Navarra ha pasado de pagar 591 millones al Estado en 2015 a los 547 millones que abonó en 2019

La negociación que hizo el Gobierno del cuatripartito fue clave para rebajar la aportación y lograr este ahorro - El Ejecutivo de Chivite debe acordar ahora las condiciones para el quinquenio 2020-24

21.11.2020 | 01:12
Convenio económico Navarra-Estado

pamplona – La aportación de Navarra al Estado ascendió en 2019 a 547,7 millones de euros. El dato figura en la memoria de las cuentas generales del pasado ejercicio elaborada por la Cámara de Comptos. En el detallado informe, que se hizo público el viernes 13 de noviembre, el órgano fiscalizador se detiene en repasar la evolución de este pago en los últimos cinco años. Un periodo en el que se refleja el importante ahorro que ha supuesto para la Comunidad Foral el acuerdo alcanzado el 27 de diciembre de 2017 con el Ministerio de Hacienda para actualizar el Convenio Económico correspondiente al quinquenio 2015-2019.

Hasta 2015, último año con UPN al frente del Gobierno foral, la aportación de Navarra al Estado para contribuir a sufragar las cargas no asumidas por la Comunidad Foral creció de manera considerable. De los 541 millones pagados en 2014, se pasó a los 591 en 2015, que en realidad terminaron siendo 617 millones por los ajustes que se hacían entre ambas administraciones del impuesto sobre el valor de la energía eléctrica, que en ese 2105 derivó en un pago adicional de 26,9 millones. Para 2016, el Estado estimó que Navarra debería pagar 613,7 millones y elevó esta cifra hasta 626 millones para 2017.

Como es sabido, Navarra paga al Ministerio de Hacienda por los servicios que no tiene transferidos y le presta el Estado, así como por aquellos que son comunes a todo el país, como defensa, asuntos exteriores, instituciones centrales (Corona, Cortes Generales), deuda del Estado y un largo etc.

larga negociación La llegada al Palacio de Navarra del cuatripartito que lideró Uxue Barkos supuso un antes y un después en esta aportación. El Gobierno foral consideró que los pagos que reclamaba el Estado, que los sucesivos ejecutivos de UPN abonaban sin rechistar, no se correspondían con la realidad. El entonces consejero de Hacienda, Mikel Aranburu, elaboró con técnicos del departamento un informe que ponía sobre la mesa que en la demanda de la Moncloa existía un sobrepago de al menos 90 millones que Navarra no debía asumir.

Durante los casi dos años que duró la negociación entre ambas administraciones, el Estado continuó presupuestando la aportación que debía ingresarle Navarra tomando como referencia sus propios cálculos. Por ello, reclamó los mencionados 613 millones en 2016 y los 626 un año después.

Sin embargo, una vez que pudo demostrarse que Navarra estaba asumiendo cargas económicas del Estado que no tenía por qué financiar, la aportación de la Comunidad Foral bajó considerablemente. En 2016, pagó 540 millones –incluidos los 20 del sector eléctrico– en lugar de los 613 que pedía Madrid, lo que significó un ahorro de 73 millones. Y en 2017, la aportación descendió a 511 millones, en lugar de los 626 que calculaba el Estado, por lo que el ahorro se disparó hasta los 115 millones en un solo año. Teniendo en cuenta que los Presupuestos de Navarra de aquel año eran de 3,731 millones, esos 115 millones suponían un 3% del total del gasto.

Con el Convenio Económico actualizado, en 2018 y 2019 se pagaron 529 millones y 547, incluidos en estos abonos el cálculo del pago por el sector eléctrico que desde 2018 está dentro de la aportación global al Estado. Son cifras, en cualquier caso, muy por debajo de los 591 millones que pagó el Gobierno de Barcina.

Además, son cifras que van a seguir muy alejadas en el quinquenio 2020-2024 que corresponde actualizar ahora al Gobierno de Chivite, pero que lo va a hacer con la ventaja de tener establecidos los criterios pactados en la última renovación. Prueba de ello es que los Presupuestos del Estado para 2021 contemplan que Navarra deberá desembolsar 540 millones, una cantidad incluso por debajo de lo calculado desde el propio Gobierno foral, que tiene presupuestado un desembolso para el próximo ejercicio de 560 millones.

ahorro

73

millones en 2016. La negociación que el Gobierno de Barkos abrió con Madrid para calcular la aportación de Navarra al Estado significó un ahorro para la Comunidad Foral de 73 millones en 2016. En lugar de pagar los 613 millones que pedía el Ministerio de Hacienda se consiguió rebajar esa cifra a 540 millones.

115

millones en 2017. El ahorro fue superior en 2017. De los 626 millones que calculó el Estado que debía abonar Navarra, el pago se rebajó a 511 millones

43,3

DIFERENCIA CON 2015. La aportación de Navarra al Estado en 2019 fue de 547,7 millones, Una cifra inferior en 43,3 millones a la que desembolsó el último Gobierno de UPN en 2015.

LA APORTACIÓN

¿Por qué se paga? Navarra realiza anualmente una aportación económica al Estado por los servicios que no tiene transferidos, así como por aquellos que son comunes a todo el país, como defensa, asuntos exteriores e instituciones centrales (Corona, Cortes Generales, etc).