La UE reducirá sus emisiones de CO2 al menos un 55% en 2030

Acelera sus objetivos, que preveían una disminución del 40%, y se compromete legalmente a alcanzar la neutralidad climática en 2050

22.04.2021 | 01:18
Gente con mascarilla por la polución en el Pekín prepandemia. Foto: Efe

bruselas – La Unión Europea (UE) reducirá sus emisiones netas de CO2 "al menos" un 55% en 2030, frente al objetivo del 40% actual, y se compromete legalmente a alcanzar la neutralidad climática en 2050, es decir, a no liberar más gases de efecto invernadero de los que puede absorber. Así quedó plasmado ayer en un acuerdo forjado entre el Parlamento Europeo, la Comisión y el Consejo tras la sexta negociación tripartita.

Se trata de un objetivo cargado de simbolismo. El bloque comunitario podrá presentarse con un mensaje de liderazgo medioambiental en la cumbre virtual sobre clima que organiza hoy y mañana el presidente estadounidense Joe Biden, quien ha devuelto a EEUU al Acuerdo de París del que renegaba Donald Trump.

Otras potencias, como Reino Unido o China, han aprobado o están en vías de asumir objetivos climáticos más ambiciosos en una carrera global que implica el desarrollo de nuevas tecnologías para acometer una profunda transformación económica a largo plazo, empezando por sectores como la energía o el transporte.

"Nuestro compromiso político de ser el primer continente climáticamente neutral para 2050 es ahora un compromiso legal. La Ley de Clima pone a la UE en una senda verde para una generación", publicó en un mensaje en Twitter la presidenta de la Comisión Europea, la conservadora Ursula von der Leyen.

El texto, pendiente aún de aprobación formal, no fija objetivos vinculantes por país, sino que la UE asume esa reducción de al menos el 55% de manera colectiva, un peaje para lograr el visto bueno de países carboneros como Polonia, Hungría o Eslovaquia.

La consecución de ese compromiso legal, que sirve de cimientos al Pacto Verde Europeo, deberá ahora articularse a través de unas 50 revisiones legislativas que abarcan desde el mercado de emisiones de CO2 al impulso de los vehículos eléctricos, la fiscalidad verde o el desarrollo de tecnologías como hidrógeno limpio y nuevos materiales más sostenibles. El compromiso se sitúa en el rango de lo esperado, ya que la Comisión y Consejo pedían un 55% de reducción frente a los niveles de 1990 y la Eurocámara un 60%.

noticias de noticiasdenavarra