El parque central de Bomberos que UPN adjudicó por 6,8 millones se disparará a más de 11,1 millones

La desviación presupuestaria rondará el 63% cuando se construya el helipuerto incluido en el proyecto original
La consejera de Interior revela que la constructora no fue penalizada por incumplir los plazos

08.02.2020 | 20:46
El consejero Javier Caballero y el director de la Agencia Navarra de Emergencias, David Sainz, visitan las obras el 10 de enero de 2008.

La desviación presupuestaria rondará el 63% cuando se construya el helipuerto incluido en el proyecto original.

PAMPLONA - El proyecto estrella de los Gobiernos de UPN entre los años 2006 y 2010 en materia de emergencias, el flamante parque central de Bomberos ubicado en Cordovilla, fue entregado tarde, inacabado y con un sobrecoste del 18% sobre el precio inicial de adjudicación, que podría elevarse por encima del 63%, es decir, unos 4,3 millones de euros cuando se construya finalmente el helipuerto que contemplaba el contrato y que aún está pendiente de ejecutar. De ese modo, los 6.842.540,09 euros por los que fueron adjudicadas las obras a la empresa Obras Especiales de Navarra SA (Obenasa) en diciembre de 2006 podrían incrementarse hasta un montante que podría rondar los 11.187.087,52 euros.

Así lo desveló ayer la consejera de Presidencia, Función Pública, Interior y Justicia del Gobierno foral, María José Beaumont, en el pleno del Parlamento de Navarra, donde aseveró que "se ejecutó una obra por un precio superior al estipulado, con el agravante de que no se entregó el total de la obra y sin que su falta de ejecución conllevara sanción como debía imponerse, y no se impuso". Según detalló en su respuesta a una pregunta formulada por EH Bildu sobre la formación del personal del Servicio de Bomberos, "las obras se entregaron sin torre de maniobras, ni piscina, ni helipuerto" y señaló que "para la realización de todo el conjunto hacían falta 3 millones más".

La contratación de las obras de construcción del Parque de Bomberos y Helipuerto en Cordovilla fueron adjudicadas mediante la Resolución 81/2006, de 12 de diciembre, del director Gerente de la Agencia Navarra de Emergencias (ANE), a la empresa Obras Especiales de Navarra SA (Obenasa), por un importe de 6.842.540,09 euros, IVA incluido, con un plazo de ejecución de 19 meses y un período de garantía de cinco años.

Sin embargo, el 31 de marzo de 2009 la Agencia Navarra de Emergencias recibió la obra con una desviación presupuestaria al alza de 1.247.807,35 euros (esto es un 18,24% más sobre el presupuesto de adjudicación), lo que en el expediente se intentó justificar principalmente por el sistema de climatización, la torre de maniobras y la piscina de prácticas. En el Acta de fin de obra, según desveló ayer la consejera de Interior, se hizo constar textualmente que, "examinadas las obras de ejecución del Parque de Bomberos de Cordovilla por ambas representaciones se reciben las mismas, por entender que se encuentran completamente terminadas, se han realizado de conformidad con el proyecto aprobado por el Gobierno de Navarra y se ha cumplido con lo establecido en el Pliego de Cláusulas Administrativas Particulares".

Sin embargo, destacó Beaumont, en contra de lo expresado en el Acta de fin de obra, "las obras se entregaron y recibieron sin estar ejecutado el proyecto en su totalidad, esto es, sin helipuerto, sin torre de maniobras, sin piscina de inmersión y sin el sistema de climatización en disposición de funcionar". Solamente se construyó la planta baja de la torre de prácticas y en vez de la piscina de inmersión existía un vaso de hormigón de 7x7x5 metros que no podía ser utilizado.

Un informe realizado por la dirección facultativa de las obras estimó ya en noviembre del año 2008 un coste para la finalización de las obras de 3.096.740,08 euros, con lo cual el incremento sobre el precio de adjudicación se dispararía a 4.344.546,43 euros, esto es, un 63,49% más del precio de adjudicación del Gobierno de UPN en diciembre de 2006.

SIN PENALIZACIONES La consejera de Interior reveló que "no consta, tampoco, que se impusiera sanción alguna por demora a la constructora, pese a estar estipulada una sanción de 998,29 euros por día natural, lo que teniendo en cuenta que se retrasó en 123 días, del 29 de noviembre de 2008 al 31 de marzo de 2009, hubiera supuesto una sanción de 122.789,67 euros". Para completar "las irregularidades en esta actuación", Beaumont manifestó que en la recepción de la obra se señaló el plazo de inicio de garantía en tres años, cuando en la oferta de Obenasa se señalaban cinco años de garantía, "lo que por cierto, se valoró con 8 puntos en la mesa de contratación".

La consejera destacó que "los bomberos y bomberas han tenido que esperar a esta legislatura para poder realizar sus acciones formativas en Cordovilla, gracias a la cámara de humo instalada e inaugurada el 8 de marzo de 2018, y a la torre de maniobras, que se inaugurará en breve", mientras que en lo referente al helipuerto, "el proyecto está entregado y se sigue trabajando en la Modificación del Proyecto Sectorial de Incidencia Supramunicipal del Parque de Bomberos y Helipuerto en Cordovilla". La previsión es que Nasuvinsa responda a los requerimientos de Ordenación del Territorio la próxima semana y en breve se lleve la modificación a la Comisión de Ordenación del Territorio.

las "irregularidades"

Sin acabar. Las obras del parque central de Bomberos en Cordovilla fueron por entregadas por Obenasa a la Agencia Navarra de Emergencias sin torre de maniobras, ni piscinas, ni helipuerto, a pesar de que todo ello estaba contemplado en el proyecto.

Desviación presupuestaria. La adjudicación de las obras del parque central y helipuerto de Cordovilla recayó sobre Obras Especiales de Navarra SA (Obenasa) por 6.842.540,09 euros, a los que se añadieron otros 1.247.807,35 euros. Los costes estimados para acabar el proyecto podrían llevar el gasto a los 11.187.087,52 euros.

Fuera de plazo. Aunque el plazo de ejecución de las obras finalizaba el 29 de noviembre de 2008, las obras fueron entregadas el 31 de marzo de 2009 es decir, con un retraso de 123 días, lo que hubiera supuesto una penalización de 122.789,67 euros.

Menor garantía. En la recepción de la obra se señaló el plazo de inicio de garantía en tres años, cuando en la oferta de Obenasa se señalaban cinco años de garantía, circunstancia que se valoró con 8 puntos en la mesa de contratación.