La UE recalca que busca estabilidad y previsibilidad en Irlanda del Norte

La ministra británica de Asuntos Exteriores, Liz Truss, reclama "pragmatismo" a Bruselas

14.01.2022 | 00:11
La ministra británica de Exteriores, Liz Truss, y el vicepresidente de la CE, Maros Sefcovic. Foto: Efe

Bruselas – El vicepresidente de la Comisión Europea (CE) para Relaciones Interinstitucionales, Maros Sefcovic, subrayó ayer que el Gobierno de la Unión Europea (UE) busca "estabilidad y previsibilidad" en Irlanda del Norte. El político eslovaco se pronunció en ese sentido tras su reunión con la ministra británica de Exteriores y encargada de las negociaciones con la Unión Europea, Liz Truss, en la que fue su primera cita presencial, aunque sí habían hablado por teléfono.

"En diciembre, cumplimos con los medicamentos. Ahora tenemos la oportunidad de hacerlo en otras cuestiones, partiendo de las propuestas de gran alcance de la UE. Mi objetivo: la estabilidad, la previsibilidad en Irlanda del Norte", aseguró el vicepresidente comunitario.

Asimismo, un portavoz del Ejecutivo comunitario subrayó que los Veintisiete están "absolutamente comprometidos con encontrar soluciones que funcionen para la población en Irlanda del Norte; para asegurar la estabilidad y la previsibilidad, y para evitar una frontera dura en la isla de Irlanda".

El portavoz añadió que el Ejecutivo comunitario "ha demostrado una y otra vez que es capaz de plantear soluciones que funcionan y también ha mostrado que cumple sus promesas". En ese sentido, puso como ejemplo la propuesta legislativa presentada en diciembre para garantizar el suministro de medicamentos desde Gran Bretaña a Irlanda del Norte, a la que ayer también aludió Sefcovic. Esa iniciativa ya se adelantó en octubre, cuando Bruselas publicó un paquete de medidas destinadas a facilitar la implementación del protocolo irlandés incluido en el acuerdo del Brexit.

Mas allá de las medicinas, también se planteaban iniciativas sobre los trámites aduaneros o los controles sanitarios y fitosanitarios que se están negociando con el Reino Unido.

El protocolo ha mantenido abierta la frontera entre Irlanda del Norte e Irlanda –algo considerado crucial para el proceso de paz y sus economías–, pero ha impuesto controles aduaneros a los bienes que llegan a la región procedentes de Gran Bretaña (Escocia, Gales e Inglaterra), lo que genera una nueva carga burocrática que ha provocado escasez de productos y divisiones políticas.

Postura británica Por su parte, la ministra británica de Asuntos Exteriores, Liz Truss, pidió a la UE que sea "pragmática" para poder cerrar un acuerdo sobre el Protocolo de Irlanda del Norte. "Hay que cerrar un acuerdo que proteja la paz en Irlanda del Norte, defienda nuestra Unión, y mantenga la integridad del Reino Unido y de la UE. Pero será necesario que la UE adopte un enfoque pragmático", señaló Truss en un comunicado. La ministra de Exteriores avanzó que, sobre la base de "esos principios fundamentales", propondrá "soluciones prácticas y razonables" para "acordar un plan de negociaciones intensivas".

No obstante, Truss, como ya hizo David Frost, señaló que si no se llega a un acuerdo, está "dispuesta" a activar el Artículo 16, que permite suspender unilateralmente la aplicación del protocolo.

"Mi objetivo siempre ha sido la estabilidad y la previsibilidad en Irlanda del Norte"

Maros Sefcovic

Vicep. Relaciones Interinstitucionales

"La UE debe ayudar a solucionar los problemas derivados del protocolo"

Liz Truss

Ministra británica de Asuntos Exteriores

noticias de noticiasdenavarra