Estudiantes protestan por la incertidumbre en los programas Erasmus

Tras el anuncio del Reino Unido de acabar con los intercambios, han solicitado a Castells que aclare la situación

06.01.2021 | 00:22

madrid – La Coordinadora de Representantes de Estudiantes de Universidades Públicas (CREUP) y la Erasmus Student Network Spain (ESN Spain) solicitaron ayer al ministro de Universidades, Manuel Castells, información sobre el futuro de los intercambios académicos con Reino Unido, después de que este país anunciara su voluntad de abandonar el programa de movilidad Erasmus+.

En una carta, ambas entidades también pidieron al ministro "actuaciones concretas" para que los estudiantes no pierdan "la oportunidad de poder relacionarse, conocer y enriquecer su juicio crítico a través de esta experiencia".

Para la CREUP y ESN España, la decisión de Reino Unido de abandonar Erasmus+ "recorta oportunidades de estudiantes tanto de universidades británicas como españolas, ya que no podrán desarrollar sus programas formativos de forma combinada entre estas".

De hecho, recuerdan que solo en el curso 2018/2019, más de 30.000 estudiantes de toda Europa se formaron en Reino Unido dentro del paraguas del programa Erasmus+. A su vez, más de 18.000 estudiantes de las universidades británicas se beneficiaron de estas ayudas para complementar sus estudios en universidades de otros países. De acuerdo con el último Erasmus+ Annual Report, Reino Unido se encuentra en el top 5 de países en envío y recepción de estudiantes.

El principal argumento para la salida del programa, según ambas asociaciones, ha sido el elevado coste económico que supone Erasmus+ para Reino Unido. Sin embargo, la decisión de permanecer en el Espacio Europeo de Educación Superior prescindiendo del programa demuestra una "visión cortoplacista y utilitarista de la Educación Superior". "La movilidad internacional no es un gasto sino una inversión en la calidad de la educación superior y el enriquecimiento conjunto de la sociedad", advirtieron.

CREUP y ESN España lamentaron que la propuesta del gobierno británico, que pretende suplir al Erasmus+, jamás podrá reemplazar ni la capacidad de internacionalización ni el alcance que tiene el programa europeo que además incrementará la carga burocrática que deberá realizar el estudiante para poder cursar su movilidad.

Así, destacaron que el programa Erasmus+, con más de 30 años de historia y habiendo incluido ya a más de 10 millones de estudiantes, ofrece una "experiencia académica, profesional y personal única que será todo un reto igualar por parte del nuevo programa que Reino Unido pretende establecer". Por ello, lamentan que no se haya escuchado la voz de estudiantes y universidades abogando a nivel europeo para su mantenimiento.