REFLEXIONES EN EL ECUADOR DE LA LEGISLATURA
Jorge Nagore, Fernando L. Chivite, Paco Roda y Aingeru Epaltza (Columnistas de DIARIO DE NOTICIAS)

"La legislatura está siendo muy plana, la política ha pasado a un segundo plano y el debate político ha sido muy redundante"

04.07.2021 | 17:19
De izquierda a derecha, Aingeru Epaltza, Jorge Nagore, Paco Roda y Fernando L. Chivite, antes de la conversación, que tuvo lugar en la Media Luna.

El final del curso político y el ecuador de la legislatura nos llevaron a reunir a cuatro columnistas del periódico y a dejar que fluyera la conversación

Son malas fechas para tratar de conformar un encuentro de articulistas. Contar con el concurso de nuestras colaboradoras se volvió misión imposible. Al final, reunimos a Aingeru Epaltza, Jorge Nagore, Paco Roda y Fernando Luis Chivite. Cuatro de los nombres dentro del elenco de hombres y mujeres que refuerzan la opinión de este periódico, y que son parte importante del mismo. Ustedes les leen cada semana. Se trataba esta vez de sacarlos de su respectivo espacio, y departir de la situación política en un entorno agradable como el parque de la Media Luna, por más que la tarde se pusiese fresca y ventosa, más propia de un mes de septiembre.


Balance de ecuador

Jorge Nagore: –La legislatura se está pasando como el año, muy despacio y muy rápido a la vez, por esta situación de pandemia, que ha paralizado muchísimo la actividad política. La pandemia ha puesto la política, por lo menos la navarra, en su justa medida. Creo que la legislatura es muy plana, planísima. Posiblemente, la más plana que recuerdo. Cuatro o cinco grupos parlamentarios están haciendo un bloque y solo hay uno que esté confrontado directamente contra eso. Veo al Gobierno bastante cómodo y a la oposición con el mismo discurso que hace dos años. Se presume una segunda parte de la legislatura más interesante ante la proximidad de la campaña electoral.
Fernando L. Chivite: –Yo es que ni siquiera me había dado cuenta de que estábamos ya a mitad de legislatura. A lo mejor eso significa algo, porque me da la sensación de que la política, al menos la local, ha pasado a una especie de segundo plano. Lo cual me parece que no le ha venido mal a la presidenta Chivite, porque creo que es una mujer de perfil bajo, y este bajo protagonismo no le está viniendo mal. Creo que además el PSN está aprendiendo algo que no sabía: que puede vivir sin depender de UPN. Respecto a la pandemia, tenemos la sensación de que estamos saliendo; parece que hay una necesidad emocional de que esto acabe ya, pero por otro lado, no está nada claro, hay muchas dudas, y a lo mejor se alarga otro tanto.
Paco Roda: –La pandemia, tanto nacional como regional, se ha comido a la política, pero también la política se ha nutrido de la pandemia. En Navarra ha pasado exactamente igual. La excepción está en Madrid, que es un experimento con un modelo neoliberal encima de la mesa. La legislatura está siendo anodina y plana, y eso ha venido bien a todo el mundo. El reto viene ahora, a ver cómo se gestiona el nuevo curso. Una cosa que me ha extrañado sobremanera es la casi aquiescencia de Bildu. No tengo noción de que haya habido una izquierda excesivamente crítica con lo que ha ocurrido. Espero que en esta segunda parte se aborden temas como el identitario, el Tren de Alta Velocidad y el lingüístico. Esos van a ser, creo, los pilares de confrontación. Por parte de la derecha, las brechas culturales y el tema lingüístico.
Aingeru Epaltza: –Ayer hice un balance de qué había escrito este último año, y me di cuenta de que la política la he tocado menos que nunca. El debate político ha sido sobre lo de siempre, muy redundante, fuera de los temas sanitarios. La actitud de Bildu ha generado una paz que a mí me ha llamado mucho la atención.
J.N: –Ha sido un chollo para el PSN. Si el perfil de la presidenta es bajo, no te quiero contar el de los demás. La oposición tiene un perfil bajísimo, tienen dos o tres parlamentarios brillantes pero se dedican a otras cosas, y entre los cabezas de lista, Uxue Barkos sí que tiene un perfil más alto, pero los demás no tienen un nivel que nos emocione a ninguno.
F.L.C: –Yo creo UPN echa de menos a Barcina. Tienen que tener una nostalgia de ella€
J.N: –Barcina tenía carisma, no lo podemos negar, y un poderío mediático que no lo tiene Esparza.


