aún hay riesgo, ya que todavía "está vivo"

El incendio a las afueras de Toledo, ya perimetrado, quema 1600 hectáreas

Hay desplazados nueve medios aéreos y trece terrestres, más otros ocho de la UME, que ha trasladado cinco máquinas pesadas, y en torno a 150 personas

09.02.2020 | 17:47
Vista general de la zona afectada por el incendio de Toledo.

TOLEDO. El incendio que se declaró este viernes a las afueras de la ciudad de Toledo ha afectado a alrededor de 1.600 hectáreas y ya se ha perimetrado en una amplia zona, pero "aún hay riesgo, está vivo", ha informado el delegado de la Junta en Toledo, Javier Nicolás.

En el Puesto de Mando Avanzado, instalado en el paraje conocido como Cerro de los Palos, a apenas cinco kilómetros de la capital, Nicolás ha detallado a la prensa que en estos momentos trabajan en la zona efectivos de la Guardia Civil, Policía Nacional, bomberos y la Unidad Militar de Emergencia (UME), que se incorporó anoche, junto a personal del Infocam, de la Junta de Castilla-La Mancha.

En la actualidad, hay desplazados nueve medios aéreos y trece terrestres, más otros ocho de la UME, que ha trasladado cinco máquinas pesadas, y en torno a 150 personas.

"La valoración es que hasta mediodía creemos que el aire estará más calmado que lo estuvo anoche, pero hay que mantener la precaución" porque, ha añadido, "por la zona este el incendio está totalmente perimetrado con las máquinas, pero no la oeste, por la carretera que va a La Puebla de Montalbán, donde es mucho más difícil, por la orografía, el trabajo con maquinaria pesada, y actúan medios aéreos".

En este contexto, ha explicado, que anoche, entre las 22.30 y 23.00 horas, se autorizó el regreso a sus casas de los vecinos de las urbanizaciones directamente afectadas, aunque no dispusieron de luz, y bajo la precaución de que "podía haber rescoldos y que, con el aire, se pudieran reactivar".

Nicolás ha agradecido a los vecinos afectados "su paciencia, porque aguantaron con mucho calor desde las 17.00 horas que se inició el incendio para poder volver a sus domicilios en torno a las 23.00 horas, y por su total colaboración".

En todo caso, ha agregado que las personas de las dos residencias de mayores desalojadas, El Alba y Hogar 2000, de Cáritas, así como una protectora de animales, "es recomendable que no vuelvan hasta que este totalmente controlado", toda vez que están "perfectamente reubicados".

También ha señalado que "el viento racheado y variable es menor que el que se vivió anoche".

El delegado de la Junta ha detallado que el acceso a la carretera CM-4000 está restringido al tráfico, que está controlado por efectivos de la Guardia Civil, que "nos da ya una garantía por si hubiera peligro", pero ya está abierta la de Guadamur, cortada en la tarde del viernes.

Tras negar que se hubiera quemado ninguna casa, y sí setos o paredes que delimitan algunas parcelas, Nicolás ha concluido que "hay que ser cautelosos y mantener la vigilancia" ante el riesgo de alguna tormenta seca que "pudiera aumentar la fuerza del viento".