Colectivos feministas y ciudadanos se concentran contra la agresión denunciada en Pamplona

Tras una pancarta con el lema en euskera y castellano "No es no, justicia", decenas de personas han permanecido en silencio para mostrar su rechazo en la Plaza del Ayuntamiento

09.02.2020 | 05:55
Concentración en la Plaza del Ayuntamiento.

Tras una pancarta con el lema en euskera y castellano "No es no, justicia", decenas de personas han permanecido en silencio para mostrar su rechazo en la Plaza del Ayuntamiento.

PAMPLONA. Medio centenar de personas, convocadas por el colectivo Feministas de Pamplona, se ha concentrado este miércoles en la plaza del Ayuntamiento en repulsa a la agresión sexual denunciada en la ciudad por una mujer, hechos por los que han sido detenidos tres hombres.

A las puertas de la casa consistorial y tras una pancarta con el lema en euskera y castellano "No es no, justicia", decenas de personas han permanecido en silencio para mostrar su rechazo, algunas de ellas con pequeños carteles con lemas alusivos en alto, varias con guantes rojos y prendas de color morado propios de este movimiento feminista.

A uno de los lados de la pancarta se ha situado además una persona que portaba la silueta de un ataúd, en solidaridad con las mujeres fallecidas por maltrato, en una concentración que se ha disuelto entre aplausos y bajo el grito del lema "Gora borroka feminista" (Viva la lucha feminista).

Poco antes, una portavoz del colectivo, Marian Liberal, ha leído un comunicado en el que el grupo ha mostrado su apoyo a las mujeres que son "víctimas de violencia contra la libertad sexual en Navarra", denunciada o no, y a quien estos días ha denunciado "otra manada", en el deseo de que "ninguna mujer se sienta sola y tenga todos los recursos necesarios".

Además, han reivindicado "el derecho de las mujeres a decidir y poder decir no, el derecho a disfrutar en igualdad de todos los espacios y ámbitos de la vida incluidos las fiestas, la calle y la noche", y han criticado "un mal llamado sexo, encorsetado en las fronteras patriarcales".

También se han concentrado este miércoles "contra la impunidad de la judicatura, que hace que nazcan manadas por todas partes" y que, junto a las instituciones, a las leyes, a los medios de comunicación y las religiones, son la fuente desde la que "se culpabiliza a la víctima y se disculpa a los agresores", ha asegurado tras considerar que desde estos estamentos "se acepta el relato de los violadores" mientras que a la víctima "se la cuestiona, se la investiga".

Por ello, han insistido en la "necesidad urgente de modificar el Código penal", que lo han pedido "claro y sin fisuras", en el que no se exija a las mujeres "oponer resistencia hasta el punto de poner en riesgo nuestras propias vidas" para que unos hechos de este tipo se consideren violación.

También han reclamado una Ley de Violencia contra la Libertad Sexual que "proteja a las mujeres de manera integral, que contemple los recursos necesarios para que se garanticen los derechos de todas loas mujeres y se haga justicia y reparación real", y que se cumpla el Pacto de Estado contra la violencia de género de manera integral.

"Queremos ser libres y no valientes", ha finalizado entre los aplausos de los presentes.