Bruselas solo aconseja test rápidos cuando no se puedan hacer PCR

Pide aunar criterios en los métodos de rastreo y armonizar escenarios para las pruebas rápidas

19.11.2020 | 01:32
Una mujer se realiza una PCR en uno de los puntos habilitados por la Cambra de Comerç de Barcelona

Bruselas – La Comisión Europea (CE) publicó ayer recomendaciones sobre cómo utilizar los test de antígenos para detectar el coronavirus, entre las que aconseja que esas pruebas de diagnóstico rápido las realicen profesionales sanitarios entrenados y solo cuando no se puedan hacer las PCR, más fiables.

La CE consideró que las PCR son el "estándar de oro", pero entiende que los test de antígenos, más rápidos y baratos, pueden ser útiles cuando existe saturación en los laboratorios. "Los test de antígenos ofrecen ventajas en términos de simplicidad del equipo, menor demanda de operadores altamente calificados, precio y puntualidad y ayudan a aliviar la presión de los sistemas sanitarios".

Las recomendaciones se publican en la víspera de que los jefes de Estado y de Gobierno de los países de la UE celebren una teleconferencia para tratar la gestión de la pandemia y Bruselas espera que sus directrices sirvan para "incrementar la coordinación en los métodos de testeo en la UE", declaró la comisaria de Sanidad, Stella Kyriakides.

En ese sentido, la CE pide a los países acordar criterios comunes para seleccionar los tests de antígenos en función de su rendimiento y que armonicen "los escenarios durante los cuales las pruebas rápidas son apropiadas, como en circunstancias de alta transmisión comunitaria".

rendimiento de los test El test de antígenos ofrece el resultado en unos 30 minutos, mientras que la PCR deben trasladarse a un laboratorio especializado y el diagnóstico tarda al menos cuatro horas.

Los estudios de evaluación clínica de los tests rápidos muestran una sensibilidad de entre el 29% y el 93,9%, más alta "si se aplican hasta cinco días después del inicio de los síntomas y se analizan en muestras con alta carga viral", indicó la CE.

La probabilidad de que una persona sana de resultado positivo con los antígenos oscila entre el 80,2% y el 100%, agregó. Por esto, la Comisión recomienda una sensibilidad mínima del 80% y una especificidad superior al 97% "para evitar falsos negativos y falsos positivos", y que las pruebas se realicen entre cinco y siete días después de un contacto con un positivo.

profesionales entrenados "El personal sanitario capacitado es el que debe realizar los test rápidos, y de acuerdo con las instrucciones del fabricante", señaló la CE.

La Comisión subrayó, además, que "un punto crítico y a menudo descuidado, es la recolección de la muestra" y pide que se elaboren "protocolos para una adquisición y manipulación eficiente".

Cuando no se puedan hacer las PCR, la CE consideró razonable "considerar el uso de pruebas rápidas de antígenos para personas con síntomas compatibles con la covid en áreas donde la proporción de pruebas positivas es alta o muy alta, es decir, cercana al 10% de la población.

Asimismo, la CE no descartó el uso de test de antígenos en los aeropuertos, pero se remite al informe que preparan el Centro Europeo para la Prevención y el Control de Enfermedades (ECDC) y la Agencia de la Unión Europea para la Seguridad Aérea (EASA).