Sánchez anuncia un 'plan Marshall' con 70.000 millones en inversiones

El proyecto presentado por el presidente español prevé la creación de 800.000 nuevos empleos en seis años

13.04.2021 | 13:23
Sánchez anuncia un 'plan Marshall' con 70.000 millones en inversiones

El presidente del Gobierno español, Pedro Sánchez, ha anunciado este martes que el Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia contempla 20 inversiones en sectores principales para los tres próximos años, con el foco en movilidad sostenible, vivienda, energía, modernización de la administración pública y digitalización.

Así lo ha trasladado en la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros y a la celebración de la segunda reunión de la Comisión Interministerial para la Recuperación, Transformación y Resiliencia a la que han asistido todos los miembros del Ejecutivo.

En concreto, el plan contempla 13.200 millones para abordar una estrategia de movilidad sostenible; 6.820 millones para la rehabilitación de vivienda y regeneración urbana; 4.315 millones para la modernización de las administraciones públicas, atajando la temporalidad que sufre; 4.060 millones en un plan de digitalización de las pymes; 4.000 millones para avanzar en el 5G; y 3.780 millones en política industrial y estrategia economía circular.

Asimismo, se destinarán 3.590 millones en un plan de competencias nacionales en digitalización; 3.400 millones irán al sector turístico del país; 3.380 millones para el desarrollo de la ciencia e innovación y 3.165 millones para la integración de energías renovables.

"El Plan de Recuperación es la mayor oportunidad para España desde su entrada en la UE hace 37 años", ha recalcado Sánchez asegurando que el país "no va a dejar escapar la oportunidad que se presenta con los fondos europeos, no solo para abordar la urgencia de la crisis, sino también para diseñar el modelo de futuro del país para en la próxima década".

Así, en el periodo 2021-2023 se movilizarán inversiones públicas por importe de 70.000 millones de euros, que tendrán un impacto "inmediato" en la economía y en el empleo este mismo año.

El presidente español señaló que el Plan, articulado en cuatro ejes, se compone de 212 medidas, de las que 110 son inversiones y 102, reformas, con dos objetivos fundamentales: impulsar la recuperación económica en el corto plazo y reconvertir y transformar la economía española para hacerla más competitiva y sostenible.

Del conjunto del plan, se destinará el 39% a la transición ecológica, el 29% a la transformación digital, el 10,5% a educación y formación y un 7% para I+D+i, según ha especificado Sánchez durante su comparecencia.

En cuanto a las reformas, el presidente ha adelantado algunas de las que se pretenden abordar, como son la modernización del sistema de salud, la reforma del sistema eléctrico, la modernización de la Justicia, la nueva economía de los cuidados o la ley de Aguas.

Además, también ha hecho mención a la modernización de las Administraciones Públicas, la economía circular, la movilidad sostenible, la ciencia y la vivienda.

"Tenemos un horizonte de esperanza extraordinaria. Hay un plan que ya está en marcha y lo tenemos todo listo para desarrollarlos al día siguiente de que se apruebe en Bruselas", ha remarcado el presidente.

Sánchez destacó que se trata del plan económico "más ambicioso y más trascendental" de la reciente historia económica de España y la "mayor oportunidad" para España desde su entrada en la UE hace 37 años. "Operaciones como esta se presentan un par de veces en un siglo y no la vamos a dejar pasar", reiteró Sánchez, que indicó que tendrá un impacto en el PIB de 2 puntos anuales y permitirá la creación de 800.000 nuevos empleos en seis años.

Sánchez presentará mañana miércoles el Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia en el Congreso de los Diputados a petición propia antes de enviarlo este mismo mes de abril a Bruselas, y por la tarde la ministra de Asuntos Económicos, Nadia Calviño, convocará la mesa del diálogo social para trasladar el plan a los agentes sociales.

Documento abierto a sugerencias


Preguntado acerca de si el Plan podrá recoger aportaciones o cambios propuestos por los grupos parlamentarios, Sánchez afirmó que se trata de un documento "abierto" y que el Gobierno está en una "escucha constante y permanente" respecto a los partidos, cuyas sugerencias serán "bienvenidas".

Además, aseguró que para su elaboración se ha contado con las aportaciones de "todos los sectores" que han mostrado interés por compartir su experiencia, y que se ha llevado a cabo mediante un proceso "participativo", con el concurso también de las comunidades, las corporaciones locales y el "diálogo intenso" con la Comisión Europea.

Elementos por afinar con Bruselas


Precisamente sobre la negociación con la Comisión acerca del Plan, al que tiene que dar su visto bueno, Sánchez reconoció que todavía existen "elementos por afinar" con Bruselas, pero que en general el Gobierno está "muy satisfecho" con el proceso.

Así, negó que haya habido un retraso en la aprobación del Plan, que podría aprobarse la semana que viene, y aseguró que España será "uno de los primeros países" de la UE en remitir el plan a Bruselas, dado que es uno de los estados que lo tiene más avanzado. "Estamos en tiempo y forma y lo vamos a presentar en el mes de abril, por tanto niego la mayor", reiteró sobre el supuesto retraso.

Por último, indicó que con independencia de cuándo dé luz verde la Comisión al desembolso del dinero, España ya ha incluido en los Presupuestos de este año los primeros 27.000 millones de inversión y se han empezado ya a desplegar con la aprobación este mismo martes del Plan Moves III de ayudas directas al vehículo híbrido y eléctrico.

