Salud descarta casos de listeriosis vinculados al brote andaluz en Navarra

En 2018 hubo cinco casos en la Comunidad Foral y en este momento no hay ninguno

10.02.2020 | 01:02
Aurelio Barricarte, responsable de epidemiología del INSPL.

En 2018 hubo cinco casos en la Comunidad Foral y en este momento no se ha registrado ninguno.

pamplona - Navarra no ha detectado ningún caso de listeriosis relacionado con la alerta sanitaria originada en Andalucía y aunque cada año se registra en torno a una media docena de casos, en la actualidad no hay ninguna persona con esta afección. Así lo confirmó ayer el departamento de Salud del Gobierno de Navarra cuyo titular de Epidemiología, Aurelio Barricarte, que precisó que el germen puede estar en cualquier alimento pero que tiene que darse una elevada concentración de esta bacteria para producir la enfermedad. El mismo especialista subrayó que en cualquier caso los grupos con riesgo de contraer la enfermedad son las personas inmunodeprimidas, las personas mayores y las mujeres embarazadas.

En estos tres grupos de personas se encuentran los casos registrados en Navarra en los últimos años. Se trata de entre 11 y 5 casos, según los datos facilitados ayer por el Instituto de Salud Pública y Laboral. En concreto, en 2013 hubo 7 casos; en 2014, otros 10 casos; en 2015 se produjo el pico más elevado de este periodo con 15 personas enfermas; en 2016 hubo 6 enfermos; en 2017, otros 6, y el año pasado un total de cinco pacientes.

grupos de riesgo Precisamente por tener localizados los grupos de riesgo de contraer listeriosis, se les aconseja no comer alimentos tales como embutidos, productos ahumados, patés, etc, pero, insistió Barricarte, "se tiene que producir una alta concentración del microbio". Salud añadió que en Navarra nunca se ha producido un brote de las características del andaluz y que dadas las medidas adoptadas se descarta que, en lo referente al circuito comercial, se puedan producir casos en Navarra. Otra cosa es si alguien ha traído de regalo desde Andalucía algún lote de la carne mechadas distribuida bajo la marca concreta La Mechá, que es la contaminada. La empresa productora de esta carne ha paralizado las ventas y que las partidas contaminadas se comercializaron en Andalucía y algunos puntos de Extremadura y Madrid. Ante esta situación el Ministerio de Sanidad, Consumo y Bienestar Social decretó el 16 de agosto la alerta sanitaria a nivel estatal y activó los diferentes protocolos en contacto con las autonomías. El Departamento de Salud del Gobierno de Navarra y el ministerio lanzan un mensaje de tranquilidad en este sentido al estar el brote muy focalizado geográficamente.

No obstante, en cuanto a la posibilidad de que se dieran futuros casos, las mismas fuentes indicaron que el hecho que no haya ahora ninguno no significa nada ya que, aunque sea una enfermedad muy rara, el periodo de incubación puede ser de hasta 70 días. Si alguna persona ha traído botes contaminados podrían darse casos. La enfermedad, en cualquier caso, no se contagia persona a persona sino que se contrae por alimentos con alto porcentaje del germen, insistieron las mismas fuentes consultadas.

un fallo Aurelio Barricarte añadió que el principal mensaje que hay que trasladar a la ciudadanía es que "las medidas para garantizar la seguridad alimentaria permiten que los alimentos procesados no tengan riesgo, incluso para las personas más susceptibles, salvo que, como en este caso de Andalucía, se produzca un fallo".

La listeriosis es una infección debida a la bacteria Listeria monocytogenes; una zoonosis poco frecuente en humanos, pero muy grave. Tiene poca morbilidad, pero alta mortalidad que en el caso de grupos sensibles puede elevarse al 70%, indican fuentes sanitarias. La contaminación obedece, generalmente, al consumo de alimentos que contienen la bacteria. Entre estos alimentos están la leche cruda, queso hecho con esta leche, carne cruda o mal cocida, verduras crudas, embutidos, patés, quesos frescos o poco curados (camembert, brie...).

LAB EXIGE "RESPONSABILIDAD" LAB reprocha a la nueva consejera de Salud que haya "dejado de lado" a la mayoría sindical y optado por reunirse con una organización que representa solo a una parte de los profesionales (Sindicato Médico) y exige "responsabilidad" y que se vele por todo el personal y la mejora de la calidad asistencial.

Tras cuatro años "de continuismo dirigidos por Domínguez, lo primero que ha hecho su sucesora, Santos Indurain, ha sido reunirse con un sindicato que representa a parte de un colectivo de la plantilla para intentar responder a sus exigencias obviando las deficiencias estructurales existentes", señala en un comunicado, en el que añade que la plantilla asiste "estupefacta" a sus primeras acciones.

"No dudamos de que las presiones corporativistas son muchas y no dudamos tampoco de que la movilización de parte de los facultativos para conseguir que se cumplan algunas de sus reivindicaciones (las económicas sobre todo) suponen para la consejera, médica también, un importante escollo a la hora de iniciar su andadura en la consejería", apunta LAB.

El sindicato asegura que no va permitir que "se vulneren los derechos del conjunto de la plantilla, por ceder a las reivindicaciones de sindicatos corporativistas que velan únicamente por los intereses de una élite minoritaria, un entramado de jefaturas sobredimensionadas que basan sus demandas en cuestiones de índole económico y de liderazgo".

En su opinión, antes de encarar problemas particulares, la consejera tendría que "preocuparse por la falta de estructura en Salud, el único departamento que aún lo tiene pendiente".

En esa línea indica que "debería trabajar en la reorganización del Complejo Hospitalario, para así hacer frente al deterioro de las condiciones laborales que sufren las casi 6.000 personas empleadas en el Complejo Hospitalario de Navarra por culpa de la deriva continuista mantenida en la última legislatura".

Para el sindicato es también "fundamental la reorganización de la Atención Primaria, pero reestructurando plantillas y cargas de trabajo, no tanto parcheándolo con el pago de productividades".

"Hemos sufrido el continuismo en nombres y cargos, un mero cambio de cromos entre los diferentes puestos de gestión", asevera el sindicato que reconoce como "totalmente lícitas" las reivindicaciones de los facultativos, ya que "como el resto del personal sufrieron los recortes de una mal llamada crisis que todavía no han recuperado".

Por todo ello exige al Gobierno de Navarra y a Osasunbidea "un ejercicio de responsabilidad que implique un cambio de nombres y de estructura y que vele por los derechos de todo el personal y la mejora de la calidad asistencial".

EL FOCO DEL BROTE Los resultados preliminares del informe encargado por la empresa sevillana donde se originó el brote de listeriosis que ha afectado a casi dos centenares de personas, apuntan a que uno de los focos de la contaminación se encontraba en dos mechadoras, utensilios que se utilizan para mechar la carne.

Así lo han confirmado fuentes del Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias Sanitarias (Ccaes) del Ministerio de Sanidad, que han incidido en que se trata de un resultado preliminar del informe y que ahora los inspectores de la Junta de Andalucía tendrán que valorar y verificar en paralelo estos datos en sus estudios, en los que se examinarán otros elementos de la fabrica donde se pudo originar la infección.

Las comunidades han notificado hasta el momento al Ministerio de Sanidad 168 casos confirmados -la mayoría en Andalucía (161)- por el brote de listeriosis originado por la carne mechada de la marca La Mechá, que elabora la empresa Magrudis SL, con sede en Sevilla.

De acuerdo a la información oficial recogida por el CCaes, y aportada por Andalucía, se han confirmado 161 casos relacionados con el brote, 131 de ellos en Sevilla.

noticias de noticiasdenavarra