fuerzas centristas del cambio, PSN y Geroa Bai, frente a la izquierda de Podemos e I-E", "el Gobierno nuevo se aleja más del programa sobre fiscalidad de I-E". No obstante, ha señalado que "no hemos renunciado a sumar en torno a un programa entre diferentes". "Esto es un logro, que implica que se siga en una senda progresista", ha dicho.
 
Tras afirmar que "nos preocupa el acercamiento del Gobierno hacia la derecha en varios temas", De Simón ha comentado que "no estamos ante un Gobierno de izquierdas, pero tenemos un programa de gobierno acordado".