recuerdo de 106 personas fusiladas

Tejas de dignidad en Monreal

Teilariako Ahaztuak alzó la voz de nuevo ayer para reinvindicar un Lugar de Memoria digno para los106 civiles asesinados y enterrados en la Tejería, y exigió al Ayuntamiento que cumpla la ley y mayor compromiso a las instituciones.

07.02.2020 | 14:28
Parlamentarios, la presidenta Ainhoa Aznárez, Instituto de la Memoria, alcaldes, concejalesy familiares.

Teilariako Ahaztuak alzó la voz de nuevo para reinvindicar un Lugar de Memoria digno para los106 civiles asesinados.

Diferentes voces y sonidos se unieron ayer en Monreal como instrumento para recordar a las 106 personas fusiladas y enterradas en la Fosa de la Tejería tras el golpe de 1936. Fue el acto organizado por la asociación Teileriako Ahaztuak que demanda un lugar digno para su memoria y un monolito al pie de la carretera que recuerde a los olvidados de la Tejería.

Poemas, claveles, txalaparta, aurresku y zanpanzar se intercalaron entre la reivindicación concreta de la asociación que lucha por salvar los obstáculos del propio municipio para hacer realidad el espacio en el que poder recordar las vulneraciones cometidas en 1936, dando cumplimiento a anteriores acuerdos y a la propia legislación vigente en esta materia.

Y como no podía ser de otra manera, allí se coló la emoción desde el improvisado escenario formado por el cartel con los nombres de los pueblos de donde se llevaron a los asesinados y el cuadro de José Ramón Urtasun que representa a todas las fosas.

La emoción brotó de los versos del colectivo de Memoria Poética, desgranados , incluso con lágrimas, en recuerdo a "las voces que salen de la tierra", a las mujeres rapadas, a la infancia destrozada, a maestros, maestras y alcaldes que pagaron con su vida su ideal republicano.

Los versos memorialistas enlazaron con el testimonio del pasado y las expectativas de reconocimiento y justicia en el presente en el relato de Josefina Campos, en representación de la asociación de Familiares y Amigos de Fusilados de Peralta.

Lanzó Josefina un interrogante inconcebible, a su juicio: ¿Cómo es posible que todavía hoy se defienda la atrocidad del 36 y nos acusen a los que trabajamos por la memoria histórica?". Abogó por la mutua reconciliación, porque se cumpla la ley y se pueda levantarse el monolito que sirva de reflexión sobre la destrucción que genera cualquier guerra, de ayer y de hoy y animó "a trabajar por la justicia la verdad y la reparación de todas las víctimas del franquismo y de toda opresión".

Con las palabras que pedían respeto para la memoria enlazó Ana Hernández, secretaria de Teileriako Ahaztuak, con la lectura del manifiesto que pretendía dar visibilidad a la demanda para llevar a cabo los proyectos de colocar un monolito en la autovía del Pirineo en el cruce con Monreal y construir un Lugar de Memoria cerca de la fosa. Estos proyectos recordó, "fueron aprobados en las asambleas celebradas en 2016 con familiares, asociaciones, Ayuntamientos, departamento de Paz, Convivencia y DDHH, vecindad.

Hernández denunció alto y claro que el primer obstáculo lo tienen en su propio pueblo, ya que el grupo independiente Lakarra, (5 de 7 concejales), además de no implicarse, critica la labor del colectivo al que acusa de "hacer un uso partidista de la memoria". Recordó también, que en el pleno de septiembre no respaldaron la solicitud para colocar el monolito en parcela comunal , y que incluso la alcaldesa, Izaskun Zozaya, argumentó que " no le constaba que hubiera una demanda por parte de los familiares" para su instalación.

Y para que conste, la asociación ha emprendido una recogida de firmas que hará llegar al Consistorio y las instituciones a las que exige mayor compromiso , para que pronto Monreal tenga su lugar de memoria, accesible , sin maleza, para dar luz a ese duro episodio de su historia.

Lo último Lo más leído