La Fundación Caja Navarra financia con 180.000 euros dos proyectos de "crisis olvidadas"

Las áreas de intervención más repetidas en los cinco proyectos solicitados han sido necesidades humanas básicas, con peticiones en torno a los ámbitos de la salud o la educación

08.02.2020 | 16:46
FOTO: FUNDACIÓN CAJA NAVARRA

PAMPLONA. Fundación Caja Navarra destinará este año 2019 una cantidad de 180.000 euros a dos proyectos de Acción contra el Hambre y Alboan, dentro del "Fondo de Crisis Olvidadas".

Se consideran "crisis olvidadas" los trances humanitarios severos que están recibiendo respuesta insuficiente por parte de la comunidad internacional, algo que se trata de paliar con esta iniciativa que, en su segunda edición, destina a este fin una cuantía económica que supone el 1,4 % del presupuesto total de Fundación Caja Navarra.

Un comité de expertos ha valorado cinco proyectos de entidades expertas y ha acordado apoyar dos: una iniciativa de mejora de calidad de vida de Acción contra el Hambre en Níger para proteger a población refugiada de Mali y otra de Alboan en Camerún, para la formación profesional y la inserción social de población migrante centroafricana, especialmente femenina, de ese país.

Las áreas de intervención más repetidas en los cinco proyectos solicitados han sido necesidades humanas básicas, con peticiones en torno a los ámbitos de la salud, la educación o el acceso al agua potable.

El presidente de Fundación Caja Navarra, Javier Miranda, quien ha destacado la relación de este fondo con su Plan Estratégico que lleva como lema "Navarra Más Solidaria", ha apuntado que se trata de un "concepto innovador", ya que han "encontrado un vacío de entidades que aporten ayuda y fondos a situaciones crónicas como estas crisis humanitarias olvidadasâ.

Además de la aportación económica, Fundación Caja Navarra tiene la intención de conseguir una mayor atención social a esas situaciones que se están viviendo y que son desconocidas por buena parte de la sociedad.

En el ámbito de la difusión, se prevé una exposición fotográfica en Civican que refleje la situación de las personas refugiadas procedentes de la República Centroafricana en el este de Camerún.

En ella se mostrará también la labor del Servicio Jesuita a Refugiados a favor de la integración social y laboral de estas personas, con especial cuidado en visibilizar la situación concreta de las mujeres refugiadas y en cómo se esfuerzan por mejorar sus condiciones de vida.