Estas son las diez principales inversiones del plan

  • Estrategia de movilidad sostenible, segura y conectada: 13.200 millones. Consistirá en la electrificación de las vías públicas, instalación de puntos de recarga y, en general, la transición al vehículo eléctrico.
  • Rehabilitación de vivienda y regeneración urbana: 6.820 millones. Ayudas para la instalación de paneles solares u obras para hacer las viviendas más eficientes energéticamente.
  • Modernización de las administraciones públicas: 4.315 millones. Incluirá la digitalización o el refuerzo de la evaluación de las políticas públicas, así como reducir la temporalidad. Sánchez lo ha definido como "una auténtica revolución" de la relación de la ciudadanía con la Administración.
  • Plan de digitalización de pymes: 4.060 millones.
  • Hoja de ruta del 5G: 4.000 millones. Llegará "a todos los rincones de nuestro país".
  • Nueva política industrial España 2030 y economía circular: 3.780 millones.
  • Plan nacional de competencias digitales: 3.590 millones.
  • Sector turístico: 3.400 millones.
  • Sistema nacional de ciencia e innovación: 3.380 millones.
  • Integración de las energías renovables en el sistema eléctrico: 3.165 millones.

Subida de impuestos

Sánchez, por otro lado, no ha negado la intención de subir los impuestos que ayer adelantó la ministra de Hacienda, María Jesús Montero, alegando que el Ejecutivo tiene que amoldarse a los intereses de todas las CCAA, aunque ha dicho comprender la promesa de Angel Gabilondo "en su autonomía" como candidato a la Comunidad de Madrid, que se ha comprometido a no subir los impuestos a los madrileños.

Pedro Sánchez ha sido preguntado por las declaraciones que realizó ayer la ministra de Hacienda, en las que adelantó que tiene "especial interés" en subir los impuestos de Patrimonio, Sucesiones y Donaciones en 2022 y por la posible contradicción que esto supone con la promesa del candidato socialista a la Comunidad de Madrid, quien se ha comprometido a no subir los impuestos a los madrileños.

Sánchez admite que subirá impuestos para amoldar los intereses de CCAA . Vídeo: EP

El jefe del Ejecutivo ha precisado que "en la autonomía de su condición como candidato", Gabilondo realiza su propuesta para Madrid porque "se presenta a la Comunidad de Madrid y tiene el respaldo del PSOE de Madrid".

Pero ha añadido que "la tarea del Gobierno es la de amoldar todas esas sensibilidades y demandas largamente acumuladas durante estos años", en referencia a las que han tenido algunas Comunidades Autónomas acusando a la Comunidad de Madrid de hacer 'dumping fiscal' por tener los impuestos más bajos en Patrimonio, Sucesiones y Donaciones. "España es un país diverso con multiplicidad de casuísticas que también tienen su traducción desde el punto de vista fiscal", se ha justificado Sánchez.

El presidente del Gobierno se ha amparado en las recomendaciones que ha realizado la Unión Europea específicamente a España para que lleve a cabo una reforma fiscal. "Lo dice", ha espetado Pedro Sánchez para respaldar la decisión de poner en marcha esa reforma.

De hecho, se ha justificado por no haber iniciado antes esta reforma alegando que el Gobierno de España ha antepuesto la recuperación económica y la recuperación de los niveles de PIB anteriores a la pandemia ante cualquier otra consideración, incluida la del sistema fiscal.

Hoja de ruta


Pero ha dejado claro que, aunque primero se va a volcar en la recuperación y en la consolidación de la actividad económica, luego va a continuar con su "hoja de ruta". Un camino, ha dicho, que incluye tareas que "no solo" ha asumido en el Gobierno de coalición, sino que también le marca Europa, como es, ha añadido, cómo sostener el nivel del estado del bienestar en el futuro, una vez acabe la inyección de recursos públicos en los próximos seis años como consecuencia de la pandemia.

En este contexto, ha defendido la Comisión de Expertos creada para este fin de reformar el sistema fiscal y que ayer presentó María Jesús Montero para apuntar que no solo los gobiernos socialistas han puesto en marcha comisiones de expertos, sino que también lo han hecho los gobiernos del PP. Incluso ha añadido que las creadas por Mariano Rajoy y Cristóbal Montoro "también hablaban de la necesidad de modificar algunos impuestos".

Y en ese debate, según Pedro Sánchez, cada territorio tiene su propia "perspectiva", citando expresamente a Isabel Díaz Ayuso o a los presidente de Castilla y León y de Galicia. El presidente ha dicho estar convencido de que a pesar de que son del mismo partido "tienen una visión completamente distinta de cuáles deben ser esos impuestos en su territorio". Ha alegado, en este sentido, que hay algunos que tienen un desafío de concentración y aglomeración, como es el caso de Madrid y otros, que tienen un problema opuesto, que es el del reto demográfico y la despoblación.

Además, ha argumentado también que el debate de la reforma fiscal es un debate necesario, no solo en España, sino que se está produciendo "en todo el mundo". Y ha vuelto a reiterar la propuesta del presidente de los EEUU, Joe Biden, de elevar el impuesto de sociedades a nivel mundial para "acabar con el dumping fiscal en muchísimas latitudes" en una economía cada vez más globalizada. "España no es una isla, queremos estar en los debates y aportar nuestra perspectiva", ha remachado. 

noticias de noticiasdenavarra