la víctima necesitó de tratamiento quirúrgico

Condenado por provocar el accidente de un motorista en Iruña con un giro prohibido

El juez le retira el carné de conducir un año al acusado, afincado en Madrid

09.02.2020 | 14:06
El coche del condenado giró a la izquierda, a pesar de que la señal vertical y horizontal lo prohíben.

El juez le retira el carné de conducir un año al acusado.

PAMPLONA - El Juzgado de lo Penal número 1 de Pamplona ha condenado a un conductor residente en Madrid por un delito de lesiones por imprudencia grave por causar un accidente de tráfico de un motorista en la capital navarra al realizar un giro prohibido en la avenida de Zaragoza. El juez le impone un año de retirada del carné de conducir y una multa de 1.080 euros, mientras que su compañía aseguradora ha indemnizado con un total de 37.863,27 euros a la víctima por las lesiones, secuelas y daños provocados en la motocicleta.

La sentencia, que es firme porque ha sido dictada por conformidad de las partes, relata que los hechos ocurrieron el 27 de julio de 2017, sobre las 13.15 horas, cuando el acusado, J.A.S.P., de 40 años y que conducía un turismo por la calle Río Queiles de Pamplona, en el barrio de la Milagrosa, se detuvo en el semáforo que regula el paso hacia la avenida de Zaragoza. En ese punto, destaca la sentencia, "en el lado derecho de la vía hay una señal vertical y también horizontal que indican que está prohibido realizar el giro a la izquierda".

Cuando se puso el semáforo en verde, prosigue la sentencia del Juzgado de lo Penal número 1, el acusado, "con desconocimiento de las más elementales normas de circulación, giró al lado izquierdo". En ese momento y en sentido contrario circulaba una motocicleta procedente de la calle Buenaventura Íñiguez, que había pasado con su semáforo en verde, y cuyo conductor, al ver el vehículo del acusado en el centro de la calzada, dio un fuerte frenazo, cayó al suelo y se golpeó contra él.

345 DÍAS DE CURACIÓN Como consecuencia del golpe, la motocicleta registró daños que fueron tasados en 2.548,49 euros, mientras que la víctima, representada por el abogado Francisco Javier Moreno-Vidal, sufrió lesiones que necesitaron para su sanidad tratamiento médico quirúrgico y un total de 345 días, de los cuales 21 fueron con pérdida de calidad de vida grave, 257 de pérdida moderada y 67 de pérdida básica. Asimismo, le han quedado secuelas en la rodilla, el muslo y paresia del nervio ciático, precisa la resolución judicial.

Además de reconocer el derecho de la víctima a ser indemnizada por los daños materiales causados en la motocicleta, la compañía aseguradora del conductor condenado también le ha indemnizado con un total de 35.314,78 euros por las lesiones sufridas, así como por las secuelas físicas derivadas del accidente de circulación. El juez impone un año de retirada del carné de conducir al acusado, así como una multa de 1.080 euros como autor de un delito de lesiones por imprudencia grave.