El Gobierno 'garantiza' su apuesta por el TAP y el Canal de Navarra

Navarra Suma censura que "el desarrollo de Navarra está en manos de EH Bildu" y pide al Ejecutivo "menos teatrillo y más decisiones"

11.03.2021 | 12:19
Vista del riego en un campo de Funes, con agua del Canal de Navarra.

El consejero de Cohesión Territorial del Gobierno de Navarra, Bernardo Ciriza, ha garantizado la "apuesta" del Ejecutivo por "la mejora de las infraestructuras viarias, ferroviarias, ciclables, digitales e hidráulicas para caminar con un paso firme hacia una Navarra más cohesionada y equilibrada". Y se ha fijado como objetivos, entre otros, el desarrollo del TAP, el Canal de Navarra o la mejora de las carreteras.

En respuesta a una interpelación del PSN en el pleno de la Cámara foral, Ciriza ha destacado que "avanzar en la igualdad de todos los ciudadanos, independientemente de su lugar de residencia, es uno de los objetivos más ambiciosos que tenemos por delante".

"La irrupción de la pandemia ha originado un profundo cambio en la relación entre lo rural y lo urbano. En esta nueva coyuntura el equilibrio territorial es más necesario que nunca porque es la base de una sociedad que es capaz de extender al conjunto de la ciudadanía la igualdad de oportunidades", ha enfatizado.

En concreto, Ciriza ha asegurado que su departamento va apostar por las infraestructuras viarias, ya que "Navarra necesita contar con una competitiva red de carreteras". Ha recordado que en esta legislatura estamos abordando el debate sobre la financiación y ha recordado la incorporación de peajes a vehículos pesados en cinco vías, un modelo "extendido en la Unión Europea".

Según ha indicado, la implantación de peajes, "nos va a permitir abordar las necesidades existentes desde hace años en materia de carreteras". Y ha avanzado que esta semana se está realizando una última actualización del borrador del estatuto de la futura empresa pública, al tiempo que se trabaja en el proyecto de ley foral reguladora del canon de uso de carreteras.

Se ha referido también a las obras de transformación de la N-121-A en una vía 2+1 y también ha avanzado una veintena de actuaciones de obra nueva que se va a ejecutar en 2021 en mejoras de carreteras.

En cuanto a las infraestructuras ferroviarias, Ciriza ha asegurado que el Gobierno trabaja en el desarrollo del tren de altas prestaciones, que "mejorará la movilidad de las personas, el fortalecimiento económico, la competitividad, el asentamiento empresarial o la reducción de emisiones de gas de efecto invernadero". Y ha destacado que los Presupuestos Generales del Estado "contemplan para este año una destacada inversión para obras en nuestra comunidad".

De igual modo, el consejero ha explicado que este año "se va a llevar a cabo un estudio con objeto de realizar un diagnóstico de los servicios ferroviarios de corta y media distancia y solicitar en caso de que proceda posibles mejoras".

Otros de los objetivos del departamento en materia de infraestructuras citados por el consejero han sido la extensión de las infraestructuras ciclables, además de las infraestructuras digitales y las infraestructuras hidráulicas. En este punto, ha destacado que el Canal de Navarra es "una obra que nos va a permitir avanzar en el equilibrio territorial" y ha asegurado que llevar agua a la Ribera es "una prioridad" del Ejecutivo.

Igualmente, Ciriza ha apostado por "promover la mejora de los servicios básicos municipales en toda la Comunidad foral y apoyar a las entidades locales" y, en este sentido, ha tendido la mano a todos los grupos "sin excepción" para "trabajar de manera conjunta y coordinada" y "ser capaces de llegar a acuerdos para dotar a nuestras entidades locales de un sistema de financiación que les de la estabilidad que necesitan".

"Este año el departamento tiene voluntad de trabajar también el desarrollo de una nueva ley de inversiones locales. El último PIL fue dotado con 100 millones de euros, con una ejecución aproximada del 85%. Esperamos poder terminar su ejecución con la inclusión de más de un centenar de obras que se encuentran en reserva para agotar esa cuantía de 100 millones", ha comentado.

DISCREPANCIAS DE LOS GRUPOS

El socialista Jorge Aguirre ha destacado que desde el inicio de la legislatura el Gobierno foral está "apostando por la lucha contra la despoblación desde los prismas que se convierten en motor para poblar nuestros municipios". Ha apoyado infraestructuras como el TAP o el Canal de Navarra y ha recordado que "existen ciertos grupos políticos y colectivos" que se oponen a ellas. Frente a ello, ha pedido que "se piensen en las necesidades actuales y en los navarros que vendrán más adelante". "Estas infraestructuras no están en cuestión en Navarra, ahí están los compromisos del Gobierno de España y del Gobierno de Navarra", ha garantizado.

Por su parte, el portavoz de Navarra Suma Javier Esparza ha censurado que el desarrollo de la Comunidad foral "está en manos de EH Bildu" cuando "han estado en contra de todo lo que ha significado desarrollo para Navarra". "Nosotros les ofrecimos estabilidad y eligieron a EH Bildu", ha censurado Esparza, para quien el actual PSN "ha renunciado al pasado del Partido Socialista, han demostrado que por tener el poder vale todo y son capaces de todo". "Y en ese todo si hay que ralentizar el Canal de Navarra o el TAV, se frena. ¿Les va a dar permiso EH Bildu para desarrollar las infraestructuras?", ha planteado, para exigir al PSN "menos teatrillos y más tomar decisiones".

Desde Geroa Bai, Pablo Azcona ha sido crítico con lo realizado por UPN en sus años de gobierno y se ha opuesto a "seguir hipotecando a Navarra con peajes en sombra". "La propuesta de Geroa Bai pasa por una movilidad sostenible, un plan de inversiones locales fuerte, conectividad e infraestructuras que cambien el modelo energético". "Y esto no puede ser con modelos que hipotecan a Navarra. No a los peajes en sombra que ahora mismo están hipotecando la capacidad de este Gobierno", ha incidido.

En representación de EH Bildu, Adolfo Araiz se ha preguntado, sobre el tren de alta velocidad, "si para ir 20 minutos antes a Madrid hace falta gastarse 2.000 millones de euros" y ha censurado el "interés desmedido" existente en torno a este proyecto. Sobre el Canal de Navarra, también ha sido crítico con el "capricho político" por el que se ha optado para la segunda fase. "Se ha justificado en un documento del que nadie quiere hacerse responsable", ha sostenido.

Por parte de Podemos, Ainhoa Aznárez ha vuelto a criticar los proyectos de "cemento y hormigón, gasto, más gasto y más gasto" y ha defendido, frente a ello, "lo micro, lo cotidiano, lo que sostiene cada una de nuestras vidas, las infraestructuras humanas". "No queremos un capitalismo verde, que destruye patrimonio, nuestra apuesta es por infraestructuras justas y equilibradas; infraestructuras destinadas a las personas, infraestructuras públicas para nuestro cotidiano".

Finalmente, Marisa de Simón, de Izquierda-Ezkerra, ha discrepado con el modelo de ferrocarril por el que apuesta el Gobierno de Navarra y ha considerado que "el TAV no cohesiona el territorio". "Es una apuesta insostenible desde el punto de vista medioambiental, económico y social. Es un derroche de dinero que no va a ningún sitio", ha opinado. Sobre el Canal de Navarra, ha apostado por el agua en la Ribera, pero ha cuestionado la opción elegida. "Había opciones más sostenibles", ha planteado.