El plan incluye una escultura en Olaranbe

Arte e historia local para los túneles del vasco-navarro

Irantzu Lekue e Izaskun Urkijo crean el proyecto ‘Bidearen aztarnak’

08.02.2020 | 19:50
Presentación ayer del proyecto creado por la artista Irantzu Lekue y la arquitecta Izaskun Urkijo.

Irantzu Lekue e Izaskun Urkijo crean el proyecto ‘Bidearen aztarnak’

vitoria - La artista Irantzu Lekue y la arquitecta Izaskun Urkijo han sido las encargadas de diseñar el proyecto Bidearen aztarnak-Huellas del camino, con el que realizarán diferentes intervenciones artísticas en los túneles de la vía verde del vasco-navarro. El objetivo, "rescatar la historia y costumbres de los pueblos por los que pasaba el antiguo trenico". Las actuaciones comenzarán con una propuesta de pintura para el interior del recientemente restaurado túnel de Cicujano, e incluirán también la instalación de una escultura junto a la pasarela de Olaranbe.

El diputado general de Álava, Ramiro González, acompañó ayer a Lekue y Urkijo en la presentación del proyecto, que se prolongará durante los próximos cinco años y que contará también con otras propuestas interactivas y creativas que se encontrarán los paseantes y ciclistas a la largo del itinerario.

"Sin dejar de mirar a nuestra historia, este proyecto quiere mirar también al futuro con una importante apuesta por poner en valor, más aún, esta vía verde y los pueblos que recorre", indicó el mandatario foral. La institución alavesa busca "dar protagonismo a la vía verde del vasco-navarro fijándonos en las costumbres de sus vecinos y vecinas, en sus antiguos oficios, en su forma de vida y en su cultura". Artium acogió ayer la presentación de la iniciativa en un acto en el que también participaron representantes municipales de Vitoria, Elburgo, Arraia-Maeztu y Campezo, así como las juntas administrativas de la zona. González puso en valor el carácter participativo del proyecto y animó a los vecinos de los pueblos por los que transcurre el vasco-navarro a formar parte de la propuesta de Irantzu Lekue e Izaskun Urkijo, que según valoró "busca plasmar, mediante técnicas artísticas, el pasado y el futuro de estos pueblos condicionados por el paso del tren que permitió el desarrollo de la zona y que, reconvertido en vía verde, es una nueva oportunidad y ejemplo de desarrollo sostenible".

La propuesta incluye intervenciones para los seis túneles del vasco-navarro -Trokoniz, Huecomadura, Laminoria, Cicujano, Atauri y Fuenfría-, así como la citada construcción de una escultura en Olaranbe, junto a la pasarela, con una vieja locomotora que "quiere ser referente de motor de cambio y que se apoya en una hilera de maletas portadoras de las historias de los pasajeros y pasajeras de este histórico tren".

Todas las intervenciones muestran metáforas y guiños al entorno, fruto de la investigación sobre el pasado y el presente de sus pueblos por parte de la artista y la arquitecta. La primera fase de la iniciativa arrancará este mismo año en el túnel de Cicujano. Tras las obras de estabilización del túnel recién concluidas, la Diputación ha mejorado su estética mediante una propuesta de pintura que simulará vegetación autóctona con los hayedos de Azazeta y Entzia, el roble de Ondategi, la encina juradera de Angosto, el fresno de Santa Teodosia o el tejo de Antoñana como fuente de inspiración.

Al igual que en el resto de intervenciones, Lekue y Urkijo proponen la utilización de materiales propios de la zona, tales como balasto calizo, arena o carbón vegetal. El proyecto realiza una propuesta diferente para cada túnel. Para el de Trokoniz plantea la creación de un camino sonoro y lumínico que evoque velocidad y que pretende ser una reflexión sobre la modernización y el desarrollo. Para el de Huecomadura han ideado intervenciones con arcillas, en homenaje a la mina de Gauna y el de Atauri incluirá motivos de asfalto en un entorno de azules que simule el fluir del agua. En Fuenfría, la intervención se basa en el uso de madera o mimbre. El proyecto incluye también una propuesta para el túnel de Laminoria que, aunque estará condicionada a su restauración, plantea intervenciones puntuales mediante arenas y carbón vegetal.

los datos

Iniciativa. El proyecto Bidearen aztarnak-Huellas del camino, impulsado por la Diputación Foral de Álava, ha sido diseñado por la artista Irantzu Lekue y la arquitecta Izaskun Urkijo para realizar diferentes intervenciones artísticas en los túneles de la vía verde del vasco-navarro.

Túneles. La propuesta incluye intervenciones para los seis túneles del vasco-navarro: Trokoniz, Huecomadura, Laminoria, Cicujano, Atauri y Fuenfría, además de la construcción de una escultura en Olaranbe, junto a la pasarela.

Guiños. Las intervenciones mostrarán metáforas y guiños al entorno, fruto de la investigación sobre el pasado y el presente de sus pueblos por parte de la artista y la arquitecta. La primera fase de la iniciativa arrancará este mismo año en el túnel de Cicujano.