Las enmiendas de Navarra suma dejarían un déficit de 221 millones de euros

La coalición derechista propone 242 millones más de inversión a costa de una partida que solo tiene 21

14.12.2020 | 01:42
Javier Esparza y María Jesús Valdemoros acuden a una reunión con el Gobierno de Navarra. Foto: Iban Aguinaga

Pamplona – El Parlamento de Navarra debate esta semana en comisión las enmiendas a los presupuestos. En total, 510 propuestas de modificación de las que saldrán aprobadas la mitad, las 250 que de forma conjunta o separada han presentado los cinco grupos que aprobarán el proyecto de cuentas para 2021. PSN, Geroa Bai, EH Bildu, Podemos e Izquierda-Ezkerra se apoyarán mutuamente para garantizar la aprobación de sus respectivas enmiendas, por un valor total de 10 millones. Y para rechazar también las 260 que ha presentado Navarra Suma, que en caso de aprobación dejarían un déficit presupuestario de 221 millones.

No se ha trabajado mucho sus enmiendas la coalición de Javier Esparza, que ha cargado la mayor parte de ellas al fondo de contingencia. Una partida neutra que el Gobierno reserva para posibles gastos imprevistos, y que sirve de recurso a los grupos parlamentarios para compensar el incremento del gasto fijado en la enmienda. Toda propuesta de aumento de presupuesto requiere una contrapartida, así que lo sencillo es acudir a aquello que no tiene implicaciones sociales.

Es que el recurso al que ha recurrido Navarra Suma en prácticamente todas sus propuestas de incremento presupuestario. Salvo en siete, todas ellas vinculadas al euskera, en las que sí se fija de dónde se puede retraer fondos para financiar la enmienda, el resto van con cargo al fondo de contingencia. El problema es que la partida para imprevistos está dotada con 21 millones, y Navarra Suma ha presentado enmiendas por valor de 242,7 millones. Lo que, de ser aprobadas todas, dejaría un déficit presupuestario insostenible.

De hecho, el fondo de contingencia quedaría prácticamente agotado si se aprueban los 20 millones que Navarra Suma reclama para la hostelería en una única enmienda. De hecho, solo las enmiendas presentadas al Departamento de Desarrollo Económico suman 52,5 millones, y todas ellas se plantean financiar con los apenas 21 millones que recoge el fondo de contingencia.

Lo mismo ocurre con las enmiendas presentadas a la consejería de Derechos Sociales, que alcanzan los 43 millones también con cargo a una misma partida; los 43,2 de Cohesión Territorial; o los 50 millones de aumento de gasto que plantea en Salud. En ningún momento ofrece Navarra Suma una alternativa que permita sostener los 250 millones de aumento presupuestario.

Rebaja de impuestos Tras el debate de enmiendas al presupuesto vendrá el de la política de ingresos, para el que Navarra Suma también ha presentado 45 enmiendas con las que propone bajar impuestos. Según explicó su portavoz en Economía, María Jesús Valdemoros, no es incoherente reclamar aumento del gasto y rebaja de impuesto porque "la sociedad es compleja" y "cuando se bajan los impuestos hay incentivos para que haya actividad económica y se generen más ingresos". Sin embargo, para que salgan las cuentas de la exdirectora general del Gobierno de Barcina sería necesario un impacto de más de 300 millones: 220 para financiar el mayor gasto solicitado y otros 100 para compensar la caída directa de la recaudación que implican sus medidas.