directora de Emakunde

Landaida dice que las violaciones grupales son "una realidad que se estaba dando" y duda del efecto de endurecer penas

Advierte, tras la cancelación del concierto de C.Tangana, de que las administraciones no pueden "ejercer de altavoces" de ciertos mensajes

10.02.2020 | 00:43
Izaskun Landaida, directora general de Emakunde

Advierte de que las administraciones no pueden "ejercer de altavoces" de ciertos mensajes

BILBAO. En una entrevista concedida a Radio Euskadi, recogida por Europa Press, la responsable del Instituto Vasco de la Mujer ha recordado que, según los datos de la Ertzaintza, el número de delitos contra la libertad sexual se ha reducido de 188 casos en el primer semestre de 2018 a los 154 contabilizados en los primeros seis meses de 2019. No obstante, ha remarcado que estas cifras evidencian que "hay que continuar trabajando".

Landaida ha destacado que, en materia de violencia contra la mujer, se ha dado "un salto cualitativo importante" ya que ha pasado de ser una "vulneración de los derechos humanos que se gestionaba hasta hace relativamente poco en el ámbito privado" a considerarse "un problema de orden público de primera magnitud".

En cualquier caso, ha recordado que los casos denunciados son "una parte de la problemática", mientras que otros "permanecen ocultos". Por ello, ha subrayado la importancia de crear las condiciones "idóneas" para que "se denuncien, afloren y se pueda dar la respuesta más adecuada posible".

Landaida ha reivindicado "una implicación, una actitud activa y que todas las personas nos sintamos intepeladas y entendamos esto como un problema de orden social, en el que tenemos que actuar de manera activa", y ha advertido de que se trata de "un problema global, estructural y multidimensional".

De este modo, ha subrayado que, "en el origen de la violencia contra las mujeres, está la desigualdad" y hay que "atajarla de raíz". "Desgraciadamente, mientras vivamos en una sociedad que es desigual en muchos aspectos, vamos a tener que sufrir este tipo de situaciones. Por eso hay que actuar en la raíz de la problemática porque, si no, estaríamos actuando sólo en los efectos, y no en las causas", ha reiterado.

En esta línea, ha apuntado que es preciso actuar en sus "diferentes aristas", desde el ámbito de la educación, de la sensibilización, de la concienciación o de la seguridad. "A día de hoy, todo el mundo es consciente de que solamente abordándolo desde el ámbito de la seguridad no vamos a poder dar una respuesta adecuada a este problema estructural y multidimensional. Pero tenemos que continuar trabajando, siendo muy conscientes de que estamos trabajando en un cambio de valores y esto no se consigue de la noche a la mañana", ha manifestado.

En todo caso ha valorado "los avances", pese a que "todavía hay muchas actitudes diarias en nuestra sociedad que no acompañan a evitar que se produzcan ese tipo de situaciones".

La directora de Emakunde se ha referido también a las denuncias de  agresiones sexuales grupales que se están conociendo y ha indicado, en este sentido, que el caso de 'la Manada' en San Fermín puso sobre la mesa este tipo de agresiones, pero los expertos en criminología apuntan a que "una de cada tres violaciones se cometen por más de un hombre".

Por ello, ha señalado que "era una realidad que se estaba ya dando pero que probablemente no se denunciaba". "El gran eco mediático del caso de Safermines y lo que ha sucedido a su alrededor probablemnte esté posibilitando que se denunein más", ha opinado.

Tras indicar que tampoco "podemos saber a ciencia cierta si hay un efecto imitación porque tampoco podemos olvidar cómo a través de la pornografía este tipo de situaciones suelen ser habituales", ha remarcado "el necesario trabajo que hay que hacer con los hombres".

"Estamos hablando de cambio de valores, de entender que todas las personas somos iguales en derechos y que las relaciones tienen que estar basadas en el respeto, en la autonomía y en la libertad", ha explicado.

Asimismo, preguntada sobre la polémica suscitada por la puesta en libertad de algunos de los sospechosos de la agresión sexual grupal del pasado 1 de agosto en Bilbao y la petición de endurecimiento de penas por estos delitos, ha insistido en que el problema hay que abordarlo desde diferentes ámbitos e "ir a la raíz de la falta de igualdad".

En esta línea, ha mostrado sus "dudas" de que, con el endurecimiento las penas, se vaya a conseguir la eliminación de este tipo de situaciones "si no trabajamos en valores, en interiorizar que las personas somos iguales en derechos y que las relaciones tienen que estar basadas en el respeto, la autonomía y la libertad, y no la sumisión".

En este sentido, ha indicado que hay estudios en Estados Unidos que evidencian que en los estados en que la pena de muerte está vigente el índice de criminalidad es mayor que en los que no existe.

A su entender, "el problema es realmente complejo y hay que abordarlo desde diferentes ámbitos", entre ellos el de la seguridad pero también seguir trabajando en sensibilización y prevención "desde edades tempranas".

Ante acciones de grupos feministas como la desarrollada en Bilbao hace unos días cuando cortaron al tráfico el puente del Ayuntamiento, ha indicado que se lleva "muchos años trabajando desde diferentes ámbitos las agrupaciones feministas, las instituciones y gran parte de la ciudadanía para construir una sociedad más igualitaria en la que la violencia contra las mujeres no tenga espacio, y este es el camino". "Cada cual desde su espacio de decisión tenemos que trabajar para conseguir tolerancia cero hacia este tipo de decisiones", ha pedido.

En cualquier caso, ha señalado que puede "llegar a entender que, puediendo cuestionarse los modos, en la causa la gran mayoría de la sociedad estamos de acuerdo". "Eso puede ser otra manera de decir que estamos hartas y que es necesario que no se baje la guardia y que tenemos que seguir trabajando diariamente para conseguir una sociedad igualitaria, libre de agresiones sexistas", ha opinado.

Sobre las recomendaciones de la Ertzaintza, ha recordado que se habían hecho en años anteriores sin "la repercusión que han tenido". "Creo que hay un grupo de profesionales que está trabajando de manera intensa dentro del ámbito de la seguridad, en la Ertzaintza y las policías municipales, y que su intención en ningún caso era reducir esa capacidad de empoderamiento o de autonomía de las mujeres, o cargar sobre ellas toda la responsabilidad, sino hacer una recomendación es de autodefensa", ha apuntado.

Por último, ha felicitado de que "afortunadamante" no se haya producido la contratación del rapero C.Tangana en Bilbao ante las protestas por sus "letras machistas". Landaida ha indicado que ha sido "un debate para la reflexión" y ha subrayado que la libertad de expresión "no es un derecho absoluto, tiene limitaciones".

"Y con la que está cayendo, más de 1.000 mujeres asesinadas desde 2003, todas las agresiones sexuales de las que tenemos conocimiento diariamente, es una irresponsabilidad crear este tipo de letras que contribuyen a generar un caldo de cultivo que, si no se cuida, alimenta este tipo de actitudes contrarias a la igualdad y de sociedades libres de violencia contra las mujeres". Por ello, a su entender, desde las administraciones no se puede "ejercer de altavoces de este tipo de mensajes". 

noticias de noticiasdenavarra