Prisión provisional por quemar un contenedor y coches en Pamplona

Se trata de un varón de 59 años que se quedó observando cómo ardían los vehículos

09.02.2020 | 21:44
Estado de los vehículos quemados por el detenido, tras la intervención de bomberos.

pamplona - El Juzgado de Guardia decretó ayer prisión provisional para un hombre de 59 años que fue detenido el pasado miércoles, 24 de julio, en Pamplona por provocar el incendio intencionado de un contenedor y tres vehículos, según informó la Policía Municipal en una nota.

En la madrugada del 24 de julio, a las 2.40 horas, la Policía Municipal recibió una llamada alertando de un contenedor ardiendo en la calle Estafeta con la travesía Espoz y Mina. Hasta ese lugar se trasladaron varios vehículos policiales junto con bomberos que extinguieron las llamas. Estando en el lugar en el que había ardido el contenedor, el cuerpo local recibió una nueva llamada advirtiendo de que en la cuesta de Labrit con la calle San Agustín había varios vehículos en llamas. Personados en el lugar, los agentes observaron que eran tres los turismos que se estaban quemando. De nuevo los efectivos de bomberos se encargaron de controlar el fuego y apagarlo.

Mientras se estaban realizando las labores de extinción del fuego, los policías municipales peinaron la zona y encontraron en las escaleras del paseo de Hemingway a una persona sentada mirando cómo ardían los vehículos y que coincidía con la descripción dada del posible autor de los hechos. El hombre fue detenido y ayer pasó a disposición judicial, decretando el Juzgado de Guardia prisión provisional.

siete incendios En los últimos dos días se han registrado un total de siete incendios en distintos puntos de la Comunidad Foral. Cabe destacar que con la llegada de la ola de calor a Navarra a principios de semana, se decretó el riesgo extremo por incendios en todo el territorio. No obstante, ningún fuego ha revestido gravedad.

Uno de los más aparatosos ocurrió en la madrugada del jueves al viernes al arder los condensadores de la estación eléctrica en la fábrica de Arcelor-Mittal, en Lesaka. Bomberos de Oronoz apagaron las llamas con CO2. Lo mismo ocurrió en una fábrica de harina de Campanas, en la que prendió la batería de los condensadores, sin que se tuviesen que lamentar grandes daños.

Por otra parte, el jueves por la tarde bomberos de Sangüesa apagaron un incendio de un coche a la entrada de Viscofan, en Cáseda, que se propagó ligeramente por una cuneta. También en Obanos se tuvo que intervenir en un fuego decretado en una parcela de cereal sin cosechar, y en Rada, en un pequeño incendio agrícola.

Además, en Beriáin también ardió el cementerio de la localidad, un fuego que fue extinguido por los bomberos del Parque de Cordovilla. El último incendio se decretó en el interior de un camión de basura cuando efectuaba su recogida en el polígono industrial de Egüés. El conductor pudo vaciar el camión antes de que ardiese. - D.N.