Anboto declara que la juzgan como un acto de “justicia vengativa”

Conceden la libertad condicional a Troitiño, que dice que no puede seguir en la cárcel con la quimioterapia

28.01.2021 | 02:12

pamplona – La exdirigente de ETA Marixol Iparraguirre, alias Anboto, declaró este miércoles en la Audiencia Nacional que la están juzgando por hechos ocurridos hace más de veinte años, en lo que ella entiende que es una "muestra de justicia vengativa".

Anboto, que junto con José Antonio Urrutikoetxea, alias Josu Ternera, leyó el 3 de mayo de 2018 el comunicado en el que ETA anunció su disolución, negó en el juicio haber facilitado al comando Itsasadar el material explosivo para cometer en septiembre de 1994 un atentado en una sucursal bancaria de Getxo (Bizkaia), que causó daños materiales.

En su derecho a la última palabra Anboto se declaró inocente y estimó que el hecho de que se le juzgue por "algo de hace más de veinte años" muestra "una justicia vengativa que en lugar de soluciones ahonda aún más en el conflicto por medio de la represión".

El fiscal ha mantenido su petición de 12 años de prisión para Anboto por un delito de estragos terroristas al haber proporcionado supuestamente material explosivo al comando para cometer el atentado.

Este juicio ha tenido lugar un día después de que el Tribunal Supremo celebrara la vista para revisar la condena que se le ha impuesto ya en España, de 122 años de prisión por ordenar el asesinato del comandante del Ejército de Tierra Luciano Cortizo en 1995 en León.

Otro miembro histórico de ETA, Antton Troitiño, recibió este miércoles la noticia de su excarcelación, que no se hará efectiva hasta que esta resolución sea firme. El recluso, enfermo, ha comunicado a su abogada su decisión de dejar el tratamiento que recibe con quimioterapia "por ser inviable" con su mantenimiento en prisión.

Noticias relacionadas