ÚLTIMA HORA
Sánchez hará una declaración institucional sobre la pandemia a las 13.00 horas

El Papa pide actuar para evitar tragedias en el Mediterráneo

En el último naufragio 150 migrantes perdieron la vida en Libia y Salvini mantiene retenidos a un centenar

09.02.2020 | 21:58

ciudad del vaticano - El papa Francisco recordó ayer el último naufragio en el Mediterráneo central en el que se cree murieron cerca 150 migrantes e instó a la comunidad internacional a que actúe para evitar tragedias similares.

"He recibido con dolor la noticia del dramático naufragio de hace unos días en aguas del Mediterráneo, en el que perdieron la vida decenas de migrantes, entre ellos mujeres y niños", dijo Francisco. Y renovó su llamamiento "para que la comunidad internacional actué con rapidez y decisión para evitar que se repitan tragedias similares y garantizar la seguridad y dignidad de todos".

La Agencia de la ONU para los Refugiados (ACNUR) afirmó que algunos de los supervivientes del hundimiento de una barca de manera frente a Libia aseguraron que habían desaparecido entre las aguas al menos 150 personas, en lo que es la mayor tragedia ocurrido en el Mediterráneo desde mayo de 2017.

El accidente se produjo a unos nueve kilómetros de la costa de Libia, cuando la embarcación de madera en la que viajaban entre 250 y 300 migrantes, en su mayoría procedentes de Eritrea y Sudán, comenzó a tener problemas en el motor y comenzó a hundirse.

carencia de operativos En ese momento, no había barcos de ningún operativo europeo y tampoco de las oenegés, ya que algunas han visto como la Justicia italiana se ha incautado de sus barcos. La única nave operativa en este momento es la Ocean Viking de SOS Mediterranée y Médicos sin Fronteras, pero aún no ha llegado a la zona, y el barco de Open Arms está atracado en Sicilia.

En contraposición al papa argentino Matteo Salvini prohibió el viernes el desembarco a 135 inmigrantes rescatados en el Mediterráneo, que permanecerán en un barco de la guardia costera italiana hasta que se llegue a un acuerdo en Europa para su reparto. Salvini, que aplica la línea de mano dura contra la migración, anunció personalmente que "no dará autorización" para el desembarco hasta que Europa no se comprometa concretamente a recibir a todos los migrantes a bordo. - Efe