Pandemia

P.R: –A medida que ha ido pasando la pandemia, me he ido cortando la lengua. La covid estaba encima de todo y cualquier cosa de la que hablases no tenía ningún valor.
A.E: –En mi caso pensaba al revés, porque todo el mundo estaba hablando de la pandemia, y todo el periódico se refería a la pandemia. A veces el tema que me interesaba era este, pero escribía de cosas que me interesaban menos por variar un poco.
J.N: –Yo me he repetido como el ajo, porque escribo cinco columnas a la semana, que son 220 al año. Todos en esta situación de pandemia nos hemos sentido despistados, sobrepasados, enfadados y con motivos más que suficientes para poner en duda y a caldo todo lo que ha sucedido, desde la primera norma hasta la última, y a la vez ponerte en el extremo contrario con facilidad, pues en realidad no teníamos ni la más remota idea de qué haríamos en esta situación.
F.L.C: –Estábamos aprendiendo sobre la marcha, y los políticos no tenían ni idea. Creo que de una manera más o menos tácita lo han reconocido, que la cosa no estaba en sus manos y que tenían que depender de la opinión de expertos. Y luego, a la hora de administrar las medidas y las restricciones, todos se han copiado unos a otros, también entre países. Al final de lo que se trataba es de que nos pusiéramos un poco de acuerdo todos. Y ha habido descoordinación más que otra cosa.


Euskera

A.E: –El tema del euskera tiene mucho que ver con la convivencia, y en cambio ahí parece que el Partido Socialista sigue anclado en sus viejos fantasmas sobre todo de su legislatura anterior, donde teatralizó este tema. La apuesta de este Gobierno es seria por una parte del Gobierno, pero por otra no sé si es tan sentida o lo ve tan claro. Nunca entre dos legislaturas, la del Congreso y la navarra, ha habido tanto paralelismo. Sabemos que Chivite no es Sánchez ni Sánchez Chivite, pero parece que hay una cierta obsesión por parte socialista de ver qué están decidiendo allí para hacer una cosa parecida. Eso también se ha visto en la pandemia. Lo que decía el Gobierno central parecía palabra de Dios, y eso creo que va a influir mucho en lo que queda de legislatura. Lo que pase allí va a pasar bastante aquí.
J.N:–Si lo vemos en perspectiva hay que tratar de ser optimista, pues hace dos años ninguno dábamos un duro por que el PSN hiciese lo que hizo. Con lo cual tampoco puedes cambiar el modo de pensar de la gente en dos años. Al monstruíto que siempre terminaba claudicando y echándose irremediablemente en los brazos de la derecha, igual hay que dejarle un poco más de tiempo. Al final, la euskarafobia no es solo política; es social y cultural. Hacerle tragar a tu electorado, aunque sepas que es justo, un sapo que sabes que no se lo va a poder tragar de golpe, igual es más efectivo hacerlo de otra manera. Estoy haciendo elucubraciones, pero bastante han avanzado en dos años para lo que esperábamos.
P.R: –Pero eso mismo se lo podía haber planteado Sánchez con los indultos, y se la ha jugado. Fíjate si es duro lo de los indultos, yo ni lo veía hace dos meses. No es que no estuviera de acuerdo, pero nadie dábamos un duro por los indultos.
A.E: –A mí me ha parecido de un audacia impresionante.
P.R: –De repente se ha revestido de un concepto, se ha armado intelectualmente, y lo vende como una conquista de convivencia.
J.N: –En lo de la valentía te doy completamente la razón, aunque la comparativa es distinta. El euskera y Navarra ya viene en el ADN de mucha gente, con manía a esta circunstancia y le viene de generaciones.
A.E: –Gente dentro del Partido Socialista también.

Economía

J.N: –Los sueldos de mucha gente se han ido al carajo y cuando dicen que se reactiva la economía me pregunto en relación a qué. No sé si va a haber generaciones enteras, ya vamos para 15 años, que vivan en circunstancias pésimas. Yo vivo en un barrio de las afueras de Pamplona y ves a chavales de 15 y 18 años que han nacido en crisis, y van a seguir en crisis igual hasta los 30 años. No sé cómo se va a salir de aquí, no tengo ni la más remota idea, y se me escapa qué futuro va a haber.
A.E: –Yo tengo hijos jóvenes, los niveles de precariedad juvenil son brutales, y tengo sobrinos y sobrinas y o se van o andan en empleos muy justicos.
F.L.C: –Es que la economía de todo el mundo está cambiando.
J.N: –Tú ves cómo están los pisos y es pornográfico. No sé si vivimos en Disneylandia, no te lo puedes creer. Y el sueldo que hace diez años te parecía un insulto ahora te parece un regalo. Al final la macroeconomía lo soporta todo. Asusta también el tema del coche eléctrico, porque dependemos mucho de la automoción. Llevamos 50 años viviendo de una situación que a lo mejor en 10 años no se da.

