Madrid, la única incógnita política a despejar tras el giro de Murcia

Isabel Franco, Valle Miguélez y Francisco Álvarez han pasado de Ciudadanos al PP en Murcia

12.03.2021 | 18:56
La presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso.

El cambio de criterio de tres diputados de Ciudadanos en la Asamblea de Murcia entre acusaciones de transfuguismo deja a Madrid como la única incógnita cuyo futuro político habrá que despejar próximamente de las tres comunidades en las que los socialistas presentaron sendas mociones de censura.

De esas tres autonomías, Madrid, Castilla y León y Murcia, esta última era en la que se daba por hecho el relevo de su Gobierno regional, ya que la moción fue registrada con las firmas del PSOE y de Ciudadanos y salían las cuentas para que prosperara.

Pero este viernes, los parlamentarios regionales de Cs Isabel Franco, Valle Miguélez y Francisco Álvarez, tras haberla firmado, anunciaron que votarían en contra de la iniciativa que pretendía relevar al actual presidente, Fernando López Miras, del PP.

Los tres parlamentarios, cuyo partido les ha abierto un expediente de expulsión, han pasado a formar parte del nuevo Ejecutivo, y el PP de Pablo Casado, en unas negociaciones de última hora encabezadas por su secretario general, Teodoro García Egea, ha logrado retener Murcia en una maniobra que ha sorprendido al PSOE y debilita al partido de Inés Arrimadas.

Una maniobra que ha dado pie a acusaciones de los socialistas de no respetar el Pacto Antitransfuguismo, corromper la política y protagonizar un "tamayazo".

Aluden así a la situación vivida en la Comunidad de Madrid en 2003 cuando dos parlamentarios del PSOE (Eduardo Tamayo y María Teresa Sáez) se abstuvieron en la segunda votación de investidura del socialista Rafael Simancas como presidente autonómico e impidieron su elección.

También desde la dirección nacional de Ciudadanos ha habido reproches al PP. Su portavoz adjunto en el Congreso, Edmundo Bal, le ha acusado de "haber comprado tres bocas" para tapar su corrupción en la región.

Una vez que los tres parlamentarios murcianos de Ciudadanos han anunciado su voto en contra de la moción, la coordinadora de este partido en la región y que iba a ser la nueva presidenta autonómica, Ana Martínez Vidal, ha ofrecido un acuerdo a los tres diputados de Vox en el Parlamento de esta comunidad que han sido expulsados de la formación de Santiago Abascal. Pero fuentes del PP han asegurado a Efe que no tienen ninguna preocupación ante esa estratagema.

Si no hay ninguna sorpresa en Castilla y León, la moción presentada por los socialistas contra el Gobierno del popular Alfonso Fernández Mañueco tampoco prosperará, porque los parlamentarios de Ciudadanos siguen insistiendo en que no la apoyarán.

Una incógnita por despejar

La Comunidad de Madrid es la que tiene un futuro político aún por despejar, ya que está pendiente de que se ratifiquen las elecciones autonómicas convocadas para el 4 de mayo por Isabel Díaz Ayuso o, por el contrario, se debatan las dos mociones de censura presentadas contra ella por el PSOE y Más Madrid.

Es el Tribunal Superior de Justicia de Madrid el que tiene que resolver el recurso presentado por la Mesa de la Diputación Permanente de la Asamblea de Madrid contra la convocatoria de esos comicios, y para ello tiene de plazo hasta el martes.

A la espera de esa decisión, el PSOE madrileño ha despejado los rumores y ha anunciado que, si hay que acudir a las urnas, su portavoz en la Asamblea, Ángel Gabilondo, volverá a ser el candidato del partido.

Por el contrario, Inés Arrimadas, aunque ha afirmado que confía en el exvicepresidente de la comunidad Ignacio Aguado, ha evitado confirmarlo.

Arrimadas ha sido la que ha puesto voz también a la insistencia de su partido en que se opondrán a la moción de censura del PSOE en Castilla y León.

El Gobierno central elude el tema

Por su parte, el Gobierno ha eludido hacer comentarios sobre las mociones presentadas en las tres autonomías y sobre el giro que ha dado la situación política en Murcia este viernes.

Su portavoz y ministra de Hacienda, María Jesús Montero, en la conferencia de prensa posterior a la reunión del Consejo de Ministros y ante lo que ha calificado de un ritmo de vértigo, se ha limitado a apostar por la estabilidad.

En medio de los diversos movimientos políticos, el PNV se ha referido al pacto existente entre PSOE y Unidas Podemos en el Ejecutivo.

Su portavoz en el Congreso, Aitor Esteban, ha señalado que la forma en que están actuando ambos partidos "no es la manera de llevar un gobierno de coalición" y no cree que vayan a agotar la legislatura.