Informe favorable de las entidades locales al anteproyecto de Presupuestos

09.11.2020 | 13:47
Las entidades locales han emitido un informe favorable al anteproyecto de Presupuestos de Navarra para 2021

Las entidades locales han emitido un informe favorable al anteproyecto de Presupuestos de Navarra para 2021 en el que valoran que mientras se prevé una caída de los ingresos de la Hacienda Foral del 6%, las transferencias a esas administraciones se mantienen y el Fondo de Transferencias Corrientes crece un 1,3%.

El informe ha sido dado a conocer este lunes por los representantes locales en la Comisión Foral de Régimen Local, informa la Federación Navarra de Municipios y Concejos.

El citado Fondo crecerá en ese porcentaje al aplicarse las disposiciones de la ley que lo regula y que establece un aumento anual del IPC más dos puntos, señala la FNMC, que apunta que en 2021, alcanzará los 239,9 millones.

El conjunto de las transferencias a las entidades locales previstas en el anteproyecto sube un 0,4%.

No obstante, precisa que se incluyen dentro de las mismas 16 millones de euros con los que se compensará la exención que se va a conceder a los agentes económicos que facturan menos de un millón de euros en el IAE y que dejarán de percibir los ayuntamientos por tratarse de un tributo local, por lo que esa cantidad no hace sino compensar la bajada de ingresos en las arcas municipales.

En parecida línea, destaca la partida de 16,8 millones destinada a finalizar en 2021 el Plan de Inversiones Locales 2017-2019 sin que ello suponga nuevas aportaciones del Gobierno.

De hecho, en su informe, según indican, los representantes locales en la CFRL han conseguido del Ejecutivo el compromiso de presentar un nuevo Plan de Inversiones Locales en el primer semestre del año, de forma que pudieran comenzar a ejecutarse las obras a comienzos de 2022.

En cuanto a las dotaciones distintas del Fondo de Haciendas Locales, las transferencias corrientes crecen en 5 millones y las de capital disminuyen en 4.

Se produce un aumento significativo en las dotaciones a los servicios sociales de base, en el marco del nuevo sistema de financiación aprobado en 2020, y para diferentes servicios educativos.

Otras dos cuestiones planteadas por las entidades locales y a las que el Gobierno ha sido receptivo son la demanda de que los fondos europeos alcancen a las inversiones de las entidades locales, que deben participar en su gestión, y la necesidad de aprobar un nuevo sistema de financiación local, tal y como prevé la Ley Foral de reforma de la Administración Local.

En la misma sesión, han dado el visto bueno al anteproyecto de Ley Foral de modificación de la Ley Foral de Haciendas Locales que simplifica y agiliza algunos trámites administrativos y modifica algunos tributos.

El aspecto más destacado es la exención del IAE a los sujetos pasivos que facturan menos de un millón de euros anuales.

Al tratarse de un impuesto municipal, el Gobierno compensará a los ayuntamientos por esta pérdida de recaudación. La compensación será del 100% para los ayuntamientos de menos de 5.000 habitantes y del 95% para los mayores.

En todo caso, los representantes locales han expuesto que esta medida (y el porcentaje de compensación) debe revisarse para el año próximo.

Entre las medidas de agilización y actualización que incluye el texto figura la eliminación del límite de potencia fiscal en el Impuesto de Circulación de personas con discapacidad, la actualización de las tarifas del Impuesto de Circulación o la concreción de un aspecto del Impuesto de Plusvalía en casos de herencia.

A eso se suma la supresión del Impuesto de Gastos Suntuarios sobre premios en el juego del bingo, la agilización de la tramitación de los presupuestos locales, o la aplicación de la fiscalización simplificada a todas las entidades y no solo a las de más de 50.000 habitantes.