Extrema derecha

F.L.C: –A mí lo que más me importa en estos momentos a nivel más global es la presencia y el auge del fascismo, no solo en Europa, sino en España. El fascismo está subiendo, O Vox va a más o tiene un techo y se parará en el 15%, como en resto de Europa. Pero lo importante va a ser lo que haga el PP con Vox. Y de momento parece ser que el PP quiere blanquear a Vox, está a gusto con Vox, y está dispuesto a gobernar con Vox. Eso va a marcar todo. Y plantea un bloque, a todos los niveles, en todo el Estado. Una raya. Todos los demás, aunque haya fricciones, escisiones, dudas o debates, se van a tener que entender. Van a ser bloques que se van a tener que mantener forzosamente. Porque ahí hay una barrera moral impepinable. No queda otro remedio que hacer un bloque.
P.R: –Creo que hoy no hay nada que haga mover a las fuerzas políticas más que el fascismo. Si ha habido épocas en la Historia en la que ha sido la izquierda la que se ha movilizado y ha generado procesos de cambio, en este momento la única fuerza que hace moverse a los demás es Vox, y en función de lo que haga Vox se mueve todo el mundo, la derecha, la izquierda y el centro, si es que existe. Y eso lo sabe Vox.
J.N: –Hay que aprender también del PSN, que es capaz de hacer la estatua como el portero de fútbol y no moverse en diez años, tocar fondo, y ahora pegar un pepinazo en Navarra y gobernarla. Hay que dejar un poco los maximalismos y ser inteligentes y prácticos. Y depende de con quién te encuentres en las cúpulas de los partidos y qué sillones quieran ocupar, porque es así de triste, igual una alianza que nos parece completamente lógica y de sentido común no se lleva a cabo. Bueno, parece ser que ahora se van a poner de acuerdo Podemos e Izquierda-Ezkerra. Y de lo que comentabas de Vox, completamente de acuerdo, pero ¿en Navarra eso en qué se va a plasmar? Hubo unas Generales que aquí tuvieron 18.000 votos, que luego en las locales se quedaron en nada, porque claro, es el votante de Navarra Suma el que había votado a Vox. Votaban sabiendo que UPN iba a conseguir dos, y luego en las locales seguían votando al partido madre que es UPN. El asunto es qué pasa si Navarra Suma rompe con PP y con los restos de Ciudadanos.
F.L.C: –Ahí hay una pregunta, que todavía no se ha definido UPN con respecto aVox.
A.E: –Pero porque no le interesa. ¿Para qué se va a definir?
J.N: –Porque UPN tiene un x por ciento de votantes de extrema derecha. F.L.C: –Me gustaría que saliera publicada una pregunta directa al señor Esparza, a ver qué le parece Vox.
A.E: –Huirá de la respuesta.

Belarra por Iglesias

A.E: –Cuando Pablo Iglesias se fue, dijo que no quería ser un lastre. Por lo visto, él mismo se dio cuenta que estaba empezando a serlo, por su forma de ser, por errores políticos garafales y personales bastante fuertes. Pero lo ha dejado de verdad, con las cosas bastante atadas. Pienso que a Podemos le puede ir mejor con esa bicefalia, a ver cómo la administra, pero creo que a Podemos no le ha hecho daño su marcha.
P.R: –Creo que la figura de la vicepresidencia no la llevaba nada bien, y que el resto del Gobierno tampoco lo soportaba; creo que en Podemos hay un movimiento feminista muy potente que cuestionaba su figura, y de hecho el resultado es la llegada de la navarra Ione Belarra, con prácticamente una dirección de mujeres. Eso estaba en el ADN de Podemos hace mucho tiempo, y creo que él se ha pegado un gran descanso, y que era la manera que él y Podemos tenían de que el PSOE digiriera a la formación morada.
J.N: –Al margen de cómo te pueda caer Podemos o Iglesias, el acoso y derribo permanente en los últimos 5 o 6 años no tiene parangón.
P.R: –¿Podemos tiene una reedición en Navarra como hace unos años?
J.N: –No, lo que tuvo entonces fue un chupinazo, un fenómeno sociomediático que duró lo que duró. Siete parlamentarios es una cosa que no se había visto jamás con Izquierda Unida. Podemos ocupó un espacio que dejó al PSN en su suelo electoral, y eso no va a volver.
A.E: –¿Y cuánto jovencito en principio bastante abertzale votó en aquellas elecciones a Podemos?
J.N: –Sí, en una situación muy concreta, que luego ha vuelto cada uno con su padre y con su madre. Si sumas Izquierda-Ezkerra y Podemos y son tres, pues bueno, un espacio de 4 o 5 escaños no es poca cosa, es el mejor IU, el de Félix Taberna y Anguita. Estoy muy cansado de los personalismos en política, para mí lo que cuenta es lo que firma la ministra de Trabajo, me parece una cosa ya muy infantil estar pendiente de la figura del líder o la lideresa. Al final lo que te afecta como ciudadano es lo que hacen, firman y acuerdan. 


LAS FRASES


"El PSN está aprendiendo algo que no sabía: que puede vivir sin depender de UPN"
Fernando Luis Chivite

"Me ha extrañado sobremanera en estos dos años la casi aquiescencia de Bildu"
Paco Roda

"Nunca entre dos legislaturas, la del Congreso y la navarra, ha habido tanto paralelismo"
Aingeru Epaltza

"El PSN ha sido capaz de hacer la estatua como un portero de fútbol, y luego gobernar Navarra"
Jorge Nagore

Noticias relacionadas

noticias de noticiasdenavarra