La mayor avenida registrada en los últimos 29 años

El informe del Servicio de Economía Circular y Agua resalta lo excepcional de las precipitaciones y de la riada

09.02.2020 | 22:27
Tramo de la carretera N-121 entre Pueyo y Tafalla completamente destruido por la riada.

Pamplona - Polémicas aparte sobre gestión de cauces, lo cierto es que las dimensiones de la tormenta registrada del 8 de julio y las posteriores subidas de los caudales de los ríos de la zona fue excepcional. Como muestra, el Cidacos alcanzó en Olite una altura de 5,15 metros, la mayor avenida registrada en los últimos 29 años. Guetadar, con 25 mm en 10 minutos, sufrió el mayor chaparrón. Según el informe elaborado por el Servicio de Economía Circular y Agua del Departamento, las precipitaciones registradas el pasado 8 de julio en las estaciones meteorológicas fueron extraordinarias en Olite, Tafalla, Barásoain, Lerga, Guetadar, Monreal y Olóriz, donde ese día se acumularon entre 60 y 170 mm en seis horas. Según los datos de las estaciones automáticas del Gobierno de Navarra, el mayor golpe de precipitación se recibió en Guetadar, con una intensidad máxima de casi 25 mm en 10 minutos. Posteriormente decayó, y 40 minutos más tarde fue en Tafalla donde se produjo el mayor pico de precipitación con 19,4 mm en diez minutos. Para cuando se recibió en Tafalla este golpe de precipitación, el agua que estaba cayendo en la parte alta de la Valdorba (Lerga y Guetadar) ya iba de camino al Cidacos, lo que explicaría la velocidad a la que subió el nivel del río. Analizando el conjunto de estaciones de la zona, queda de manifiesto que el máximo de intensidad de precipitación se centró en Tafalla, así como en las cabeceras del Cidacos (Lerga) y el Barranco de la Bizkaia (Guetadar), mientras que en los alrededores las precipitaciones fueron menos intensas.

el río cidacos, protagonista Este episodio con acumulaciones extraordinarias de precipitación, que sucedió entre las 17 y las 20 horas locales del día 8 en buena parte del tercio centro oriental de Navarra, motivó las importantes crecidas que se produjeron principalmente en los ríos Cemboráin, Benegorri, Sansoáin y Gardaláin así como en el río Cidacos, debido al aumento de caudal de sus afluentes por la margen izquierda. Más al sur, la estación de aforo del río Cidacos en Olite se desbordó y sufrió importantes daños que la dejaron fuera de servicio al día siguiente, 9 de julio, al quedar desconectado el pozo registrador del río. A pesar de ello, mientras estuvo en funcionamiento se pudo registrar la punta de la avenida y su bajada. La punta registrada fue de 5,76 m a las 0:10 h del día 9 de julio, si bien corresponde probablemente al remanso producido por un tapón generado en la barandilla de la estación y el puente, que posteriormente rompió al ceder dichas barandillas. El máximo de altura una vez corregidos los niveles se estima en unos 5,15 metros de altura, un registro que indica claramente que se trata de la mayor avenida de las registradas en la estación de aforo en los 29 años de series de datos hidrológicos completos. - J.I.C.

noticias de noticiasdenavarra