Barkos lamenta que la sentencia del TSJN "empobrece a Navarra"

Advierte que el fallo "deja una situación anómala en Navarra, donde en una oposición puede puntuar como mérito el inglés, el francés o alemán, pero no el euskera"

10.02.2020 | 05:12
La parlamentaria de Geroa Bai y expresidenta del Gobierno de Navarra Uxue Barkos.

PAMPLONA. La portavoz parlamentaria de Geroa Bai, Uxue Barkos, ha afirmado que no comparte "en absoluto" la sentencia del Tribunal Superior de Justicia de Navarra (TSJN) que anula la valoración del euskera como mérito para cualquier puesto en las zonas mixta y no vascófona y ha considerado que asumir este fallo judicial "empobrece" a la Comunidad foral.

Barkos ha afirmado, en declaraciones a los medios de comunicación, que es "evidente" que la sentencia "no nos puede satisfacer" y ha señalado que "desde el respeto" no comparten "en absoluto" una "lectura restrictiva de lo que la ley marca en estos momentos".

Según ha expuesto, el fallo judicial "deja una situación anómala en Navarra, donde en un concurso oposición pueden puntuar como mérito el conocimiento del inglés, del francés o del alemán, que lo consideramos positivo, pero no puede puntuar como mérito el conocimiento del euskera".

En opinión de la portavoz de Geroa Bai, "a todas luces, más allá de determinadas polémicas estériles, interesadas y partidarias que se han vivido en estos años pasados, lo cierto es que el asumir directamente esta sentencia evidentemente empobrece a Navarra".

Y ha insistido en "la falta de coherencia y sentido" que, a su juicio, tiene que "en cualquier zona de Navarra, no siendo exigencia el conocimiento del euskera, puedan puntuar el inglés, el francés o el alemán". "Es de todo punto irracional", ha sostenido.

Preguntada por si considera que se debería modificar la ley del Euskera, como defiende EH Bildu, Barkos ha manifestado que esta norma "no marca ni mucho menos necesariamente la interpretación que la sentencia hace" y ha remarcado, además, que los cambios en esta ley "han de producirse con una mayoría parlamentaria".

En este sentido, ha subrayado que, "no ya esta legislatura, sino que en la pasada legislatura no existía esa mayoría parlamentaria que nos hubiera permitido cambiarla". "Yo no sé, y quiero creer que sí, si a la luz de esta sentencia puede haber una reflexión política que nos lleve a la necesidad de que, siempre en el respeto de la igualdad de oportunidades a la ciudadanía, el euskera sea lengua propia, no oficial, en todo el territorio", ha apuntado.

Según ha dicho la representante de Geroa Bai, se "teme" que "con la lectura de esta sentencia lo que se está cuestionando es si el euskera es lengua propia de Navarra en todo el territorio navarro".

COMUNICADO DE GEROA BAI Geroa Bai considera una "mala noticia" la sentencia y lamenta que en ella se sostenga "que el conocimiento de cualquier lengua extranjera tiene más valor que el conocimiento de una lengua propia de Navarra como es el euskera".

La coalición señala en un comunicado que la sentencia puede generar la paradoja de que el euskera no se valore en los concursos de méritos porque defiende que discrimina a quien no sabe euskera, pero que sí se valore el conocimiento de lenguas extranjeras como inglés, francés, italiano o alemán.

Tras afirmar que la respeta, pero que no puede compartirla, considera que es "una mala noticia para la sociedad navarra", para añadir a continuación que "más allá de polémicas interesadas o partidistas que se han vivido estos años en torno al euskera, esta sentencia empobrece a la Comunidad Foral".

A su entender, el TSJN hace "una interpretación muy restrictiva de la ley, al primar el acceso a la función pública sobre el servicio ciudadano de la administración".

Al respecto opina que "flaco favor hace a la convivencia en Navarra porque trata el euskera como una lengua ajena, e ignora los derechos lingüísticos de las personas euskaldunes en términos que serían inimaginables en otras lenguas".

Además apunta que el TSJN interpreta la ley como "una barrera lingüística, y no como un reconocimiento de derechos, e interpreta además la zonificación como herramienta para entorpecer el cumplimiento de los deberes lingüísticos que la Ley Foral del Euskera impone a la Administración".

A Geroa Bai le llama la atención que en ella no se haga mención alguna a que el Decreto Foral 55/2009 ya estableció que el euskera se valoraría como mérito en todos los baremos de puestos de trabajo en los que el euskera no fuera requisito, e indica que "no queda clara la repercusión de la anulación de los artículos para valorar el euskera en zona mixta, no vascófona y servicios centrales, es decir, si la sentencia conlleva que no se puede valorar el euskera en la zona mixta".

Eso, según la coalición, sería contrario al artículo 17.b. de la Ley Foral del Euskera, que reconoce que en la zona mixta la administración podrá valorar como mérito el conocimiento del euskera en las convocatorias de acceso a las plazas en las que no sea requisito.

La coalición confía en que dicha sentencia lleve a las formaciones políticas a una reflexión en torno a "la necesidad de que, siempre en el respeto a la igualdad de oportunidades, el euskera sea una lengua propia, no oficial, en todo el territorio, ya que para la coalición la sentencia lo que cuestiona es que el euskera sea lengua propia de Navarra".

Por último, solicita al Gobierno de Navarra que estudie la posibilidad de interponer un recurso de casación ante esta sentencia, con el objetivo de garantizar los derechos lingüísticos de toda la ciudadanía de Navarra, con independencia de la zona en la que vivan.