Decomisado un cultivo de 1.500 plantas de marihuana en una vivienda de Obanos

La Policía Foral detiene a un vecino de Baztan de 31 años como responsable

08.02.2020 | 14:07
Parte de la plantación de marihuana intervenida.

PAMPLONA - Agentes de Policía Foral adscritos a la Brigada de Policía Judicial Norte y a la División de Prevención y Atención Ciudadana han desarticulado recientemente una importante plantación de marihuana instalada en una vivienda de Obanos, donde se hallaron 1.500 plantas en diferentes estados de crecimiento y más de 8 kilogramos de cogollos de marihuana limpios. Su responsable, de 31 años y vecino de una localidad de Baztan, fue detenido.

Las investigaciones comenzaron a finales de 2018. Gracias a la colaboración ciudadana, se tuvo conocimiento de que se podía estar cultivando importantes cantidades de marihuana en el interior de una vivienda de la localidad, informó la Policía Foral. Por este motivo, los agentes establecieron una serie de dispositivos de vigilancia en la zona, que constataron un continuo trasiego de personas en el inmueble, que desprendía un fuerte olor a marihuana.

Los policías comprobaron que las personas que acudían a la vivienda con asiduidad contaban con antecedentes por tráfico de drogas. De hecho, el presunto responsable de la plantación había sido ya detenido en otra ocasión al estar en posesión de 10 kilos de marihuana.

Los agentes comprobaron que la actividad de cultivo era constante, con continuos viajes llevando sacos de tierra y otros útiles para el cuidado de la plantación. Además, la instalación eléctrica de la vivienda había sido manipulada para no dejar constancia del alto consumo energético de la vivienda, añadieron desde el Cuerpo autonómico.

Una vez que los policías constataron que se trataba de una plantación de marihuana de grandes dimensiones, procedieron a detener al presunto responsable y tras solicitar autorización judicial registraron la vivienda. En su interior, encontraron 1.500 plantas en diferentes estados de crecimiento y más de 8 kilogramos de cogollos de marihuana limpios y preparados para su distribución, además de una compleja instalación eléctrica que controlaba la luminosidad, temperatura y humedad en el interior de la casa. - D.N.

Lo último Lo más leído