Saray pide una mejor gestión de las revisiones tras el tratamiento de cáncer de mama

La asociación destaca que el 31% de las personas diagnosticadas tiene menos de 50 años
Solicitan a las empresas que faciliten una reincorporación “paulatina”

07.02.2020 | 13:29
De izquierda a derecha, Txaro Zuazu, María José Oraa y Ana Sarasa posan con los calendarios de 2019.

pamplona - Saray, la Asociación Navarra de Cáncer de Mama-Bularreko Minbiziaren Nafarroako Elkartea, reclamó ayer una mejor gestión de las revisiones de Oncología y de las pruebas médicas correspondientes, de manera que "no tengas que estar esperando dos meses sin saber que la mamografía está correcta o no", explicó ayer Yaki Hernández, psicóloga y directora técnica de la asociación, quien aclaró que "cuando te detectan un cáncer ahí no hay listas de espera, todo va muy rápido, pero cuando tienes que hacerte la revisión, a los seis meses, al año, al año y medio, existen listas de espera tanto en la parte oncológica como en las pruebas médicas".

Ésta fue la principal reivindicación de Saray con motivo del Día Internacional de esta enfermedad, que se celebra el viernes. La presidenta, Ana Sarasa, consideró que "no podemos permitir que las revisiones de Oncología programadas por los especialistas tengan que ser continuamente reclamadas mediante quejas en Atención al Paciente, lo que conlleva situaciones de estrés psicológico en la mayoría de las pacientes". No obstante, reconoció que la solución "no es fácil". Hernández expuso que la situación en las pruebas no se produce porque "Salud no quiera contratar a radiólogos, sino que a nivel estatal no los hay" y, además, consideró que "el problema en Oncología tampoco pasa realmente por contratar más profesionales", sino más bien por una cuestión de organización. Así, tras exponer que se crea una "situación de ansiedad muy alta" a una paciente que acaba de salir de un cáncer cuando "en la primera revisión se le da una demora de dos meses, que es algo más, hasta que luego le recibe el oncólogo para darle el resultado", planteó que "muchas veces podían adelantar el resultado incluso con una llamada telefónica" para tranquilizar.

Asimismo, Saray reclamó un aumento de las subvenciones para la asistencia psicosocial, que se habiliten mecanismos para que "se pueda acceder a la historia médica de las y los pacientes que se desplacen a otra comunidad" y que la futura Facultad de Medicina de la UPNA tenga un "currículum de cáncer de mama, con nociones básicas sobre el proceso de la enfermedad, tratamiento y aplicación". Un año más, denunció que "la condición de superviviente es un factor discriminatorio" e hizo un llamamiento a las empresas para que faciliten la reincorporación "paulatina" al mundo laboral tras el tratamiento. También pidieron que a la hora de dar el alta "se tengan en cuenta las secuelas del cáncer de mama", porque "en ocasiones mandan a las mujeres en condiciones que no son las más adecuadas", apuntó la trabajadora social Carolina Huarte. Finalmente y tras constatar que el 31% "de las personas diagnosticadas tienen menos de 50 años", Saray ha creado un grupo de encuentro para pacientes entre 30 y 45 años, ya que las consecuencias "en el ámbito familiar, laboral y profesional son más acentuadas".

claves para la prevención

plan de cribado, dieta y ejercicio

Taller. Un plan de cribado y una vida saludable (dieta y ejercicio) son fundamentales para prevenir la aparición del cáncer de mama. Así se explicó en el Taller de autoexploración y prevención del cáncer de mama desarrollado en la Clínica Universidad de Navarra en Pamplona con más de 20 asistentes. En la sesión, indicó la CUN, se informó de que "la obesidad no solo es un factor de riesgo para desarrollar este tumor, sino que también aumenta las posibilidades de metástasis y de mortalidad una vez diagnosticado".

actos programados

Mesas informativas. El 19 de octubre se colocarán mesas informativas y se llevará a cabo una cuestación en Pamplona de 9.00 a 14.00 horas. Además, con motivo del Día Internacional del Cáncer de Mama, edificios institucionales como el Ayuntamiento de Pamplona se iluminarán de color rosa.

Jornada de sensibilización. El 20 de octubre, de 10.00 a 14.00 horas, Saray ha preparado una jornada de información y sensibilización en la plaza del Castillo en la que, entre otras cosas, los asistentes podrán hacerse una foto en el photocall elaborado por el Centro Isterria y se construirá un gran lazo rosa de leche solidaria de Kaiku. A las 12.00 horas, se guardará un minuto de silencio para apoyar a las personas afectadas; un acto que contará con la presencia del consejero Fernando Domínguez.

Marcha nórdica y carrera solidaria. El sábado 20 se celebrará la II Marcha Nórdica contra el cáncer de mama en Pamplona, cuya inscripción cuesta 5 €. El domingo 28 de octubre se celebrará la 7ª edición de la Carrera Solidaria. Para adquirir un dorsal -que cuesta 5 €- hay que ir a la quinta planta de El Corte Inglés. De momento, se han superado las 6.000 dorsales de los 12.000 que quieren alcanzar.

Juego Escape Bull. La Asociación Navarra de Cáncer de Mama ha organizado el domingo 21 un evento solidario de manera que lo recaudado al jugar en la web www.escapebull.com se destine a los servicios de la asociación.

Unos 2.000 calendarios. Saray ha editado unos 2.000 ejemplares de su calendario 2019, en el que personas con cáncer de mama y sus familiares posan en lugares emblemáticos de Pamplona. Un trabajo que se vende a 5 € la unidad y que se ha realizado gracias a la colaboración de Abel Castro, Pablo Lasaosa y David Salcedo.

cuentas de 2017

Ingresos

Cuotas asociativas26.780 euros

Subvenciones59.558,09 €

Aportaciones usuarias16.130 €

Patrocinios y colaboraciones 127.401,41 €

Donativos26.150,64 €

Total256.020,14 €

Gastos

Estructura44.966,14 €

Ayudas económicas1.106,53 €

Servicios y actividades175.645,43 €

Proyectos investigación61.600 €

la frase

yaki hernández "está bien que una paciente viva más años, pero que esos años sean con calidad de vida"

El 30% de las pacientes con cáncer de mama sufren recaídas o metástasis. En el caso de las pacientes metastásicas, desde Saray consideraron que "está bien que una paciente viva más años, pero que esos años sean con calidad de vida". Por ello, exigieron que se creen estándares de calidad de vida.