China dobla la guardia ante el traslado de millones de personas tras el Año Nuevo

Las medidas de seguridad se refuerzan en todo el país y ya son 305 las víctimas mortales por el virus

03.02.2020 | 06:16

Shanghái - Millones de chinos vuelven hoy a sus puestos de trabajo tras el final de las vacaciones de fin de año, una situación que ha puesto al Gobierno en guardia máxima por el coronavirus que se ha cobrado ya la vida de 305 personas y ha infectado a otras 14.637. El número de personas que han superado la enfermedad asciende a 443.

Ayer las medidas de control en estaciones de tren, aeropuertos y carreteras de acceso a las grandes ciudades se multiplicaron ante la avalancha de gente que está volviendo a sus casas después de vacaciones.

Para tratar de contener la propagación del virus, el Gobierno chino decidió la semana pasada extender las vacaciones hasta el día 2, en lugar de hasta el 30 de enero, aunque los centros escolares de todo el país permanecerán cerrados hasta nuevo aviso.

En algunas ciudades como Shanghái, sede de centenares de multinacionales, las vacaciones se han extendido hasta el próximo día 9, mientras que toda la provincia de Hubei (centro-este del país), epicentro del foco, continúa parada.

La ciudad de Huanggang, también en Hubei, está siendo otra de las más afectadas y las autoridades estiman que los muertos subirán mucho en los próximos días ya que mucha gente regresó de Wuhan antes de que la ciudad fuera puesta en cuarentena. Un cierre que luego se amplió a otros municipios de Hubei y que en el propio Huanggang es total.

Las autoridades sanitarias chinas no solo están ejerciendo un control de los ciudadanos, a quienes recomiendan salir lo menos posible de casa, sino que ayer también se publicó un protocolo de actuación con los muertos por la enfermedad. Estos no podrán ser enterrados donde quieran sus familiares ni tampoco tener una ceremonia de despedida sino que deberán ser incinerados en una funeraria designada y cerca de donde están.

Hasta ahora todos los fallecidos se habían producido en China, donde están también el 99% de las personas infectadas, pero ayer se confirmó que un hombre de nacionalidad china falleció el sábado en Filipinas.

Todo ello mientras expertos e investigadores desvelan algunos descubrimientos sobre la enfermedad, como el hecho de que podría propagarse a través del sistema digestivo. Así lo cree un grupo de investigadores chinos del Hospital Renmin de la Universidad de Wuhan y del Instituto de Virología Wuhan, que encontraron ácidos nucleicos virales en las heces y los hisopos rectales de los pacientes. - Efe