“El interés de las misas en los Caídos tiene más peso que el derecho a la intimidad”

Clemente Bernad, condenado por documentar la Cripta, no recurre el fallo y denuncia “manipulación”

09.02.2020 | 07:07
Bernad, ayer en rueda de prensa, rodeado de simpatizantes y miembros del colectivo ZER.

pamplona - El acusado por grabar en el interior de la cripta del Monumento a los Caídos de Pamplona, Clemente Bernad, anunció ayer que no recurrirá la sentencia porque no quiere "entrar en un juego en el que todas las cartas están absolutamente marcadas" y denunció haber sufrido una "tremenda manipulación". "No voy a recurrir la sentencia porque nos queda clarísima la tremenda manipulación a la que nos hemos visto sometidos, a pesar de que reconozco que fui yo quien puso las cámaras, y de ninguna manera quiero seguir jugando en este juego en el que todas las cartas están absolutamente marcadas", trasladó. El fotógrafo y documentalista fue condenado en el Juzgado de lo Penal 3 a un año de prisión, una multa de casi 3.000 euros y a una indemnización de 1.200 euros por daños morales a un miembro de la Hermandad.

Tras asegurar que se "planta" y que cumplirá "con todas las exigencias" de la condena "no porque crea que tienen razón o porque un posible recurso no tuviera en algún estamento jurídico superior posibilidad de prosperar", sino porque "realmente" no tiene "otro remedio", rechazó entrar en un "juego de acoso y castigo burocrático y judicial". "Tampoco creo que ningún juez tenga nada que opinar sobre cuáles deben ser o no los sujetos de nuestros trabajos", aseveró.

Bernad relató que el juicio estuvo repleto de "mentiras" y que la cripta "es a efectos de intimidad exactamente igual que el cuarto de estar de cada casa". "Siempre he respetado al derecho a la intimidad, pero también he valorado cuál es el interés general de aquello que he querido fotografiar o grabar -rebatió-, y he considerado que el interés general del monumento y de las propias misas es razón más que suficiente para que el derecho a la información tenga más peso que el derecho a la intimidad". Bernad cuestionó cómo se realizó la intervención policial para sustraer las cámaras y cuestionó si quizás haya algún funcionario municipal que actúe de alguna forma como "topo" de la hermandad y "acceda al monumento sin informar a los responsables del mismo". - D.N.