EH Bildu y el Gobierno discrepan a cuenta de la reforma del mapa local

Araiz reprocha al consejero Ciriza que no quiera desarrollarla pese a que la ley fue aprobada y está en vigor

15.12.2020 | 00:53
La vicepresidenta de la Cámara, Inma Jurío (PSN), con el coportavoz de EH Bildu, Adolfo Araiz. Foto: Unai Beroiz

pamplona – EH Bildu quiere que el Gobierno de Navarra asuma el compromiso de llevar adelante la reforma del mapa local. El coportavoz parlamentario de los soberanistas, Adolfo Araiz, acusó este lunes al Gobierno de Navarra de "incumplir" la Ley de Reforma de la Administración Local, el conocido como mapa local, una extensa normal de actualización de toda la red municipal navarra que fue aprobada la legislatura pasada no sin dificultades, y cuyo desarrollo normativo todavía está pendiente. Se trata de una ley que reconfigura el mapa de comarcas y mancomunidades, elimina estructuras supérfluas y que en su momento generó recelo en el PSN, otra fuerza con mucho peso municipal, ya que los socialistas vieron el interés de los soberanistas por comarcalizar navarra en función de sus intereses municipalistas.

choque municipalista Tras reconocer que "hay discrepancias políticas en torno a esta ley", Araiz afirmó en rueda de prensa, una vez finalizada la Mesa y Junta de Portavoces, que es el Gobierno el que "está incumpliendo" la ley y "además con una voluntad manifiesta".

Araiz criticó además al consejero de Cohesión Territorial, Bernardo Ciriza (que es miembro del PSN), cuya comparecencia en el Parlamento ha solicitado, y al que ha reprochado que haya dicho que se trata de una ley "inaplicable" y "llena de incertidumbres" cuando la misma está en vigor y hay un acuerdo programático que se debe respetar.

EH Bildu quiere también que Bernardo Ciriza dé cuenta en el Parlamento foral de la "falta de planificación y previsión" que tuvo el Gobierno con la nieve caída en el puente foral, que causó "incidencias importantes" tanto en las carreteras como en telefonía e internet en la zona norte, por las que –señaló– que ya se han quejado algunos alcaldes. En la zona de los Pirineos, hubo localidades con cortes durante al menos cuatro días.