previstas para los días 13, 14, 15 y 18 de febrero

La Asamblea Antipolígono rechaza las nuevas maniobras militares en Bardenas

08.02.2020 | 18:21
Maniobras en las Bardenas, cerca de Piskerra, en el año 2014.

PAMPLONA. La Asamblea Antipolígono de tiro de las Bardenas ha expresado su "firme" oposición a las nuevas maniobras militares previstas para los días 13, 14, 15 y 18 de febrero en ese paraje y ha mostrado su temor a que "con el aumento del canon por alquiler vayan a multiplicarse a lo largo del año".

Según indica, la autoridad militar del acuartelamiento aéreo de Bardenas ha emitido un escueto comunicado en el que indica que con motivo de la actividad aérea que se va a desarrollar en el polígono de tiro durante esos días se procederá al corte de los caminos de acceso a la perimetral por la entrada a Carcastillo, Cruceta, y en la entrada del acuartelamiento hacia la balsa de Zapata.

Ante ese "entrenamiento para la guerra y la destrucción", la Asamblea alerta del peligro de estas maniobras y denuncia la "poca información" que se tiene sobre estas maniobras, ya que no se informa si van a realizarse utilizando munición real.

Este colectivo reitera su crítica a la utilización de este espacio natural como territorio donde ensayar y practicar con aviones militares, armas y munición, tras lo que apunta que "no solo se utilizan las 2.200 hectáreas correspondientes al polígono de tiro, sino que gran parte de la Zona Media y Ribera, junto a las Cinco Villas Aragonesas son utilizadas como un inmenso campo de entrenamiento".

La normal actividad en este Parque Natural por parte de agricultores y ganaderos, al igual que del resto de vecinos, turistas y empresas de turismo activo, "se ve de este modo paralizada y puesta en peligro", remarca, tras lo que recuerda incidentes como los de "una pareja que paseaba por Bardenas y vio caer metralla a su lado o con un conductor herido en el hombro por un proyectil de la ametralladora lateral de un helicóptero".

Asimismo señala que el medio natural y en concreto las aves vuelven a sufrir con estas maniobras una seria amenaza.

En ese sentido reclama "la limpieza y retirada de los proyectiles y munición diseminados por toda la Bardena, así como de los residuos tóxicos que estos hayan podido dejar".

"En lugar de esta instalación militar debería declararse la zona como una Reserva Integral con especial significancia de la flora y fauna esteparias" sostiene, para volver a exigir que las Bardenas sean "un territorio en paz y para la paz" y demandar, por tanto, el cese de las maniobras militares y el desmantelamiento del polígono de tiro.