El Gobierno de Navarra ofrece a las víctimas de abusos sexuales ejercer de mediación ante la Iglesia

Chivite destaca la valentía de las víctimas y pretende abordar el problema desde la prevención (con programas como Skolae), la atención a las víctimas y la sensibilización social
Buil (Podemos) espera la implicación de los grupos

10.02.2020 | 03:02
Víctimas de abusos sexuales en centros religiosos de Navarra, en una foto reciente.

pamplona - La presidenta del Gobierno de Navarra, María Chivite, mostró durante el día de ayer en el pleno del Parlamento foral, el compromiso del Ejecutivo con las víctimas de abusos sexuales en colegios religiosos, asunto que viene denunciando este periódico con más de una veintena de testimonios de siete centros desde marzo. Tras poner en valor "la valentía de estas víctimas" para denunciar públicamente lo sucedido, Chivite comentó que el Gobierno "es y será sensible con cuestiones como ésta". En respuesta a una pregunta parlamentaria de Podemos, la presidenta explicó que el Ejecutivo dará una triple respuesta a este problema: la preventiva, a través de la educación afectivo sexual de programas como Skolae, la atención a las víctimas y la sensibilización social.

Chivite hizo especial hincapié en la necesidad de la reparación del daño sufrido y en acompañar a las víctimas "en el camino que quieran seguir, ya sea el de la Justicia, promoviendo un encuentro con la Iglesia u otros que quieran emprender".

Hasta el momento, este periódico ha podido recopilar denuncias, muchas de ellas policiales, de abusos realizados entre los años 1958 y 1983 a alumnos que tenían entonces entre 8 y 17 años en los colegios de El Puy de Estella, Padres Reparadores de Puente la Reina, Jesuitas, Maristas, Salesianos y Ursulinas de Pamplona y Jesuitas de Tudela. Salvo en uno de los casos, en el que el denunciado sigue vivo en Burgos tras haber sido denunciado por múltiples víctimas en Maristas entre 1964 y 1969, el resto de religiosos implicados han fallecido. Todas las denuncias judiciales se han archivado.

El portavoz de Podemos, Mikel Buil, apuntó que la sociedad ha considerado el abuso sexual como "un delito menor", pero ahora "los tiempos están cambiando" y las denuncias de las víctimas permiten conocer la dimensión del problema. En Navarra, afirmó, la mayor tasa de abuso sexual infantil se da en el seno de la familia, lo que eleva el "grado de invisibilización e injusticia" de las víctimas. Buil destacó que "veinte valientes víctimas en Navarra han dado un paso adelante y han denunciado abusos en seis colegios de nuestra comunidad" y ha pedido la implicación de todos los grupos políticos en esta materia para que "sean portavoces de una sociedad que dice basta ya". El portavoz de Podemos censuró la "enorme complicidad social" que han tenido los abusadores en el pasado y la "enorme impunidad con la que estos depredadores han actuado" al amparo del Concordato con la Iglesia.

sesiones en el Parlamento En cuanto a las sesiones de trabajo, que serán dos y se propondrán en la Cámara para abordar este asunto, la formación morada adelantó que pretende mantenerlas con la Asociación Abusos Iglesia Navarra, integrada por víctimas que contarán sus experiencias y darán a conocer sus reivindicaciones. "Somos conscientes de que la vía de la justicia está cerrada para muchos de estos casos pero vamos a hacer todo lo posible por llegar a la verdad y a la máxima reparación de los supervivientes de estos abusos", aseguró Buil, que ve a la sociedad "preparada para valorar con la gravedad que merece el abuso sexual en todos los ámbitos" y reclama protocolos de actuación y protección para que los menores de ahora no vivan estas situaciones.