La nieve vuelve a visitar tímidamente Navarra

El descenso de la cota dejó nevadas en los puntos montañosos más altos de la Comunidad Foral, sin causar apenas incidencias

20.01.2020 | 06:19
Además de la nieve, el frío extremo, que registró una sensación térmica de -12 grados, fue ayer el protagonista en San Miguel de Aralar.
La nieve vuelve a visitar tímidamente Navarra

pamplona - Por mucho que las predicciones anunciaran que la cota de nieve descendería hasta los 400 metros de altitud, el día de ayer solo se tiñeron de blanco las áreas de montaña de Navarra con altitudes importantes, en cualquier caso con espesores discretos incluso en zonas pirenaicas donde cayeron unos 15 centímetros.



En concreto, las máquinas quitanieves trabajaron sin descanso desde la madrugada del domingo para mantener abierta la carretera que da acceso a Belagua, que se mantuvo en buenas condiciones para la circulación de los vehículos a pesar de que la ventisca emblanqueciera la vía en algunos tramos. Sin embargo las cadenas fueron necesarias en la NA-137 que une Burgui con Francia, a la altura de la venta de Juan Pito, una vía en la que algún que otro turismo y hasta una caravana pecaron de confiados y se quedaron atrapados en la nieve en los puntos más altos del puerto por hacer caso omiso a las indicaciones del uso de cadenas.

Así, en el Pirineo los vehículos pudieron circular hasta El Ferial, que se mantuvo abierto para el turismo, pero no las pistas de esquí. De igual forma las pistas de Abodi no pudieron abrir por la escasez de nieve, que llegó a acumularse hasta los 15 centímetros, que no fueron suficientes para los esquís. Por la noche, según la web de carreteras del Gobierno de Navarra, el puerto de Belagua se encontraba cerrado a la altura del kilómetro 47.

Por otra parte, la sierra de Aralar también fue testigo de precipitaciones en forma de nieve que, a pesar de ser escasa, alcanzó para que familias descendieran unos pocos metros montados en sus trineos. Sin embargo, el protagonista de la jornada de ayer fue el intenso frío que alcanzó hasta la sensación térmica de -16 en Arangoiti (1.353 metros), -15 grados en Aralar (1.344 metros), y -13 grados en Gorramendi (1.071 metros).

Además, a las temperaturas negativas se sumó también el fuerte viento que registró rachas de hasta 119,4 km/h en Ujué, 98,9 km/h en la sierra del Perdón, y 96,2 km/h en la estación de Carrascal. En consecuencia, las fuertes rachas obligaron a cortar al tráfico la AP-68, a la altura de Corella en sentido a Logroño, por un árbol caído que cortaba el paso como resultado del viento, así como la carretera de Miluze, entre la bajada al polígono de Landaben y el cementerio de Pamplona, por el riesgo de caída de ramas.

Mañana se espera una nueva bajada importante de la cota de nieve, pero habrá que ver si se va concretando en las próximas horas ya que la predicción de los modelos meteorológicos está haciendo oscilar dicha cota. En principio, Aemet anuncia que nevará por encima de 200-400 metros, y de 600-900 en Pirineos, quedando circunscritas al suroeste por la tarde por encima de los 1200-1400 metros.

noticias de noticiasdenavarra