mejorar la situación de estos profesionales

Salud plantea propuestas para buscar una salida al conflicto de los médicos

10.02.2020 | 11:13
Santos Induráin, consejera de Salud

Pamplona. El departamento de Salud ha presentado al Sindicato Médico, en una reunión mantenida este martes, un bloque de medidas para mejorar la situación de estos profesionales sanitarios y dar una salida al conflicto existente.

Se trata, según informa el Gobierno, de una propuesta de medidas concretas en dos tiempos, que afectan tanto a Primaria como a atención hospitalaria, dirigidas a reducir la sobrecarga de trabajo y mejorar la situación y condiciones del personal médico, de cara a reforzar el servicio y la atención al paciente en un contexto también de déficit general de facultativos.

Entre las propuestas destaca una priorización de los puestos de médicos en las OPEs, garantizar contratos al 100 % y con contratos de al menos un año; revisar la resolución de productividad vigente y facilitar exenciones de guardias en mayores de 55 años.

Asimismo se propone remunerar las tutorías con los MIR (a los que se les ofrecerá una estabilidad para fidelizarlos), analizar un mapa con plazas de difícil cobertura incentivadas, fijar los cupos máximos de TIS en Primaria, aumentar el tiempo de atención al paciente con un mínimo de 10 minutos (y tendentes a 12 minutos) y una reorganización de la gestión de las agendas con mayor autonomía clínica.

Según señalan, Salud ha compartido con el sindicato la necesidad de alcanzar un acuerdo "posible e imprescindible" afrontando compromisos de aquí a fin de año que dependen de sus competencias y abordar otros más estructurales en el siguiente semestre.

El primer avance de un estudio comparativo que está llevando a cabo Osasunbidea sobre las retribuciones del personal médico, apunta que "procede dar pasos en esta legislatura y tender a situarlas en un nivel más acorde con el contexto socioeconómico de la comunidad y los parámetros de otras autonomías u otros sectores sociosanitarios".

Al mismo tiempo se considera posible implementar algunos cambios para fidelizar y atraer personal facultativo y retener talento.

Por otro lado, en el ámbito de la organización del sistema, aunque los últimos informes estatales sitúan al sistema sanitario público de Navarra a la cabeza, se constata que "hay margen para articular una serie de medidas que palíen la sobrecarga de trabajo de algunos sectores y se logre una mayor eficacia y eficiencia".

En esa línea, Salud trabaja en valorar las fórmulas concretas, los cauces normativos y el impacto presupuestario de esta oferta.

En ese encuentro se han expuesto compromisos concretos que se suman a otras medidas ya en curso como es la aplicación del Grado que en el sector sanitario supondrá una importante aportación de ingresos para médicos interinos.

En primer lugar, con el doble objetivo de estabilizar el empleo y mejorar su calidad, se prevé incluir el 100 % de las plazas de especialidades médicas que pueden salir a OPE, consolidar las estructurales y lograr que las sustituciones que surjan sean al 100 % de jornada y por un tiempo mínimo de un año.

Se ofertarán a los MIR un contrato de al menos un año (extensible a 3) y se incentivará económicamente a sus tutores, una medida novedosa a nivel estatal.

Además de promover un cambio legal a nivel foral para que voluntariamente los médicos puedan retrasar su jubilación efectiva hasta los 70 años se van a favorecer la exención de guardias a partir de los 55 años con una vía alternativa de actividad extraordinaria en otros horarios para que no se resienta su nivel retributivo. Las "microguardias" en Primaria quedaría para una segunda fase de negociación.

En el ámbito económico, se propone primar las guardias en los días especiales (24, 25 y 31 de diciembre y 1 de enero) y para una segunda fase, se planteará la posibilidad introducir en la agenda Consejo Interterritorial del Sistema Nacional el tema de avances en material salarial de los profesionales sanitarios en general y de los médicos en particular.

Entre otras medidas se plantea que en Atención Primaria (donde se va a incrementar la plantilla en 25 médicos de familia y 5 pediatras antes de tres años) se garantizará que cada médico dedique al menos 10 minutos a cada consulta con la finalidad de tender al final de legislatura a 12 minutos.

En esa línea el compromiso es que ningún facultativo se vea obligado a atender a más de 1.500 Tarjetas Sanitarias estandarizadas por médico de familia ni 1.000 en el caso de pediatras, sector en el que se plantea la creación de una figura de coordinación a nivel de toda Navarra.

Otras medidas están relacionadas con la conciliación laboral y familiar, la definición de las plazas y zonas de "difícil cobertura" y el fomento la participación de los profesionales se garantizará su presencia en todas las comisiones y otros grupos de trabajo para avanzar en la gestión clínica de los procesos.